jueves, 22 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

E-Rod: “No era nada contra los Dodgers”

El lanzador venezolano Eduardo Rodríguez explicó porque vetó su canja de Detroit a Los Ángeles. “Yo estoy con esta organización y firmé aquí para quedarme por mucho tiempo.”, dijo el criollo.

Pittsburgh.- Quizás algún día, el canje de Eduardo Rodríguez sea visto en el mismo grupo de la extensión del puertorriqueño Juan “Igor” González o de la firma de Carl Pavano, maniobras que los fanáticos de los Tigres pueden agradecer por nunca suceder. O quizás siempre nos preguntemos cuáles prospectos de los Dodgers habrían ayudado a Detroit a repuntar–de haberse consumado el traspaso.

La manera en que el zurdo venezolano se desempeñe por los próximos dos meses, y lo que suceda al final de la temporada, tendrá mucho que ver con cómo su potencial canje sea recordado en la historia. Sin embargo, ver a Rodríguez trabajar ante la alineación de los Piratas la tarde del miércoles a lo largo de 6.0 entradas en la victoria por 6-3 de Detroit para dividir la serie en el PNC Park no dio señales de cualquier drama relacionado con el día anterior.

“Lo que sucede fuera del terreno, no lo puedo controlar”, dijo Rodríguez. “Lo único que puedo controlar es subirme al montículo y lanzar, y yo siempre me preparo para mi apertura. Siempre trato de prepararme de la mejor manera en mis bullpens, prácticas, en todo; sólo trato de mantenerme en forma para poder subir a la lomita y hacer mi trabajo”.

Rodríguez hizo lo que ha venido haciendo durante la mayor parte de la campaña: Limitar el daño de la ofensiva rival y darle a Detroit una oportunidad de ganar.

“Eduardo fue bien consistente con su personalidad, su enfoque, su comunicación diaria conmigo y [con el coach de pitcheo Chris Fetter] en lo que a su preparación para su apertura se refiere”, declaró el piloto de los Tigres, A.J. Hinch, quien originalmente tenía a Rodríguez en turno para abrir el martes, antes de retrasar su salida un día la semana pasada.

Rodríguez se preparó para su apertura todo el tiempo que estuvo ponderando un potencial traspaso a los Dodgers, incluso durante su rutina previa en plena Fecha Límite de Cambios. Todo el tiempo, Alex Faedo estuvo a la espera, listo para subir a la lomita en reemplazo si el canje se consumaba.

Al final, Rodríguez se quedará en Detroit, al menos por el resto de esta campaña. Al explicar su decisión, el venezolano habló como alguien que está preparado para quedarse por más tiempo que eso.

“Si tuviera una bola mágica y pudiera adivinar el futuro, probablemente te lo diría inmediatamente. Pero por ahora, estoy aquí”, expresó. “Yo estoy con esta organización y firmé aquí para quedarme por mucho tiempo. Me siento feliz con todo. Mi familia está feliz en Detroit. Me siento a gusto con el equipo y con la organización, así que me encantaría quedarme aquí”.

Técnicamente, Rodríguez está firmado hasta el final del 2026. Su estado de incertidumbre se deriva de una cláusula para salirse de su contrato, la cual podrá ejercer al final de la temporada. Eso, aunado a una cláusula limitada que le permite vetar un cambio a 10 equipos, le pone restricciones a su mercado.

“Siempre existió el diálogo”, indicó Rodríguez acerca de su comunicación con los Tigres y el presidente de operaciones de béisbol del club, Scott Harris.

“Hablamos de un par de equipos y al final, mi decisión fue quedarme aquí, que creo es lo mejor para mí, para mi familia y para mi futuro. Todos tuvieron una buena actitud conmigo al respecto. Hablaron conmigo y yo hablé con ellos”.

Rodríguez no especificó por qué decidió no aprobar su pase a Los Ángeles, pero sí dijo que no se sintió cómodo con los detalles.

“No tengo nada en contra de los Dodgers ni en contra de la Costa Oeste”, aseguró. “Tiene que ver con los detalles para ir ahí y dónde se encuentra mi familia. Mi futuro es donde ellos estén felices y yo esté feliz, y por eso decidí quedarme aquí. No tiene nada que ver con los Dodgers”.

El agente de Rodríguez, Gene Mato, emitió una declaración la noche del miércoles con relación a la decisión de su cliente de bloquear un cambio a los Dodgers:

“Negocié una cláusula que le permite vetar un cambio por una razón. Con todo el dinero, glamur y fama que conlleva ser un jugador profesional, también existe un lado personal. Las familias de muchos jugadores sufren mucha inestabilidad en sus vidas, especialmente cuando el jugador es canjeado. Y eso lo tomo en serio.

“Eduardo es uno de los mejores abridores zurdos del béisbol, pero también es un ser humano que busca estabilidad para su familia. Ellos se sienten cómodos viviendo en el área de Detroit y se han adaptado bien.

“En lo que concierne a los Dodgers, una vez que recibí permiso para hablar con el equipo y tratar de negociar un potencial cambio, hicimos lo mejor para que éste se diera y que todas las partes quedaran satisfechas con el resultado. Desafortunadamente, el tiempo se nos acabó”.

El hecho de que Rodríguez siempre se preparó para subir a la lomita para un equipo que estaba en pláticas para cambiarlo dice mucho del venezolano y de su enfoque. Eso ayudó a calmar un clubhouse que estaba pasando por lo que Zack Short llamó “un día largo y extraño”.

“Ha hecho esto durante toda su carrera”, comentó Short sobre Rodríguez. “Es alguien en quien podemos apoyarnos”.

Ese sentimiento parece ser mutuo.

“Aprecio bastante a estos muchachos aquí, y siento que ellos también me quieren a mí”, manifestó Rodríguez. “Me siento bien feliz de permanecer aquí, de seguir en esta organización y de poder ayudar a todos los jóvenes y subirse a la lomita cada cinco días. Sé que tenemos un gran equipo y nuestro futuro es brillante con todos estos jugadores jóvenes. Quiero ser parte de ese futuro, y por eso también decidí quedarme aquí”.mlb.com