jueves, 29 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Charles Leclerc con la primera mano para apostar

El monegasco firmó la pole en el Gran Premio de Las Vegas de F1 con una ventaja de 44 milésimas sobre su compañero de equipo, el español Carlos Sainz y que deberá bajar diez puestos en la salida por su sanción del viernes.

Las Vegas.- El monegasco Charles Leclerc (Ferrari) firmó la pole en el Gran Premio de Las Vegas de F1 con una ventaja de 44 milésimas sobre su compañero de equipo, el español Carlos Sainz, quien, sin embargo, no podrá estar a su lado en la parrilla de salida para la carrera del domingo al tener una sanción de diez posiciones después del incidente que sufrió el viernes con una tapa de alcantarilla del circuito.

“Sigo enfadado”, dijo tras la clasificación un Sainz que vio cómo por un motivo ajeno a él y a su equipo, y culpa de la organización -la propia Fórmula 1-, se fueron al traste todas sus opciones de luchar por la victoria en Las Vegas.

En la primera sesión de Libres del Gran Premio pasó por encima de una alcantarilla y la tapa rompió parte de su monoplaza, lo que le obligó a cambiar la batería y penalizar con diez posiciones, aunque los propios comisarios admitieron que fue por un agente externo.

Sainz demostró este sábado en la clasificación que tiene velocidad para luchar primero por la pole y el domingo por su segunda victoria del año -el único piloto no Red Bull que se ha subido a lo más alto del podio esta temporada-.

El español finalizó a 44 milésimas de su compañero de equipo Charles Leclerc, quien dominó las tres sesiones de entrenamiento con un Ferrari al que solo le falta confirmar su velocidad en carrera, donde se reparten los puntos.

Por detrás, debido a la sanción a Sainz que le hará partir en duodécimo lugar, se colocó el neerlandés Max Verstappen (Red Bull).

El vigente campeón del mundo, y tricampeón, estuvo lejos de poder luchar por la pole y finalizó a 378 milésimas de Leclerc.

Más atrás, el británico George Russell (Mercedes) seguido de la sorpresa de la jornada, los dos Williams, del tailandés Alexander Albon y el estadounidense Logan Sargeant.

Para encontrar al otro piloto español de la parrilla hay que bajar hasta el décimo lugar, aunque saldrá noveno por la sanción a su compatriota Sainz.

Un Fernando Alonso (Aston Martin) que no mejoró con neumáticos nuevos su primer intento, con usados, en la Q3 y que pasó de ocupar el cuarto lugar a ser superado por todos sus rivales en la última ronda de clasificación.

Pérez y Hamilton, fuera de la pole
La Q3 no contó con tres de los cinco primeros clasificados en el mundial de pilotos. El mexicano Sergio Pérez (Red Bull), segundo; el británico Lewis Hamilton (Mercedes), tercero; y su compatriota Lando Norris (McLaren), quinto.

El piloto tapatío no estuvo, por estrategia del equipo, hasta el final rodando en pista y le acabó pasando factura, quedándose a 46 milésimas de la décima posición.

Por su parte, Hamilton finalizó undécimo y se mostró contrariado por la radio al mandar un mensaje al equipo en el que reconoció que no pudo hacer más en su vuelta para superar a un Valtteti Bottas (Alfa Romeo) que le superó por 28 milésimas.

McLaren se la juega sin suerte
Los dos monoplazas de McLaren, el británico Lando Norris y el australiano Oscar Piastri, se quedaron fuera de la segunda sesión de clasificación (Q2) y saldrán 15º y 18º, respectivamente, tas ganar una posición cada uno por la sanción previa de cinco lugares del canadiense Lance Stroll (Aston Martin), en la carrera del domingo después de haberla jugado con la elección de neumáticos.

Desde McLaren decidieron no poner un neumático blando nuevo, como sí hicieron sus competidores directos, pensando que se lo podían reservar para Q2 y Q3, pero no fue así y no mejoraron suficiente, con goma usada, sus tiempos.
Norris, de ser segundo en Brasil y principal alternativa al dominio, finalmente incontestable de Verstappen, a salir desde el fondo de la parrilla en Las Vegas.

Una Q1 en la que hubo tensión entre el francés Esteban Ocon (Alpine) y Verstappen, con insultos por la radio incluidos después de que el neerlandés adelantara al galo en la curva 1 a falta de pocos minutos de sesión. Un capítulo más de una relación rota desde que competían en karting y que incluso en el GP de Brasil de 2018 llegó a las manos, con Max empujando a Ocon tras la carrera.