domingo, 26 mayo 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Con Nadal pero sin Alcaraz en el Conde de Godó

La “armada española” pudo recuperar su histórica raqueta Rafael Nadal para la 71ª edición del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, pero perdió a Carlos Alcaraz, ganador de las dos últimas ediciones.

La 71ª edición del Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó, que se disputará en el RCT Barcelona-1899 del 15 al 21 de abril, recupera a su rey y doce veces campeón, el español Rafael Nadal, pero finalmente no podrá contar con el también español Carlos Alcaraz, ganador de las dos última ediciones.

Alcaraz no tuvo buenas sensaciones en el entrenamiento de este domingo y optó por darse de baja del Godó, al persistir las molestias en el brazo derecho que le impidieron jugar en Montecarlo.

Estaba previsto que el número 3 del ranking mundial debutará el próximo miércoles contra el vencedor del partido entre el joven talento francés Luca Van Assche o el chino Zhizhen Zhang. Ahora, su plaza en el cuadro la ocupará un ‘perdedor afortunado’ de la fase previa.

El sorteo había impedido que el Godó pudiese vivir la final soñada entre Nadal, en la que probablemente será su última temporada, y Alcaraz, ya que ambos iban por el mismo lado del cuadro, y solo podían enfrentarse en semifinales.

Con la baja del murciano, tampoco se verán las caras en una posible penúltima ronda, una duelo muy esperado por el público tras el espectacular partido de exhibición que ambos jugaron en Las Vegas en marzo pasado.

Rafa Nadal, que hace tres meses y medio que no disputa un partido oficial desde que perdió en tercera ronda de Brisbane ante el británico Jordan Thompson, lleva desde el miércoles entrenando en la capital catalana con muy buenas sensaciones.

Las molestias abdominales que le impedían ejecutar su saque con normalidad parecen haber remitido y, a sus 37 años, podría disputar en el torneo de su club el ‘último baile’, que empezará este martes ante el italiano Flavio Colbolli (número 63 de la ATP).

De superarlo, en octavos de final le espera un hueso duro de roer como el australiano Alex de Miñaur, undécimo jugador del ranking mundial y cuartofinalista en Montecarlo. Y su hipotético cruce de cuartos podría ser con el joven francés de 19 años Arthur Fils (36).

Con Alcaraz fuera de juego, el hipotético rival en semifinales del 13 veces campeón de Roland Garros podría ser el griego Stefanos Tsitsipas, duodécimo lugar de la ATP y tres veces finalista en Barcelona.

En esta ocasión, Tsitsipas podría llegar además como campeón de Montecarlo, donde este domingo disputará la final ante otro tenista que estará la próxima semana compitiendo en la capital catalana, el noruego Casper Ruud.

La parte baja del cuadro parece, a priori, menos complicada, pero aún así cuenta con dos ‘top-ten’ como el ruso Andrey Rublev (6) y Ruud (10), que como Tsistipas se postula hoy como campeón del torneo monegasco.

Si se cumplen los pronósticos que marca el ranking, Rublev y Ruud deberían pelear por un puesto en la final, con permiso de rivales siempre peligrosos en Barcelona como el ruso Karen Khachanov (17) o el británico Cameron Norrie (30).

Además, esta 71ª edición del Godó, que coincide con el 125 aniversario del RCT Barcelona-1899, contará con la participación del argentino Sebastián Báez, una de las grandes sensaciones del año en la gira sudamericana de tierra.

Y es que a sus 23 años, Báez se ha aupado hasta el número 19 de la ATP -el mejor ranking de su carrera- gracias a sus victorias en Río de Janeiro y Santiago de Chile, además de hacer semifinales en Córdoba y cuartos de final en Buenos Aires.

Todo un especialista en arcilla que solo ha jugado una vez en Barcelona, en la edición de 2022, y cayó en primera ronda ante el italiano Lorenzo Musetti.

Entre las invitaciones que la organización ha cursado este año, destacan la de dos miembros ilustres de la ‘Armada’ como Roberto Bautista y Albert Ramos.

Sin embargo, no estará finalmente el japonés Kei Nishikori, bicampeón del torneo y un tenista muy querido por el público barcelonés, que ha causado baja de última hora por lesión.