viernes, 12 de agosto de 2022

AUTOR

Carolina Jaimes Branger

Carta para una mamá triste

La mejor mamá que puede tener tu hijo, eres tú, nunca se te olvide. Te aseguro que dentro de un tiempo celebraremos que las aguas volvieron a su curso, que esto que pasó fue una etapa más en el aprendizaje de ser mamá de alguien diferente.

El señor presidente

Su discurso es inclusivo, sencillo e inspirador. Su posición, férrea. No sabemos qué le deparará el destino, pero en cualquier caso, Zelenski ya se ganó su lugar en la historia como uno de los grandes hombres del siglo XXI.

“Horroris causa”

El honoris causa es para reconocer grandes merecimientos. Pero si se trata de reconocer las grandes metidas de pata, la corrupción, la violencia, la ignorancia, la ineptitud y tantos otros males que no cabrían en este artículo, lo que corresponde es un horroris causa.

¿Por qué indignó tanto la fiesta del tepuy?

Espero también que estas actitudes nos sigan indignando y las sigamos reclamando. Porque solo así podremos salir de este horror, lo peor que nos ha pasado a los venezolanos después de la Guerra Federal.

Paciencia y amor infinitos

Quienes la conocemos somos unos privilegiados... Su perseverancia y dedicación son encomiables, porque tuvo la fortaleza para convertir un revés de la vida en una victoria, para ella y para quienes ha tocado con su buen hacer.

La magia de los 100 años de Mago

Luis Beltrán Mago ha triunfado sobre la vejez porque su mente y su corazón son jóvenes.

¡Pobre mundo!

QAnon es una teoría de amplio alcance y completamente infundada que dice que el expresidente Trump está librando una guerra secreta contra una supuesta elite de pedófilos que adoran a Satanás, tanto en el gobierno como en las empresas y los medios.

El vestido de novia

¿De qué “traje de novia”, aunque sea hecho con la tela de un paracaídas que no sirve ya, echaremos mano para levantar el vuelo sobre esta enojosa situación que vivimos todos los días en nuestra adolorida Venezuela?

Yiyo de los milagros: una vivencia

Gumersindo Serrano era poseedor de una sabiduría ancestral. Pero en mi casa nadie se asombraba por las cosas que él hacía. Eran parte de nuestras vidas, como lo era el mismo Yiyo.

Aquella carta al Niño Jesús

Mi carta al Niño Jesús de este año es para pedirle que a todas las mujeres que sufren de maltratos, les traiga el coraje para abandonar a su maltratador. Feliz Navidad para todas.

Artículos más leídos

spot_img