Solo entre junio y julio han muerto 38 miembros del personal sanitario en Venezuela. Cada vez son más los miembros de la sociedad civil quienes se unen para amortiguar el impacto que la pandemia tiene sobre el personal de salud.

@mlclisanchez 

Miembros de la sociedad civil coordinan la donación de alimentos ya preparados e insumos de bioseguridad para el personal sanitario que trabaja en el área de COVID-19 de los hospitales centinelas Uyapar y Dr. Raúl Leoni de Guaiparo a través de la iniciativa Alivia su carga, creada por la médica cirujana Alicia Villegas.

La iniciativa nació hace tres semanas y busca sumar voluntades e insumos a través de las redes sociales para apoyar al personal de salud en primera línea contra el virus SARS-Cov-2, Villegas ha recibido el apoyo de miembros de la escuela de Comunicación Social y de Desarrollo Estudiantil de la Universidad Católica Andrés Bello núcleo Guayana.

En principio el apoyo se basa en dar alimentos al personal que labora en estos hospitales y solicitan aportes en harina de maíz, sal, carne molida o mechada, queso duro, servilletas, aliños, condimentos variados u otros alimentos para quien desee donarlos.

Las comidas son preparadas por familias voluntarias, o incluso donadas por emprendedores y empresas de la ciudad también.

“Yo soy cirujano general, no trabajo directamente con pacientes con COVID-19. Esta es una patología que le compete a internistas, neumólogos, y medicina general, pero yo no voy a estar en mi casa sin hacer nada, hay que hacer alguna iniciativa para apoyar a nuestros colegas que están día a día arriesgando su vida, trabajar con esto implica un riesgo infeccioso”, dijo la doctora. 

    “Todos podemos necesitar un hospital, por eso tenemos que motivar, cuidar y respetar y hacerle llegar nuestro apoyo al personal que día a día está haciendo todo lo posible para atender a los pacientes”, expresó Alicia Villegas | Fotos William Urdaneta

 


Personal sanitario del área COVID-19 de los hospitales Uyapar y Dr. Raúl Leoni hicieron un mural con cartas y dibujos de apoyo que reciben de la sociedad civil

Villegas está a la cabeza del equipo de, al menos, 15 personas. Coordina la logística de llevar comida a médicos, personal de enfermería, camilleros y camareros, una o dos veces al día. En el camino, miembros de la sociedad civil y empresas se han unido a la iniciativa.

“Es cierto que cuando una persona dona algo no es necesario el reconocimiento público, pero yo lo agradezco porque de esta forma podemos motivar a otras personas a que se sumen a esta iniciativa. Si no fuera por esas personas que han hecho su donativo esto no fuera posible, hemos tenido un apoyo extraordinario de la sociedad civil”, expresó.

Aparte del aporte en alimentación, Alivia su carga emprendió la recaudación de fondos a través de una rifa para costear material de protección para el personal del área COVID. Por ahora -con ayuda de donantes en el exterior- logró recaudar fondos suficientes para comprar 40 bragas de bioseguridad que entregará con caretas y mascarillas N95 a personal sanitario en el Hospital Dr. Raúl Leoni.

“El mayor impacto debe ser evitar que el personal de salud se siga contaminando, en la prevención está que la sociedad civil acate las normas sanitarias. Si nos centramos a reunir dinero solo para curar la enfermedad estamos fritos. Es demasiado costoso, se va a agotar todo, esta rifa es para comprar equipos de protección personal”, indicó Villegas.

Otra de las actividades que emprende la iniciativa es colectar cartas con mensajes alentadores de niños y otros voluntarios para apoyar al personal sanitario en medio de la crisis.

“Recibir un dulce, el dibujo de un niño hace que por un segundo la carga se te olvide, recargues energía y sigas adelante. Todos podemos necesitar un hospital, por eso tenemos que motivar, cuidar y respetar y hacerle llegar nuestro apoyo al personal que día a día está haciendo todo lo posible para atender a los pacientes. Es un trabajo sumamente difícil que implica cansancio físico, emocional y riesgo biológico inherente al área médica”.

Alivia su carga inició con el apoyo al médico residente Jorge Ramírez, que estuvo en terapia intermedia por COVID-19 en Clínicas Caroní, luego se extendió a lo que es hoy.

“En todo amar y servir (…) el médico siempre tiene que estar dispuesto a ayudar como sea, cuando el médico no puede curar, debe al menos apoyar anímicamente el caso”, afirmó la doctora. “Esto les ha subido el ánimo, se sienten apoyados y va mucho más allá de una posición política, queremos ayudar y hacer sentir al personal sanitario que el personal de salud los valora, los respeta y los entiende”, agregó.

Villegas informó que tanto en Uyapar como en Guaiparo, el personal sanitario hizo un mural con las cartas y dibujos que han recibido hasta ahora. Solo entre junio y julio han muerto 38 miembros del personal sanitario, solo 10 muertes han sido reconocidas por el Gobierno venezolano.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework