jueves, 30 de junio de 2022

Mercedes Pulido: “No sólo hay que cambiar los hábitos de la mujer. También los del hombre”

En los años 80 la ministra de Estado para la Participación de la Mujer en el Desarrollo abrió el camino para la contribución de la mujer a la economía de Ciudad Guayana. | Foto cortesía

En los años 80 la ministra de Estado para la Participación de la Mujer en el Desarrollo abrió el camino para la contribución de la mujer a la economía de Ciudad Guayana. | Foto cortesía

“La mujer ha de tener relación con la actividad económica del país. No debe estar aislada”. Fueron las palabras de la doctora Mercedes Pulido, encargada del Ministerio para la Participación de la Mujer en el Desarrollo -ahora Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género-, en una entrevista realizada por el periodista Isidro Casanova para Correo del Caroní.

En este Correo de Ayer, rememoramos la charla entre el periodista y la ministra una vez arribó a Ciudad Guayana desde La Carlota, Caracas, el 13 de septiembre de 1980. El texto referencia el ambicioso proyecto de Mercedes Pulido para incorporar a las madres guayanesas al trabajo y la actividad comunal, sin desatender a sus niños.

Entrevista a Mercedes Pulido, publicada el 13 de septiembre de 1980 l Foto Lucía A. Pietrini F.

Mercedes explicó que el proyecto se desarrollaría conjuntamente con las empresas locales, del sector público y privado. Dictarían programas de capacitación para la incorporación de las madres al empleo industrial. “Vamos a conversar con las industrias. Hay buena acogida de Sidor y Venalum. También vamos a conversar con Ferrominera. Estas empresas pueden emplear a las mujeres”, comentó para el artículo.

A su vez buscarían llegar a dichas madres mediante la atención de sus hijos en edad preescolar, pues en la región había 60 mil niños de este grupo, y de esa cantidad muy pocos recibían la atención necesaria “… Creo que solo el 10%. Y lo más serio es que buena parte de los niños citados provienen de grupos familiares muy pobres”, agregó. Deseaba participar con su ministerio en la política laboral, para que las contrataciones colectivas resultaran adecuadas para las madres.

Mas la ministra explicó que no todo sería empleo industrial. También propusieron desarrollar servicios a nivel de las comunidades donde las madres pudieran laborar confeccionando, recuperando libros, elaborando alimentos para la venta y otras actividades.

“El trabajo que estamos realizando es complejo (…) Se ha trabajado y hay preocupación”, comentó Mercedes. Casanova inquirió si eso sería como cambiar los hábitos de la mujer. La ministra rió y recalcó “No sólo hay que cambiar los hábitos de la mujer. También los del hombre”. 

Precursora de la igualdad 

Mercedes Pulido de Briceño fue la segunda mujer en ser designada ministr00a en Venezuela, después del nombramiento de Aura Celina Casanova como ministra de Fomento en 1969. Tuvo una destacada carrera política a nivel nacional e internacional durante la segunda mitad del siglo XX, caracterizada por sus esfuerzos por la reivindicación de la mujer, la igualdad de derechos entre géneros, la defensa de los niños y de la familia venezolana.

Participó en la reforma del Código Civil de Venezuela en 1982 y se le adjudicó la autoría de estas leyes: el establecimiento de la mayoría de edad a los 18 años; el derecho del hijo no reconocido por su padre de llevar los dos apellidos de la madre en vez de uno, como era costumbre en su momento; el establecimiento de la paternidad por cualquier género de pruebas, y la consideración de presunción en su contra ante la negativa del padre de someterse a dichas pruebas; entre otras.

Sus obras, su participación política y su lucha por la igualdad resuenan aún después de la muerte de esta psicóloga, docente, exministra y defensora de los derechos de la mujer. Ella aportó al proceso progresivo de la participación laboral femenina en el país, que alcanzó un valor cercano a 40% en el 2005 según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Aún queda mucho por hacer para acortar la brecha entre géneros, agravada de manera sustancial por la crisis. Movimientos y organizaciones feministas continúan exigiendo la reivindicación de las mujeres desde todos los ámbitos de desarrollo en Venezuela.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img