martes, 5 marzo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Dos campeones en busca del boleto a semis

Sevilla y Manchester United, dos campeones de Europa, se miden éste jueves por el boleto a las semifinales de la Liga de Europa en una serie que se encuentra empatada.

Sevilla.- El Sevilla y el Manchester United, dos campeones de la Liga Europa, se ven las caras este jueves en un duelo decisivo, la vuelta de los cuartos de final de la segunda competición europea, en busca de acercarse a un nuevo sueño para ganar un billete a las semifinales en una eliminatoria igualada tras el 2-2 de la ida.

El Sevilla afronta su torneo fetiche, en el que es el ‘rey’ como hexacampeón de la Copa de la UEFA/Liga Europa (2006, 2007, 2014, 2015, 2016 y 2020), como el partido más ilusionante de una mala temporada, en la que, aunque ya más tranquilo, sigue en la lucha por evitar el descenso (a 8 puntos), pero también con la prudencia que exige un ‘gigante’ tan laureado en Inglaterra, en el mundo y en Europa como el United -ganó la Copa de Europa/Champions en 1968, 1999 y 2008, y la Europa League en 2017-.

Los sevillistas se aferran a la ‘magia’ de la que considera como su competición y también al apoyo de un Sánchez-Pizjuán que será una caldera, una auténtica olla a presión para volver a soñar y redimirse de su nefasta campaña, aunque desconfían del histórico y potente equipo de Old Trafford y de sus posibles bajas y jugadores ‘tocados’.

Será el quinto partido del conjunto del barrio de Nervión con el veterano José Luis Mendilibar en su banquillo, quien, desde su llegada hace apenas un mes, ha logrado dos triunfos seguidos a domicilio en Liga (Cádiz y Valencia), algo que no ocurría desde hace quince meses, y sendos empates a dos goles: en casa contra el Celta y el de hace una semana en Mánchester.

El entrenador vasco ha mejorado a un equipo que estaba alicaído, perdido y al que le costaba asimilar las ideas de su antiguo técnico, el argentino Jorge Sampaoli, al haber conectado con una plantilla que ha entendido sus planteamientos: un fútbol directo, efectivo, sin tantos artificios, de mirar con el balón hacia arriba y no asumir riesgos innecesarios atrás.

Esta filosofía, unida a la motivación y la ambición de los jugadores sevillistas ante esta oportunidad de reivindicarse en su competición favorita, junto con el aliento de su fiel hinchada, podría ser clave para encarar una cita tan complicada como sería dar la campanada de doblegar a todo un Manchester United y, a partir de ahí, alimentar nuevos sueños.

Para ello, Mendilibar, una vez superada la plaga de lesiones que ha afectado al Sevilla en las dos últimas campañas, tiene a toda su gente disponible, salvo el medio Joan Jordán, lesionado; el lateral argentino Gonzalo Montiel, sancionado; y los dos no inscritos en Europa, el centrocampista senegalés Pape Gueye y el extremo mexicano Jesús ‘Tecatito’ Corona.

El Sevilla irá con todo a este duelo crucial, vital tanto para su presente, porque daría continuidad a su buena dinámica, y quizás también para su futuro, pues supondría reengancharse a una temporada que hasta hoy ha sido decepcionante, impropia de un equipo que ganó la Liga Europa en Colonia en 2020 -en ella eliminó al United en semifinales- y que se clasificó en las tres últimas para la Liga de Campeones.

Con un once probable con más teóricos titulares de los que salieron en Old Trafford, cuando aún miraba de reojo a la lucha en LaLiga, el marroquí Bono volvería a la portería, con Jesús Navas, el francés Badé, el brasileño Marcao y el argentino Acuña atrás; el serbio Gudelj junto al brasileño Fernando como mediocentros; un tridente ofensivo con Suso y el argentino Ocampos, ambos en buena forma, con el croata Rakitic en el medio; y el marroquí En-Nesyri en punta.

Mientras, el United perdió la oportunidad de sentenciar la eliminatoria en casa y ahora en el Sánchez-Pizjuán se enfrenta a una trampa multiplicada por las lesiones. Su técnico, el neerlandés Erik Ten Hag, no podrá contar con ninguno de sus centrales titulares; Lisandro Martínez se rompió el metatarso y a Rapahel Varane le quedan varias semanas de baja.

Por ello, tendrá que confiar en Victor Lindelof y el desafortunado Harry Maguire, que se marcó en propia meta el 2-2 de la ida. Además, se le suman las dudas del escocés Scott McTominay, el inglés Luke Shaw, el austriaco Marcel Sabitzer -autor de los dos goles en Old Trafford- y, sobre todo, el inglés Marcus Rashford.

Su máximo goleador se ha perdido los últimos dos partidos, pero podría tener minutos el jueves si el equipo lo necesita. El que seguro no estará es el luso Bruno Fernandes, que cumple ciclo de amarillas.

Su baja la cubrirá Fred, que estará escoltado por el mejor centro del campo que puede tener el United, el que conforman Casemiro y Christian Eriksen, que ya lleva tres partidos seguidos con minutos tras superar una lesión de tobillo.

En las manos de Ten Hag estará arriesgar de inicio con Rashford o jugar en punta con el exsevillista Anthony Martial, que ha vuelto a la rotación del United con éxito. El brasileño Antony, autor de un gol este fin de semana contra el Nottingham Forest, y Jadon Sancho estarán en los extremos.

De clasificarse, el United jugaría sus cuartas semifinales desde 2017, año en que ganó el título de la mano de José Mourinho. En 2020 cayeron con el Sevilla en semis y en 2021 perdieron la final contra el Villarreal.

Alineaciones probables:
Sevilla: Bono; Jesús Navas, Badé, Marcao, Acuña; Gudelj, Fernando; Suso, Rakitic, Ocampos; y En-Nesyri.

Manchester United: De Gea; Dalot, Maguire, Lindelof, Shaw; Eriksen, Casemiro, Fred; Sancho, Antony y Martial.

Árbitro: Artur Dias (Portugal).

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán.

Hora: 21.00 CET (19.00 GMT).