jueves, 25 julio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Carlos Sainz toma el control del Dakar 24

El piloto español ya es el nuevo líder del Dakar-24 con una ventaja provisional de 1 minuto y 51 segundos sobre el saudí Yazeed Al Rajhi, tras una segunda etapa en la que el francés Stéphane Peterhansel alcanzó el medio centenar de victorias en la categoría de coches.

Ad Duwadimi.- El piloto español Carlos Sainz ya es el nuevo líder del Dakar 2024 con una ventaja provisional de 1 minuto y 51 segundos sobre el saudí Yazeed Al Rajhi, tras una segunda etapa en la que el francés Stéphane Peterhansel alcanzó el medio centenar de victorias en la categoría de coches, al llevarse por 29 segundos una enconada lucha con su compatriota Sébastien Loeb.

El francés terminó con un tiempo de 3 horas, 54 minutos y 40 segundos una etapa en la que Sainz fue octavo, a 17 minutos y 15 segundos de Peterhansel, lo que le sirvió para mantener la gran ventaja conseguida en la primera etapa de este sábado y colocarse como líder, superando así al belga De Mevius, quinto en la general.

Sainz está con 4 minutos y 17 segundos sobre Loeb, que es tercero, y con 13 minutos y 16 segundos sobre el ganador de esta etapa, mientras que sigue con doce minutos de ventaja sobre el catarí Nasser Al-Attiyah, vigente campeón del Dakar y que acabó la jornada en quinta posición.

Dos protagonistas compañeros de equipo
Peterhansel terminó de confirmar los buenos presagios de las dos primeras jornadas: la victoria del sueco Mattias Ekström, la segunda plaza de Carlos Sainz este sábado sacando una minutada a los rivales y su triunfo este domingo ratificaron que Audi llegó a este Dakar con el objetivo de ganarlo, aunque para ello habrá que esperar unos días más para confirmar su fiabilidad.

Hasta entonces, el equipo alemán puede ilusionarse con los primeros resultados y celebrar un doble hito: la victoria número cincuenta en coches de Stéphane Peterhansel y el liderato alcanzado por el madrileño este domingo, conteniendo a sus rivales más próximos. Todo ello, encima, con un vehículo híbrido.

El francés superó por algo más de tres minutos al debutante en coches Seth Quintero, que acabó tercero, y por 29 segundos a Loeb, que evidenció que el Prodrive que manejan tanto él como Al-Attiyah puede ser un gran contendiente al título, aunque también tienen algo que decir los Toyota, una marca que copa cinco de los diez primeros vehículos de la clasificación general.

Aunque tuvo muy cerca en todo momento a Loeb, Peterhansel lideró ocho de los nueve parciales de esta etapa que recorría 651 kilómetros, 463 de ellos de especial, entre las ciudades de Al Hanakiyah y Al Duwadimi, y adentró a los pilotos por Arabia Saudí.

También lo tuvo difícil Carlos Sainz, que si este sábado reinó en las piedras volcánicas, este domingo terminó octavo, por detrás de los principales favoritos, como Al-Attiyah, Peterhansel y Loeb. El madrileño salió segundo y rápidamente pasó al belga De Mevius, por lo que le tocó abrir pista y, además, tuvo un pinchazo que le pasó factura.

No obstante, su buena renta lograda en la primera etapa le permitió no arriesgar durante el resto de la jornada y dejar que los que lo tuvieran que hacer fueran los que este sábado sí habían perdido mucho más tiempo.

Al-Attiyah se recupera
Sin embargo, los otros favoritos lo hicieron y se recuperaron de la mala primera etapa. El ejemplo más claro, además del de Peterhansel y Loeb, fue el de Al-Attiyah, quien tras perder casi 25 minutos con Sainz este sábado, se colocó cuarto en la etapa a pesar de romper la barra trasera, lo mismo que le ocurrió a Loeb en la primera etapa, como reconoció al término de la etapa.

Recuperó así unos doce minutos para situarse ahora a tan solo 12 minutos y 16 segundos y estar ya séptimo en la general, detrás de Ekström, que se colocó sexto tras terminar la etapa séptimo.

También le salió a la catalana Laia Sanz, que acabó en una meritoria vigésima posición, a 36 minutos del líder. Algo peor le fue a Nani Roma, que perdió hasta 25 minutos respecto a los pilotos de cabeza y que dice adiós a sus opciones de general, a pesar de que el objetivo número uno de este año era conocer el coche y dar datos a Ford para preparar el próximo Dakar, en el que tendrán mejores prestaciones con un nuevo vehículo.

En cualquier caso, los corredores tienen por delante cuatro etapas hasta llegar a la jornada de descanso en las que podrán deshacer cualquier error del pasado, puesto que este lunes y este martes rodarán en una semimaratón entre Ad Duwadimi y Al-Hofuf como preparación a la ’48 h crono’ que se desarrollará entre el miércoles y el jueves por el desierto del Empty Quarter, el más inhóspito de la Península Arábiga.