viernes, 23 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Deschamps ensaya un cambio táctico antes de la final

Los movimientos estratégicos del seleccionador francés pudieran verse en la gran final ante la Argentina. Oliver Giroud se quedaría en la banca, Marcus Thuram jugaría por una banda y Kylian Mbappé tendría más libertad.

Doha.- El seleccionador francés, Didier Deschamps, ensayó un cambio táctico antes de afrontar la final del Mundial de Qatar frente a Argentina.

En el último entrenamiento, el técnico probó a dejar fuera del once a Oliver Giroud y colocar en la banda izquierda a Marcus Thuram, para dar más libertad a Kylian Mbappé.

De confirmarse, sería el esquema que utilizó en el tramo final de la semifinal contra Marruecos, cuando los africanos creaban mucho peligro por la banda de Mbappé y Theo Hernandez, lo que le obligó a colocar a Thuram en esa zona y renunciar a su «9».

El técnico francés puede también tener problemas en el sector defensivo, en el que varios jugadores han estado afectados por un virus, aunque este sábado todos se entrenaron en colectivo y parecen a disposición del seleccionador.

Pero entre los afectados figuran los tres centrales utilizados hasta ahora, Dayot Upamecano, que parece totalmente restablecido, Ibrahima Konaté, que ya no tiene síntomas, y Raphael Varane, sobre el que hay más dudas.

Los defensas centrales aparecieron con el resto de los internacionales en los ejercicios iniciales de la sesión en el estadio Al Sadd de Doha, los únicos abiertos a la prensa.

También estuvo el atacante Kingsley Coman, el tercero en haber dado síntomas, tras Dayot Upamecano y Adrien Rabiot, que ya se ejercitaron con normalidad este viernes.

Se entrenaron sin problemas el centrocampista Aurelien Tchouaméni y el defensa Theo Hernández, ausentes la víspera con dos contusiones que sufrieron durante el partido contra Marruecos.

Si se confirma la recuperación de los cinco jugadores enfermos, Francia parece haber superado la alarma provocada por el virus, que durante un par de días ha mantenido en jaque a los servicios médicos de la selección y ha obligado a levantar medidas de precaución similares a las que se introdujeron en todo el mundo durante la pandemia de covid.

Aunque oficialmente Francia le ha quitado importancia al virus, existía preocupación por la posibilidad de que se extendiera entre la expedición.

Francia disputa este domingo su cuarta final de un Mundial de fútbol en busca de su tercera estrella, las mismas que persigue Argentina, que ha llegado por sexta vez al duelo definitivo.