miércoles, 21 febrero 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

“Astro-Boy” fue primero que todos

José Altuve se convirtió en el primer venezolano en llegar más rápido a los dos mil bateados y lo consiguió éste sábado en la derrota de su equipo los Astros de Houston ante los Marineros de Seattle.

Caracas.- José Altuve conectó tres hits en cinco turnos el sábado por la noche, en medio de la derrota de Houston 10-3 contra los Marineros de Seattle, y se convirtió en el tercer miembro los Astros con al menos dos mil imparables y en el décimo venezolano que lo consigue en la historia de las Grandes Ligas.

Altuve –que llegó al encuentro con 1.998 indiscutibles- saludó al derecho Logan Gilbert, de los Marineros, con un sencillo en el primer inning, como abridor en la alineación del mánager Dusty Baker. Se ponchó en el tercero, pero en el quinto sacudió una línea imparable contra la pared del jardín izquierdo para hacer historia contra el abridor nauta, al que antes del desafío le bateaba .421 (19-8) de por vida.

El criollo intentó alargar su batazo, pero fue retirado en segunda con un certero disparo Cade Marlowe. De cualquier forma, al hacerse el anunció del hito, recibió una salva de aplausos de las 38.280 personas que abarrotaron el Minute Maid Park. Atuve devolvió la cortesía saludando con el casco en ristre.
“Sé que perdimos hoy y no de buena manera, pero estoy muy feliz y agradecido con mis compañeros, mi familia y Dios… Dos mil es un gran logro”, señaló Altuve sobre ese instante, de acuerdo con la reseña de MLB.com.

El segunda base –el séptimo pelotero activo con la marca- se unió a los miembros del Salón de la Fama Jeff Bagwell (2.314) y Craig Biggio (3.060) como los únicos siderales con al menos dos millares de indiscutibles; mientras que ahora comparte la lista de connacionales con Miguel Cabrera (3.148), Omar Vizquel (2.877), el inmortal Luis Aparicio (2.677), Bob Abreu (2.470), Andrés Galarraga (2.333), David Concepción (2.326), Magglio Ordóñez (2.156), Víctor Martínez (2.153) y Elvis Andrus (2.033).

“Significa mucho”, apuntó el protagonista de la jornada, el segundo jugador activo que logra los 2.000 hits con un solo equipo, junto con el canadiense Joey Votto, de los Rojos de Cincinnati. “Tener mi nombre al lado de algunos otros muchachos de Venezuela, obviamente es realmente bueno. Miguel Cabrera acaba de alcanzar los 3.000 hace un año. Eso significa mucho para mí”.

“A medida que se acercaba, algunos muchachos del equipo y miembros de mi familia comenzaron a hablar de los 2.000, y uno se siente un poco ansioso y nervioso por ir al plato y hacerlo”, agregó Altuve, que en el séptimo sumó su tercer sencillo del desafío, ante el relevista Trent Thornton.

Pero lo más importante es que Tuve necesitó 1.631 juegos para alcanzar el hito y combinarlo con 200 jonrones y 200 bases robadas en su carrera, más rápido que cualquier otro toletero en los anales de las Mayores. Nada menos que por delante de la leyenda Willie Mays (1.669), que tiene una placa en Cooperstown, Alex Rodríguez (1.684), Vada Pinson (1.739) y Ryne Sandberg (1.757).

“Acabamos de tomar una copa de champán y rompimos un poco el hielo después de una dura derrota”, reveló el piloto Baker, en la rueda de prensa postpartido. “Eso es todo un logro… Con suerte, puede mantenerse saludable y conseguir los próximos 1.000”.

Pero antes de los 3.000 incogibles, Altuve todavía tiene otro importante logro frente así. El toletero derecho amaneció este domingo con 392 dobles y 291 bases robadas, cuando logre elevar esos totales a 400 y 300, respectivamente, y combine esas cifras con sus más de 2.000 incogibles y 200 jonrones, inscribirá su nombre en un club tan exclusivo como a los que pertenece desde el sábado.

De acuerdo con el periodista Efraín Ruiz, de LasMayores.com, en los registros de todos los tiempos, apenas 17 peloteros han logrado juntar esas estadísticas en su carrera: Bobby Abreu, Carlos Beltrán, Barry Bonds, Johnny Damon, Steve Finley, Pinson, A-Rod y Jimmy Rollins, así como los miembros del Salón de la Fama Roberto Alomar, Biggio, Andre Dawson, Rickey Henderson, Derek Jeter, Mays, Joe Morgan, Paul Molitor y Ryne Sandberg.

Altuve, de 33 años de edad, podría estar más cerca de unirse a ese elitista grupo, pero no pudo actuar en los primeros 43 compromisos de Houston, luego de sufrir una fractura en el pulgar derecho mientras vestía el uniforme de Venezuela en el Clásico Mundial de Beisbol. Más tarde, faltó a otros 18 desafíos por molestias en el músculo oblicuo izquierdo.

Debido a esos percances de salud, sus 53 cotejos en la campaña (de calendario completo) es la menor cantidad desde que disputó 57 en 2011, cuando se estrenó en las Mayores.

Sin embargo, su limitada actuación no afectado su rendimiento, ya que exhibe una robusta línea ofensiva de .325/.420/.532 (203-66), con 13 dobles, un triple, nueve cuadrangulares, 44 anotadas, 29 remolcadas, 32 boletos, 12 robos y .952de OPS.

Si se proyectan esos números a una zafra de 162 compromisos, sus promedios serían .326/.421/.535 (620-202), con 40 biangulares, tres triples, 28 vuelacercas, 134 anotadas, 88 producidas, 98 boletos, 37 estafas y .956 de OPS. Estadísticas similares a las que puso en 2017, cuando se alzó con el premio Jugador Más Valioso de la Liga Americana. Lo que pone en perspectiva la clase de cosecha que está reuniendo.

Antes que muchos
Altuve necesitó menos encuentros (1.631) para llegar a los 2.000 incogibles, que cualquiera de los otros nueve miembros del elitista grupo. Miggy tardó 1.663 desafíos, después le siguen Ordóñez (1.694), V-Mart (1.802), Galarraga (1.847), Abreu (1.850), Andrus (1.953), Aparicio (1.958), Vizquel (2.006) y Concepción (2.083), de acuerdo con Baseball-Reference. –lvbp.com