lunes, 23 de mayo de 2022

Barcelona comenzó a mostrar mejoría

Segundo triunfo consecutivo desde la llegada de Xavi, esta vez sobre el Villarreal en La Cerámica con marcador de 1-3 lo cual muestra una mejoría. Celta gana y Valencia se atasca ante el Rayo.

Segundo triunfo consecutivo desde la llegada de Xavi, esta vez sobre el Villarreal en La Cerámica con marcador de 1-3 lo cual muestra una mejoría. Celta gana y Valencia se atasca ante el Rayo.

Madrid.- Un triunfo de prestigio, en La Cerámica ante el Villarreal, el segundo consecutivo en LaLiga Santander, mantienen el ‘efecto Xavi’ y confirman la reacción del Barcelona, ganando lejos del Camp Nou en la competición doméstica seis meses después y asaltando la zona europea de la clasificación como su primer paso de reconstrucción.

Con una identidad más definida y adecuada a la historia del Barcelona, pero también con altas dosis de sufrimiento como ante el Espanyol, Xavi Hernández firmó su pleno de triunfos en Liga en un momento en el que el partido pudo caer para cualquier bando. A dos minutos del final, cuando el Villarreal pagó su falta de acierto en el remate en un gran partido de fútbol con un continuo intercambio de golpes, apareció Memphis Depay como salvador.

El delantero neerlandés aprovechó una mala cesión entre centrales para robar el balón tras un saque en largo de Ter Stegen y extender su gran racha goleadora. Decisivo con sus tantos en cuatro jornadas consecutivas, hasta ocho en LaLiga para situarse a dos del máximo artillero del campeonato, Karim Benzema.

Antes, Frenkie de Jong se había reencontrado siete meses después con el gol, liberado en su fútbol con Xavi al mando, y Samu había igualado el duelo en una segunda mitad trepidante. El brasileño Coutinho provocó y firmó la sentencia de penalti en el tiempo añadido (1-3), en una derrota que devuelve la inestabilidad a un Villarreal que cae a la decimosegunda plaza, lejos de sus objetivos. Reclamó una mano clara de Gerard Piqué dentro del área y un agarrón de Eric García a Raúl Albiol en acciones que alimentarán la polémica posterior.

Antes, el sábado había dejado un empate a nada de Mallorca y Getafe en Son Moix (0-0), en un partido sin apenas ocasiones de gol, con solo dos disparos a puerta del equipo local. Y la aparición decisiva de Iago Aspas para frenar bajo la nieve la racha del Alavés y confirmar la buena dinámica del Celta de Vigo como visitante.

Tres de sus cuatro triunfos ligueros del curso, lejos de Balaídos. Santi Mina (min.11) y el referente goleador babazorro Joselu (min.21), habían puesto los goles en un encuentro igualado que se decantó a 20 minutos del final cuando una mano de Martín Aguirregabiria fue castigada como penalti y la parada de Dituro no evitó el tanto de la victoria del Celta en el rechace (1-2).

Un triunfo en sus once últimos partidos y tres empates consecutivos dejan al Valencia de José Bordalás en zona de nadie, noveno clasificado. Le faltó acierto en los últimos metros para llevarse el partido en la recta final, cuando se topó con la firmeza del portero Stole Dimitrievski que salvó un punto merecido para el Rayo Vallecano (1-1).

Por fútbol e identidad. Soportando ser el equipo más castigado de la categoría en penaltis señalados, hasta siete en su contra y el de hoy con una posición dudosa de Hugo Duro derribado dentro del área por Salveljich en una acción anulada y corregida desde el VAR que no perdonó Carlos Soler. El tanto de Isi, aprovechando un rechace tras una gran parada de Cillesen a Catena, mantiene al equipo de Andoni Iraola en puesto europeo, quinto, como la gran revelación del campeonato.

 

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img