lunes, 4 de julio de 2022

A 254 años de la expulsión de jesuitas por el rey Carlos III

El 27 de marzo de 1980 a un costado de la portada del nuestro diario, en la sección Hoy en la Historia de Nuestra Patria, conmemoramos que ese mismo día pero de 1767 el rey de España Carlos III ordenó la expulsión de los jesuitas de todos sus dominios, bajo la acusación de haber sido los instigadores de los motines populares del año anterior desarrollados en Madrid y conocidos como “Motín de Esquilache”.

Esta medida afectó tanto a los misioneros como a los sacerdotes de la Compañía de Jesús que desde 1664 venían evangelizando las regiones de los ríos Orinoco y Meta. Ese mismo año antes de la expulsión los misioneros habían dividido el territorio Guayana con consentimiento del gobernador de Andalucía. De tal forma que desde el mar hasta Angostura era territorio de los misioneros capuchinos; desde Angostura hasta el río Cuchivero era de los Observantes de San Francisco y desde el Cuchivero hasta los confines de la Nueva Granada correspondía a los Jesuitas.

A los misioneros jesuitas se le atribuyen en Guayana la fundación de los pueblos de Carichana, Sinaruco, San Lorenzo, Derno, Piaroa, Atures, La Urbana, Concepción de Uyupe, San José de Paruaza, Santa Bárbara, San Francisco Regis, Santa Teresa, San Francisco de Borjas, Cabruta y San Luis de la Encaramada.

Cuando ocurrió la expulsión estos territorios pasaron a manos de los misioneros capuchinos, sin embargo la mayoría de estos pueblos fundados desde el Cuchivero hasta Colombia fueron destruidos por los ataques constantes de los los caribes, el abandono y la muerte de los misioneros.

Más del autor

¡Síguenos!

Notas relacionadas

spot_img