domingo, 14 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Comienza la Fórmula 1 con su campeonato más largo

Un total de 24 carreras conformarán el calendario de la temporada 24 de la Fórmula Uno que apagará sus semáforos con la disputa del Gran Premio de Bahréin en el circuito de Sakhir.

El circuito de Sakhir albergará a partir de este miércoles y hasta el próximo viernes los test de pretemporada de la Fórmula Uno, en la pista en la que, sólo una semana después, con la disputa del Gran Premio de Bahréin, arrancará el Mundial. Con 24 carreras, el más largo de la historia, y en el que el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), de 27 años, buscará un cuarto título seguido.

Aunque los test no son determinantes, siempre dejan entrever lo que puede suceder durante la temporada. Y todos los ojos estarán pendientes del RB20, el nuevo monoplaza de Red Bull, la actual escudería dominante. Ganadora de los tres últimos mundiales con el astro neerlandés y que el año pasado repitió el ‘doblete’ del anterior al anotarse, gracias también a la aportación del mexicano Sergio Pérez (34 años), el campeonato de constructores.

‘Mad Max’ rodará ya este miércoles, en unos test de ocho horas diarias divididas en dos sesiones de cuatro; y en los que cada escudería podrá emplear un solo coche. ‘Checo’ girará en la sesión matinal del jueves -el tricampeón lo hará por la tarde- y probará el nuevo Red Bull durante los dos actos del viernes.

La pretemporada arranca esta vez después del bombazo que protagonizó el séptuple campeón mundial inglés Lewis Hamilton (39) al anunciar, el primer día de este mes, que éste será su último año con Mercedes; y que a partir de 2025 será piloto de Ferrari, escudería en la que, por ese motivo, afronta su última campaña el español Carlos Sainz (30).

El anuncio supone un lógico ‘efecto dominó’ en el mercado de fichajes y adelantó en casi medio año la ‘silly season’: termino que en inglés se refiere a las muchas veces desmedida formulación de rumores sobre posibles cambios de equipo o nuevas incorporaciones. Algo que habitualmente se produce durante el verano europeo; no a principios de febrero.

El dominio de la escudería austriaca durante 2023 fue brutal, ya que Verstappen elevó a 19 su propio récord de victorias en un mismo año y el mejor piloto de la historia de México añadió otras dos. El equipo de la bebida energética ganó todas las carreras del curso, salvo una, la que se anotó en Singapur el madrileño Sainz, que, en espera de anuncios, oficialmente no tiene confirmada su nueva ubicación a partir del 2025.

Tampoco se sabe aún cuál será ese año el equipo de su compatriota Fernando Alonso, que, con 42 años causó sensación la pasada temporada al subirse ocho veces al podio en su primera temporada con Aston Martin: elevando a 106 su relación de ‘cajones’ en la F1. El doble campeón mundial asturiano tiene contrato en vigor esta temporada, pero aún no ha decidido si quiere seguir pilotando en la categoría reina; cuántos años lo haría, en caso de prolongar su carrera; y en qué equipo.

Alonso recordó, durante una videoconferencia con un reducido grupo de medios de información, entre ellos EFE, con motivo de la presentación del AMR24 -el Aston Martin con el que reanudará este año su brillante carrera deportiva-, que primero se sentará con los responsables de la escudería de Silverstone. Aunque advirtió de que es un piloto “atractivo”, ya que en pista sólo hay tres campeones del mundo. Y el único que está libre con miras a 2025 es él.

Sin evitar todo tipo de ‘dimes y diretes’ la pretemporada que arranca este miércoles -que se completará exactamente una semana antes de la primera calificación del año- trata de perfilar la puesta a punto de los coches con miras al arranque del Mundial más largo de todos los tiempos, con 24 carreras. Las dos primeras, en dos fines de semana seguidos en Bahréin y Arabia Saudí, se disputarán los dos primeros sábados de marzo, a causa del Ramadán.

Así que, desde la óptica hispana, habrá que ver cómo se desenvuelven el SF24 de Sainz y de su compañero, el monegasco Charles Leclerc; y el AMR24 de Alonso y del canadiense Lance Stroll, su vecino de garaje. En una pista de 5.412 metros, quince curvas y que debutó en la F1 en 2004. En la que el genial piloto asturiano se anotó tres de sus 32 victorias: en 2005 y 2006 -los años de sus títulos-, con Renault; y en 2010, cuando ganó el día de su primera carrera a bordo de un Ferrari.

A primera hora de este martes, ni Ferrari, ni Aston Martin habían anunciado oficialmente horarios y alineación de pilotos con miras a los test de pretemporada. Tampoco el resto, salvo la reseñada de Red Bull; y la de Haas, escudería en la que el alemán Nico Hülkenberg y el danés Kevin Magnussen se repartirán sesiones durante los tres días de pruebas.

Los anuncios se espera que se produzcan a lo largo de la jornada.

Sainz acabó segundo hace dos años en Bahréin, donde logró la primera de sus seis victorias en la F1 ‘Checo’. En 2020, cuando el país de la Península Arábiga ‘dobló’ en el calendario del Mundial de la pandemia, el bravo piloto tapatío se anotó el Gran Premio de Sakhir, cuando aún pilotaba para Racing Point. El año pasado acabó segundo, por detrás de Verstappen, que ese día logró una de sus 54 victorias en la categoría reina.

Los test de pretemporada que arrancan este miércoles le parecen insuficientes a Alonso, que se lamentó de que sólo dispongan “de día y medio” por piloto; y de que, además, “no” puedan hacer los test “con los dos coches”.

En la citada videoconferencia, el doble campeón mundial asturiano respondió a EFE que “ojalá tenga el honor de lograr la primera victoria de la historia para Aston Martin” este año y que, obviamente, no se puede esperar el salto cualitativo que dio la escudería el año pasado -pasó de ser el noveno a ser el quinto equipo-, “porque en ese caso no estaría aquí, sino” tomándose “unas cervezas con el equipo”, para festejar esa circunstancia.