sábado, 22 junio 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Aleix Espargaró: “Sabía que este día iba a llegar”

El español quien este jueves previo al inicio del Gran Premio de Cataluña de MotoGP anunció su retirada de la competición al final de la temporada, reconocía poco después que sabía que podía ser su último año.

El español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), quien el jueves previo al inicio del Gran Premio de Cataluña de MotoGP anunció su retirada de la competición al final de la temporada, reconocía poco después que sabía que podía ser su último año.

“Cuando decía que no lo tenía claro, era así, tenía ganas de disfrutar y sabía que era posible que fuera mi último año, pero no lo quería pensar mucho”, indicó.

“Cuando llegó la carrera de América, me costó mucho hacer la maleta e irme de casa; en el último momento, dejamos a los niños con mi suegra y Laura cogió un billete y se vino conmigo. Ahí los dos entendimos que si en este trabajo no estás al mil por ciento, es mejor ser sincero con uno mismo y después de la caída de Jerez del sábado llamé a Laura y le dije: ‘Se acabó, lo he decidido’“, explicó Aleix Espargaró.

“He tenido la gran suerte de poder decidir cuándo parar y eso es un privilegio enorme. Tengo el mejor equipo del paddock, humanamente. Tengo una de las mejores motos, una de las más codiciadas y por eso he creído que no era justo estar al 95 por ciento. Sin más, no le di muchas vueltas más, no pensé en el futuro. Le dije a Albert (Valera) que organizase todo, que sería un sueño poder anunciarlo en el gran premio de casa y así ha sido”, continuó explicando Espargaró.

“Estaba bastante convencido, pero el martes cuando bajé para aquí, el martes y miércoles, tuve dos momentos de ansiedad que no había tenido nunca, de mucho dolor en el pecho, como si fuera a hacer ‘puenting’, y nunca había tenido ese miedo escénico, ni en el GP del año pasado, que sabía que podía ganar”, comentó el piloto de Aprilia.

“Nunca me había pasado, como que me ahogaba. También es porque soy una persona muy emocional y son muchos años haciendo lo mismo, pero hoy ha sido muy bonito, aunque no ha sido fácil; después de haberlo dicho y hecho, estoy al mil por ciento seguro de que he acertado. En un trabajo de tanto riesgo en el que tienes que estar tan concentrado como es este, cuando tienes un pelín de dudas es que es el momento”, reconoce Aleix Espargaró.

“Primero se lo dije a Laura y después a mi gente, a Albert, a Rober, a Jorge Martín incluso… Pero tampoco hace falta que les digas mucho, ellos ya van viendo cómo vas a reaccionar, hace dos semanas también se lo dije a Pol -su hermano- cenando, y están felices por mí; no es una decisión fácil, porque vale que no soy un chaval, pero sólo tengo 34 años y físicamente estoy bien, la cabeza me dice que puedo seguir siendo muy rápido y lo estoy demostrando, pero el corazón me pide parar, me pide estar en casa y por eso lo he decidido”, reconoció.

“Cuando estás en la burbuja de MotoGP y las cosas no salen, tienes lesiones… La relación con Pol no había sido fácil en los últimos años y cuando tuvo la caída que tuvo, y tuvo que apartarse, él mismo ha descubierto otra vida, humanamente ha cambiado mucho con su familia, conmigo… Y eso para mí ha sido brutal, ver tan feliz a mi hermano significa que hay vida después de las motos”, aseguró.

“Cuando estamos muy enfocados no le prestas atención, pero Pol me ha ayudado mucho a tomar la decisión y en intentar ahora vivir y disfrutar de la vida, por lo que no tiene mucho sentido pasarte toda la vida arriesgando encima de una moto, trabajando, y estando enfocado 300 días al año para luego no tener la capacidad de disfrutarlo”, explicó Aleix.

De su futuro desveló: “Me veréis, pero me desvinculo un setenta por ciento. Tengo mucha curiosidad y muchas ganas de emprender, de hacer otras cosas en la vida, de probar negocios distintos, de viajar con Laura y mis hijos… Soy súper curioso de la vida, pero con 34 años y con lo que me gustan las motos, tengo ganas de seguir yendo en moto, me encanta desarrollar y Dorna ha propuesto un cambio grande para 2027, así que seguiré yendo en moto”.

“Romano y Massimo fueron los primeros que se lo dije hace unos días.

Romano se emocionó mucho y decía que cómo sería el box, porque había crecido en Aprilia conmigo en un box, conmigo gritando, conmigo feliz… Y que cómo sería un box tan tranquilo, pero si de algo estoy orgulloso no es de las victorias y los resultados que he conseguido con Aprilia, sino del aura que hay en este box”, reconoció Aleix Espargaró.

“Es el mejor equipo del campeonato, sin ninguna duda, pues cuando ves a los técnicos de Maverick celebrando una vuelta rápida suya, o a Romano celebrando una victoria mía, eso no lo ves en las otras fábricas: somos sus hijos, y eso es algo de lo que estoy muy orgulloso, porque creo que lo he llevado yo a Aprilia, y venga quien venga a la moto #41 eso va a seguir”, añadió.

