Las instituciones privadas señalaron que hicieron un esfuerzo titánico para finalizar el periodo 2019-20 por lo que consideran necesario un incremento en la mensualidad para garantizar gastos operativo.

 

   
“La educación privada puede resultar costosa, pero es de libre elección y debe ser considerada como una inversión para la formación de sus hijos”, afirman colegios privados

22 colegios privados de Ciudad Guayana exigieron un nuevo reajuste económico para el periodo académico 2020–2021, dada la necesidad de cumplir con el pago de nómina y de mantener la infraestructura y los equipos de los centros educativos.

El exhorto al Ejecutivo lo hicieron a través de comunicado, publicado luego de reclamos de algunos representantes en redes sociales por el aumento de las matrículas en dólares. Sin embargo, en el comunicado colegios señalaron que mantener las tarifas en bolívares generó “una devaluación importante en sus estructuras de costos, provocado por la hiperinflación que existe en el país”.

“Nosotros no podemos seguir con una mensualidad de cuatro dólares”, dijo Milagros Michel, directora del Colegio Técnico Jesús Obrero. Aunque están a espera de hacer la asamblea para establecer la mensualidad, señaló que el colegio no recibe ningún subsidio, por lo que es fundamental una tarifa que se adapte a los gastos operativos de la institución.

Señaló que cada colegio tiene sus propios gastos y que en particular el Jesús Obrero, al ser técnico, debe mantener laboratorios y equipos vitales para su funcionamiento. No todo el dinero que reciben es para el pago de profesores.

“Todos nuestros gastos son en dólares”, indicó. De acuerdo con Michel tratan de garantizar un pago a los profesores para que puedan mantenerse en la institución, pues por los bajos sueldos hay una alta rotación en la institución.

Hay centros educativos donde representantes tienen morosidades de hasta un 50%, expuso, por lo que conminó a los padres a entender la situación económica de los colegios y los sacrificios que hacen para mantenerse funcionando.

Pese a las quejas de algunos representantes, varios centros educativos comenzaron la asamblea para definir una nueva mensualidad. Luis Sifontes, director del Colegio Metropolitano, señaló que ya la encuesta fue enviada de manera virtual para que los padres decidan si están de acuerdo o no con la mensualidad.

Indicó que siempre hay representantes que se quejan sea mucho o poco el incremento. Resaltó que “tiene que darse un aumento para poder mantener el estatus educativo” en los planteles.

También subrayó que los servicios a pesar que no se están usando siguen implicando un gasto significativo. Señaló que los insumos y equipos tienen que irse reponiendo y son millones de bolívares en gastos para que todo funcione correctamente.

En junio la autoridad única en Educación del estado Bolívar, Mauro Suárez, exhortó a administradores, dueños y directivos de los colegios privados a respetar la normativa de no aumentar las cuotas escolares, ni obligar a padres y representantes a cancelar algún incremento en dólares si antes no es aprobado por más del 50% de la asamblea de padres y representantes.

La Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep) estimaba para 2018 que 400 colegios privados en el país corrían el riesgo de cerrar, por no poder pagar gastos operativos. Además calculaban un déficit de profesores de un 40%.

La crisis económica y la migración de profesores a otros oficios y países sigue complicando a los colegios privados. Pese a las quejas de representantes, autoridades de estos centros educativos ven indispensable un reajuste en las mensualidades que les permitan mantenerse funcionando.