jueves, 25 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Diego Castillo se ganó su puesto con los Bucaneros

El jugador venezolano aseguró un cupo en el roster inaugural de los Piratas de Pittsburgh, tras su brillante desempeño en los entrenamientos primaverales.

Caracas.- Diego Castillo aseguró un cupo en el roster inaugural de los Piratas de Pittsburgh, tras su brillante desempeño en los entrenamientos primaverales.

El prospecto recibió la noticia de su nuevo estatus el domingo, pero se hizo público este lunes, antes del encuentro de exhibición de la Liga de la Toronja, contra los Orioles de Baltimore, en el que fue alineado quinto, como custodia del jardín derecho.

“Fue un momento genial”, le dijo el mánager Derek Shelton a MLB.com, con relación al instante en el que le dio al criollo la noticia. “Sé que está muy emocionado. Cuando le dije (el domingo): ‘Oye, guárdate esto’. Y él contestó: ‘Si le digo a mi mamá, saldrá a luz (sobre mantener el secreto)’”.

Castillo lo celebró con una tarde perfecta de 4-4, incluido un jonrón, dos anotadas e igual número de impulsadas. Lo que mejoró su línea ofensiva a .406/.429/.969, con un OPS de 1.398, cifras tope en su equipo, mientras que entre los peloteros con los turnos mínimos para calificar a los lideratos en la pretemporada es segundo en cuadrangulares (6) y bases alcanzadas (31), en tanto que marcha colíder en empujadas (12).

Estadísticas que, si bien no dejan de sorprender, de acuerdo con el reporte de los scouts su bate lo iba llevar a las Mayores, en cualquier momento.

“Castillo se ganó su lugar en lista de 40 hombres, gracias a los avances que hizo en el plato”, apunta la evaluación que hace MLB Pipeline, portal que coloca al venezolano como la promesa 21 de los bucaneros. “Su contacto es tan sobresaliente, que su tasa de ponches se ubica por debajo del 11% en su carrera (de seis campañas en Ligas Menores).

Agregó fuerza adicional y más paciencia en el plato, cualidades que, combinadas con la voluntad de elevar el ángulo del swing, le llevaron a dar 19 jonrones, una exhibición de poder que significó más del doble del total de su trayectoria antes de 2021. Que se haya producido de esa manera, sin sacrificar su contacto, apunta a que es algo que podría ser sostenible (en el tiempo)”.

Sus notables progresos estuvieron acompañados de convicción y la certeza de ganarse un puesto en el equipo grande durante la primavera. Al menos eso fue lo que le comunicó a Ben Cherington, gerente general de los filibusteros, según reseñó la periodista Dawn Klemish para MLB.com.

“Fue tan claro, como respetuoso conmigo: ‘Voy a conseguir un lugar. Voy a formar parte del equipo’”, relató Cherington sobre el recluta. “Y efectivamente, lo hizo. Muy bien por él. Ha tenido un gran entrenamiento”.

Castillo, de 24 años de edad, recibió un bono de 750.000 dólares de los Yanquis de Nueva York durante el proceso de firmas internacionales 2014-2015. Desde entonces mostró un bate alegre y destreza para defender el campocorto, posición en la que ha empleado la mayor parte del tiempo (359 encuentros de 557), aunque también tiene la habilidad para defender la segunda y la antesala. Este lunes fue usado por segundo día corrido en el right field, donde nunca antes había aparecido.

“Vamos usarlo en varios lugares”, destacó Shelton. “Su versatilidad y la forma en que batea son muy importantes para nosotros. Y siempre hemos hablado de poder jugar en diferentes posiciones dentro del cuadro, pero cuando también puedes jugar en las esquinas (del outfield), es algo de mucha ayuda… Vi su primer trabajo hoy… cosas alrededor de la pared, e hizo un muy buen trabajo con eso. Es un jugador de beisbol. Si lo ponemos en el campo, va a hacer su trabajo”.

Sin lugar a dudas, Castillo protagonizó una de las grandes historias de la pretemporada de 2022.

Otros dos nuevos Grandes Ligas
Junto a Diego Castillo, se estrenarán en la Gran Carpa el receptor José Herrera y el relevista Robert Suárez.

Herrera, de 25 años de edad y siete zafras en el sistema de granjas de Arizona, será el suplente de Carson Kelly. El camino del careta quedó despejado cuando su compatriota Juan Graterol –que asistía al campamento de los D-backs como invitado- fue bajado a las menores. La otra alternativa para ponerse los aperos de los desérticos era Daulton Varsho, pero figura para ver acción en el outfield durante buena parte del calendario regular.

Suárez, de 31 años de edad, es el principal candidato para ser el cerrador de los Padres de San Diego, pero incluso si no recibe esa investidura tiene un cupo asegurado en el bullpen de los religiosos. El lanzador derecho, que no tiene experiencia en el sistema de MLB, firmó un contrato de dos años y 11 millones de dólares, luego de brillar en la NPB como cerrador de los Tigres de Hanshin, entre 2020 y 2021, campañas en las que ha lideró el circuito asiático con 25 y 42 salvados, respectivamente. lvbp.com