“Sin Aprilia, mi vida sería distinta, al igual que el futuro de mis hijos y de mi familia, ellos me lo han dado todo y estoy eternamente agradecido, pues mi carrera deportiva en los últimos tres años ha sido un sueño, y los ocho años en Aprilia han sido para escribir un libro. Ha sido increíble. En Aprilia han pasado muchos pilotos buenos en estos años, muchos de ellos Campeones del Mundo menos yo, y ninguno ha sido capaz de tirar adelante el proyecto, por lo que es recíproco, es mutuo, y Aprilia siempre estará en mi corazón”, afirma el primer piloto vencedor con la moto de Noale en MotoGP.

“Siempre lo he dicho y me he fijado mucho con Pol, que mi carrera deportiva no ha sido fácil y siempre he visto con Pol a un tío con mucho más talento que yo, y cuando me quedaba sin moto o tenía motos poco competitivas, me he tenido que esforzar muchísimo, trabajar muchísimo e ir más allá de lo que iban los otros pilotos para suplir esa falta de talento que siempre he pensado que he tenido”, reconoció sincero.

“Tener esas motos y esos altibajos, hizo que nunca tirase la toalla con Aprilia y que otros pilotos con más talento que vinieron aquí, hayan dicho en la quinta carrera o en la vigésimo quinta ‘se acabó, yo me piro de aquí’ y creo que esa experiencia que he tenido, ha hecho que haya llevado a Aprilia donde la he llevado”, continuó explicando.

Jorge Martín es uno de sus mejores amigos y, sobre la posibilidad de que ocupase su puesto en Aprilia, aseguró : “No es cuestión de eso. Creo que no se merece eso. Se merece la Ducati oficial pues no hay nadie que tenga más méritos para merecerse esa moto”.

“Su cabeza y su corazón la desean más que nada en el mundo y si no la puede tener, hacer lo imposible para ayudarle a que gane el Mundial con la #41 de Aprilia, pero creo que Jorge se merece ese asiento. De todas formas, ojalá que venga el piloto más rápido que exista para conducir mi moto y así se lo decía antes a Massimo Rivola, porque tiene una tarea muy complicada puesto que mi moto ahora va a ser muy codiciada y hay pilotos muy buenos que seguramente querrán cambios y acertar con cuál…”, comentó Espargaró.

“La Aprilia es competitiva, pero no es una moto fácil. Lo estáis viendo con Raúl y Miguel, así que acertar con cuál no va a ser fácil”, sentenció.

“No quiero que suene a poco, pero estos dos últimos años he conseguido más de lo que siempre he soñado en toda mi vida, casi me retiro en el 2018-2019, faltó muy poco, y había hecho un podio en mi vida, pero en estos tres últimos años he ganado tres carreras, he hecho diez podios… No tengo que demostrar nada más a nadie”, afirmó.

“He dicho basta cuando podría seguir corriendo. Tengo la mejor moto y un equipo humano brutal, me lo quiero pasar bien y si lo he anunciado en este gran premio es para poder tener tiempo de conducir mi moto, disfrutar… En la gira asiática quiero volver a engañar a mi mujer e hijos para que vengan y disfrutemos todos juntos. Poco más, claro que intentaré ganar a tope, pero sobre todo disfrutar”, continuó.

Aleix Espargaró reconoció la posibilidad de continuar como representante de pilotos al asegurar que “estuve a punto”, con “con talentos emergentes de este paddock, pero al final lo hablé con Laura y decidí que no. Lo que yo quiero es bajar tres marchas, disfrutar de la vida y estar en casa con mi familia y mis hijos. No paso por este trabajo”.

Y sobre él ‘después de’, Aleix Espargaró dijo: “es una buena pregunta, y creo que lo bonito es ir descubriendo poco a poco, cuando me despierte y vea que no tenga esa presión, quizá la voy a echar de menos, seguro, pero a mí me gustaría seguir yendo en moto, entrenando”.

“Me acabo de hacer una moto de supermotard porque tengo ganas de seguir yendo en moto, pero no ‘full-time’, porque necesito bajar dos marchas. Y voy a echar mucho de menos a Aprilia. Cuando me voy de Max, Mia y Laura… Aprilia es mi segunda familia, les voy a echar de menos, reconoció.

“Seguro que si le preguntas a mi padre, cuando empezamos a ir en moto con cuatro años, habría firmado y hemos estado media vida aquí, nos hemos dedicado a ello y hemos formado dos familias maravillosas gracias a las motos también y por eso estoy muy contento de lo que hemos conseguido. Hoy veía a Pol, a Carlota y a su niña, que no la trae nunca Pol, y se lo he pedido, porque quería que Álex estuviera en la rueda de prensa, y estoy muy, muy orgulloso”, aseguró Aleix Espargaró en su despedida.