miércoles, 17 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

City pasa sin apuros a los cuartos de final

Superando en casa por 3-1 al Copenhague, de la mano del argentino Julián Álvarez con pase-gol y gol, el equipo de Guardiola ya está en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El Manchester City, defensor del título, alcanzó sin ninguna complicación los cuartos de final de la Liga de Campeones al ganar 3-1 en casa al Copenhague, este miércoles en el partido de vuelta de octavos, después de haberse ya impuesto 3-1 en la ida en Dinamarca.

Pese a las rotaciones y el descanso de varios titulares habituales, el City salió como un rodillo y antes de los diez primeros minutos ya se había distanciado con los tantos del suizo Manuel Akanji (5) y del argentino Julián Álvarez (9).

El noruego Mohamed Elyounoussi acortó para los daneses en el 29 y otro noruego, Erling Haaland, puso el 3-1 definitivo en el 45+3.

“Era difícil atacarles porque están bien organizados, con cuatro o cinco jugadores detrás. El resultado está ahí y la clasificación también”, declaró el entrenador del City, Josep Guardiola, a TNT Sports.

Son ya veinte los partidos seguidos en los que el City no ha perdido y en su templo del Etihad Stadium no cae desde noviembre de 2022. El Copenhague no parecía el rival más capacitado para cortar esas rachas y, como se esperaba, no tuvo opción.

El veneno de la Araña

A partir de saques de esquina lanzados por la Araña Álvarez: así llegaron los dos primeros tantos del City en el partido.

En el 5, el campeón mundial argentino colgó un balón que, de volea y entre una nube de rivales, Akanji envió directo al fondo de la portería visitante.

Sin tiempo para digerir, el City firmó el segundo en el 9, cuando Álvarez sacó y remató el español Rodri, al larguero. El balón rebotado fue para el propio Álvarez que envió un tiro cruzado que provocó un gran error del arquero polaco Kamil Grabara, al que se le doblaron las manos al intentar agarrar el esférico cuando parecía tener todo a favor.

Ese 2-0 convertía ya una remontada en una quimera para el Copenhague. El tanto de Elyounoussi en el 29 tras un veloz contragolpe era simplemente anecdótico y así lo dejó claro antes del descanso Haaland, que recibió de Rodri en la frontal del área, controló, se adentró en ella y entre tres rivales encontró el hueco para firmar el tercero, con un tiro ajustado al palo en el 45+3.

Haaland sumó su sexto tanto en esta Champions, alcanzando en lo alto de la tabla de goleadores a Kylian Mbappé (PSG) y Harry Kane (Bayern Múnich). Álvarez sigue a ese trío, con cinco dianas.

En la segunda mitad el marcador ya no se movió. El City levantó el pie del acelerador, Ederson fue una pared y la única mala noticia de la noche para los anfitriones fue el cambio del portugués Matheus Nunes a veinte minutos del final, tras hacerse daño en una mano en una caída.

Fue lo único que empañó la séptima clasificación consecutiva del Manchester City para cuartos de final del máximo torneo europeo.

“Lo más importante es estar ahí por séptimo año consecutivo, es bastante impresionante”, consideró Guardiola.

Pensando en Anfield

Ya desde antes del partido, casi todos en la galaxia Citizen pensaban irremediablemente en el gran desafío del equipo esta semana: la visita del domingo a Anfield para medirse al Liverpool, el líder de la Premier League.

Con solo un punto menos en la clasificación inglesa, ese partido es de capital importancia para Guardiola, que decidió hacer siete cambios en su once titular de este miércoles respecto al que utilizó el domingo en la victoria 3-1 contra el Manchester United.

Respecto a los titulares del derbi, solo el arquero brasileño Ederson, Ruben Dias, Rodri y Haaland repetían en el once de salida contra el Copenhague. Se daba así descanso a varios titulares habituales, especialmente Kevin De Bruyne y Phil Foden, ese último el jugador que más minutos ha disputado para el City esta temporada.

Con el mínimo desgaste físico y mental, el City puede centrarse ya al 100% en el Liverpool, que tendrá un día menos de descanso porque el jueves visita al Sparta de Praga en la ida de octavos de la Europa League.