domingo, 14 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Barcelona mantuvo su ventaja a puertas del Clásico

Con un gol del brasileño Raphinha, el Barcelona resguardo su ventaja de nueve puntos al superar al Atheltic de Bilbao. Sevilla se sigue escapando de la zona del descenso.

Madrid.- El sexto tanto del curso del brasileño Raphinha, el segundo consecutivo, permitió al Barcelona llevarse la victoria de San Mamés ante el Athletic (0-1), un triunfo no exento de polémica con la anulación de un gol de Iñaki Williams en el minuto 87 por mano previa de Iker Muniain, con el que afronta el clásico del próximo domingo en el Camp Nou ante el Real Madrid con nueve puntos de ventaja.

Como ocurrió la pasada jornada ante el Valencia, el extremo de Porto Alegre firmó el vigésimo primer triunfo del equipo de Xavi Hernández, que respondió con su derechazo cruzado a la presión que podía tener después de que el Real Madrid se deshiciera el sábado del Espanyol (2-1).

Otra victoria por 1-0, ajustada, sufrida, con dos balones del Athletic a la madera (Raúl García en la primera parte y Álex Berenguer en la segunda), una magnífica intervención del alemán Marc André Ter Stegen a tiro de Iker Muniain, un par de balones seguidos sacados bajo palos en la prolongación y, lo más polémico, la anulación, tras consultar el colegiado Jesús Gil Manzano el video, de un gol de Iñaki Williams. Pero al fin y a la postre, otros tres puntos para el casillero y la posibilidad de sentenciar la lucha por el título el domingo.

San Mamés, que batió su récord de asistencia con 49.741 espectadores, volvió a salir entre la frustración de una nueva derrota ante el Barcelona y el orgullo de haber llevado al límite a los azulgranas, que acabaron dando otro paso hacia la corona pese a los tremendos apuros sufridos.

En la lucha por acceder a la Liga de Campeones, el gran beneficiado de la jornada puede ser el Atlético de Madrid si vence este lunes, en el cierre de la vigésima quinta jornada, en Montilivi al Girona, ya que sus perseguidores, Real Sociedad y Betis, no pasaron del empate ante el Mallorca y el Villarreal, en ambos casos a uno.

El conjunto de Imanol Alguacil sigue estancado. Ya son cuatro los partidos que lleva sin ganar. Ni siquiera el hecho de adelantarse muy pronto por medio de Carlos Fernández (m.3) le permitió llevarse el triunfo del difícil feudo del Mallorca.

El equipo del mexicano Javier Aguirre, que estuvo casi en la lona, supo ir en progresión, despertar y acabar por igualar el partido gracias a una buena definición del surcoreano Kang In lee (m.50), aunque la Real Sociedad protestó la anulación de un tanto de Robin Le Normand por entender el colegiado que había cometido falta en el salto.

El empate deja a los donostiarras igualados con el Atlético pero con un partido más, y con tres puntos de ventaja sobre el Betis, que encadenó su segundo empate seguido al igualar en La Cerámica ante el Villarreal, que perdió la ocasión de acercarse a la zona Chempions y de alejarse del séptimo, el Rayo Vallecano.

También se adelantó el Betis, al aprovechar Borja Iglesias un tremendo error del meta Pepe Reina (m.38), pero el Villarreal igualó por medio de Yeremy Pino (m.55) en una acción inicialmente anulada por fuera de juego pero validada por el VAR.

El Sevilla sumó un triunfo trascendental en su sufrida lucha por escapar de la zona peligrosa. El equipo del argentino Jorge Sampaoli, que con los resultados que se habían dado había caído al descenso, remontó ante un rival directo como el Almería (2-1) con remontada y gracias a un balón sacado bajo palos por el central francés Loic Bade y a las intervenciones del meta serbio Marko Dmitrovic, que había reemplazado al marroquí Yassine Bono (m.38), quien fue trasladado al hospital tras recibir un fuerte golpe.

La victoria europea ante el Fenerbahce (2-0) se señalaba como un posible punto de inflexión, pero muy pronto, a los dos minutos, volvieron las nubes al Ramón Sánchez Pizjuán con un tanto de Sergio Akieme.

Más que la intranquilidad, el drama sobrevoló el coliseo sevillista. Volvieron los problemas que abocan al Sevilla al sufrimiento porque el Almería, que hace dos jornadas ganó al mismísimo Barcelona, mandaba en el marcador y en el juego.

Pese a las lesiones, casi al unísono del maliense El Bilal Touré y de Akieme a los doce minutos, el conjunto de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ mantuvo el control y la zozobra para el Sevilla hasta que un penalti de Alejandro Pozo sobre el brasileño Alex Telles en la prolongación del primer tiempo permitió al argentino Lucas Ocampos firmar las tablas y alimentar las esperanzas del cuadro hispalense.

Dmitrovic y Bade impidieron en la reanudación que el Almería volviera a adelantarse y, para festejo sevillista, una buena acción de Bryan Gil por la izquierda con un centro medido lo aprovechó el argentino Erik Lamela para firmar el definitivo 2-1 y la escalada de su equipo hasta el decimotercer puesto y disponer ahora de dos puntos de margen sobre el descenso que marca el Getafe, mientras que el cuadro indálico queda penúltimo a uno de la salvación que establece el Valencia.