domingo, 14 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Cinco “invitados” a pelear por un puesto

Cinco conocidos jugadores llegaron a sus respectivos campamentos como invitados sin contrato que deberán ganarse un lugar en el roster. ¿Indicará esta primavera el posible fin de su camino en las Grandes Ligas o la continuación de su carrera?

¿A qué jugadores estás más ansioso por seguir esta primavera? Será divertido ver a Yoshinobu Yamamoto, el nuevo as de los Dodgers, enfrentando bateadores en la Liga Cactus. Y muchos estarán pendientes del mejor prospecto del juego, Jackson Holliday, mientras lucha por estar en la alineación de los Orioles en el Día Inaugural.

A menos que haya lesiones, veremos a esas jóvenes estrellas con frecuencia durante la temporada 2024. Sin embargo, para los siguientes cinco jugadores latinoamericanos, este spring training marca una encrucijada crucial.

Estos jugadores, llegaron a sus respectivos campamentos como invitados sin contrato que deberán ganarse un lugar en el roster. ¿Indicará esta primavera el posible fin de su camino en las Grandes Ligas o la continuación de su carrera?

Miguel Sanó, 1B, Angelinos

No hay muchos jugadores que encarnen mejor el término “bateador de poder” que el dominicano Sanó. Con una estatura de 6 pies y 4 pulgadas y un peso de 272 libras, constantemente hace contacto sólido… cuando consigue hacer contacto con la pelota. Sanó produjo temporadas de 30 jonrones con los Mellizos en 2019 y 2021, y ha conectado dos de los cuadrangulares más largos de la era Statcast (desde 2015).

También posee una impresionante tasa de ponches en su carrera del 36.4% en 2,502 veces al bate. A menudo acosado por lesiones durante sus ocho años en las Grandes Ligas, Sanó no estuvo con un equipo en 2023, pero sí hizo 107 visitas al plato con las Estrellas Orientales en la Lidom este invierno. El jugador de 30 años conectó dos vuelacercas, dejó un porcentaje de embasarse de .346 gracias a sus 14 boletos y se ponchó en 30 ocasiones.

Carlos Carrasco, LD, Guardianes

Carrasco está de vuelta con Cleveland después de pasar allí 12 años, desde 2009 hasta 2020. En ese lapso, se convirtió en un sólido abridor y un favorito de los fanáticos. Desde 2014 hasta 2020, el lanzador derecho registró una EFE+ de 129 con 1,141 ponches en 1,004 innings.

Ayudó a llevar a los Guardianes a ir cinco veces a la postemporada, y los fanáticos de Cleveland lo apoyaron durante su batalla y su retorno triunfante contra la leucemia en el 2019. Carrasco, de 36 años, se limitó a tirar 90 episodios con los Mets el año pasado debido a un espolón óseo en el codo derecho y una fractura en el dedo meñique derecho. Pero tuvo una efectividad de 3.97 en 152 entradas durante la campaña anterior. Podría proporcionar profundidad y experiencia al joven cuerpo de lanzadores de Cleveland.

Eduardo Escobar, 3B, Azulejos

El venezolano Escobar se une a un infield que parece bastante abarrotado incluso sin el agente libre Matt Chapman. Escobar ha pasado la mayor parte de su tiempo en las últimas temporadas en la tercera base, aunque no ha tenido un rendimiento especialmente bueno (menos 10 outs por encima del promedio desde el inicio de 2022).

También podría contribuir en el segundo saco. En el plato, el bateador ambidiestro de 35 años tuvo dificultades con un OPS+ de 67 en 309 visitas al plato con los Mets y los Angelinos el año pasado. Pero fue al Juego de Estrellas en el 2019 y conectó al menos 20 jonrones durante cada campaña completa desde 2017 hasta 2022.

Ronald Guzmán, LZ/1B, Orioles

El nombre del dominicano Guzmán también apareció al final de este artículo el año pasado. Su temporada 2023 prácticamente terminó antes de comenzar debido a una distensión en el antebrazo izquierdo en el spring training.

Pero sí realizó dos apariciones como lanzador en la LIDOM con los Gigantes del Cibao y no ha renunciado a su sueño de ser un jugador que lanza y batea. Los Orioles están lidiando con un par de lesiones de lanzadores de alto perfil, así que tal vez haya un espacio para el zurdo de 29 años si todo sale bien para él.

Jeter Downs, 2B, Yankees

¿Un Jeter en el infield de los Yankees? ¡Claro!

El colombiano, quien como cotizado prospecto pasó a los Medias Rojas como parte del canje con los Dodgers por Mookie Betts en el 2020, no ha podido cumplir con las altas expectativas. Lleva promedio de .182 en un total 20 partidos en MLB entre los patirrojos y Nacionales en los últimos dos años.

Lucen remotas las posibilidades de que el jugador del cuadro de 25 años se gane un puesto en el roster del Día Inaugural; los Bombarderos ya lo designaron para asignación el mes pasado antes de enviarlo a triple A. Pero con un nombre así, será un dato curioso mientras siga siendo parte de la organización de Nueva York. (mlb.com)