miércoles, 17 abril 2024
Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

Alcaraz repite como campeón en Indian Wells

El tenista español revalidó su título de campeón del Masters 1000 de Indian Wells al doblegar en dos sets a Medvedev para su quinta victoria en este tipo de competencia.

El español Carlos Alcaraz revalidó este domingo su corona en el Masters 1.000 de Indian Wells al ganar por 7-6(5) y 6-1 al ruso Daniil Medvedev en la reedición de la final de 2023 en el desierto californiano, lo que le convierte en el primer jugador capaz de encadenar dos triunfos seguidos desde que lo lograra el serbio Novak Djokovic en 2016.

Tras poner fin en las semifinales a la racha de 19 victorias consecutivas del italiano Jannik Sinner, Alcaraz volvió a coronarse en Indian Wells y levantó al cielo el quinto Masters 1.000 de su ya extraordinaria carrera.

El murciano, de 20 años y ganador de dos ‘grandes’, no ganaba un torneo desde Wimbledon 2023 y superó a su entrenador, Juan Carlos Ferrero, como el segundo español con más títulos Masters 1.000 (5), solo detrás de Rafa Nadal (36).

El número dos del mundo incrementó a 4-2 su balance contra Medvedev y se vengó por la derrota que el ruso le infligió en septiembre en el Abierto de Estados Unidos, cuando le impidió defender su corona en Nueva York.

Necesitó una hora y 47 minutos para tumbar a Medvedev. Su mérito fue llevarse un primer set de altísima exigencia, en el que remontó una rotura de desventaja y en el que pudo tomar ventaja en el desempate tras una hora y diez de batalla.

Medvedev no tuvo fuerzas para reaccionar tras ese set perdido y se quedó a un paso del vigésimo primer título de su carrera.

Un primer set clave

Tuvo que saber sufrir Alcaraz ante un Medvedev que ajustó su juego para poner en apuros al murciano. Restó en posición mucho más adelantada respecto a lo que se vio en el resto del torneo y consiguió la rotura en el primer turno de Carlitos. En toda la final de 2023 el ruso no había conseguido romper el saque de su rival.

Al igual que en el partido con Sinner, Alcaraz necesitó unos minutos para coger ritmo. No conseguía encontrarse cómodo, tuvo problemas con el viento de la pista central y cometió hasta once errores no forzados en los primeros tres juegos. Aún así, logró tres bolas de rotura, sin poder aprovecharlas, y Medvedev se escapó 3-0.

“Hay que calmarse y ver las cosas claras”, le decía Ferrero desde su ‘box’ en la central. Pareció que sus palabras funcionaron. El murciano cambió de actitud, jugó con más solidez y convirtió, con una gran dejada y posterior pasante de derecha, la rotura que volvía a igualar el duelo.

Consiguió otra bola de rotura en el 4-4, pero su revés paralelo acabó fuera por centímetros. Alcaraz encontró su juego, obligó a Medvedev a ganar varias veces el punto con una defensa admirable, pero necesitó pasar por un tenso desempate para tomar ventaja.

Estuvo a punto de desperdiciar un 3-0 de ventaja y Medvedev remontó hasta igualar en el 5-5, pero Carlitos salió ganador del cara a cara por 7-5 para llevarse el primer set tras una batalla de una hora y diez minutos.

Fue un golpe psicológico para Medvedev y un gran plus de confianza para Alcaraz, quien maximizó el momento en la apertura del segundo set. Mantuvo su saque a treinta y se ganó tres bolas de rotura en el primer turno del ruso. Se ganó la tercera con un maravilloso revés pasante y la convirtió con una respuesta de derecha que le dio ventaja 2-0.

Había pasado el momento más complicado y el segundo set se convirtió, por méritos de Alcaraz, en un auténtico paseo. Le salía todo fácil al murciano, mientras que Medvedev sufría muchísimo para encontrar ritmo y formas de poner en apuros a su rival.

Dos puntos perdió Alcaraz en sus siguientes dos turnos al saque y, con 4-1 en el marcador, logró la segunda rotura, a quince, para ir a sacar por el partido.

No dejó pasar la oportunidad. Medvedev, ya a un paso de la derrota, se encaró con el público por seguir alentando al murciano incluso durante los puntos.

Alcaraz mantuvo su saque a quince y revalidó su título en Indian Wells para confirmarse como el rey del desierto californiano.