Negocios de comida en Ciudad Guayana habilitaron el despacho a domicilio para frenar las pérdidas económicas; sin embargo, las medidas extremas de confinamiento ponen en riesgo la estrategia.

@joelnixb

El servicio de entrega a domicilio es común en el mundo entero. En Ciudad Guayana, las opciones con delivery habían estado más vinculadas a franquicias y emprendimientos, pero con la llegada del coronavirus al país los restaurantes emplearon la modalidad de venta a domicilio.

En un intento por frenar el impacto económico que supone esta medida, diversos restaurantes de la ciudad implementaron el reparto a domicilio desde esta semana. Pero, lo que había sido una salida de los restaurantes para evitar un descalabro del flujo de caja, puede verse afectado por la medida de restricción del despacho de la gasolina y el libre tránsito que entró en vigencia el jueves 19 de marzo.

El comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI) en Guayana y el gobernador de Bolívar, Justo Noguera, informaron que solo estarán disponibles seis estaciones de servicio en el estado Bolívar, dos en Delta Amacuro y dos en Amazonas.

En los establecimientos, aún activos, los trabajadores tienen kits de prevención y elaboran comida solo para llevar. La estrategia, sin embargo, no ha evitado que las ventas disminuyan drásticamente. En todo el mundo, la pandemia del coronavirus Covid-19 ha impactado de forma negativa en los mercados de valores y economías.

En Pac Man Burger, restaurante de comida rápida ubicado en Alta Vista, realizan entregas a domicilio gratuito solo en las zonas cercanas al centro de la ciudad. Desde que reciben el pedido hasta hacer la entrega, si es a un lugar próximo al local, tardan un máximo de 30 minutos. Para residencias lejanas a Alta Vista cobran el traslado.

“Han bajado las ventas ya que la gente no se puede quedar en las mesas a comer, muchas de las personas venían al sitio a sentarse y a pasar un rato agradable, hablar y compartir”, dijo José Ruiz, encargado del establecimiento, quien indicó que las ventas han mermado 60%. “Ante todo la prevención y si esta es una de las medidas para contrarrestar el virus no queda de otra que adaptarnos hasta que sea pertinente levantar las medidas preventivas”, comentó.

Aunque la restricción en la entrega de combustible es una amenaza a la estrategia de reparto a domicilio, el emprendimiento gastronómico apuesta a mantener el servicio en los próximos días.

En La Piazza, ubicada en la Torre CEM de Alta Vista, habilitaron desde el lunes el servicio delivery gratuito a Unare, Alta Vista y Los Olivos. En el local solo están trabajando cuatro personas, “tenemos mascarillas y guantes, solo ofrecemos pizza y la clientela ha sido poca, no es como cuando está la gente en la calle”, indicó Gabriela Marcano, cajera de La Piazza.

Servicio directo al vehículo

En Edna’s Café, en el Centro Comercial Villa Alianza en Puerto Ordaz, también ingeniaron cómo atender a la clientela, pero evitando aglomeración y el uso de los espacios comunes. Por eso atienden a los clientes directamente en el carro; toman el pedido y luego de 10 o 15 minutos, dependiendo de lo que el cliente desee, se hace la entrega en el estacionamiento.

Ofrecen pasteles horneados de pollo, carne, capresa; sándwich de jamón y queso, con lechuga, tomate y aderezo de miel y mostaza; arepas de carne mechada, pollo, perico con queso amarillo, jamón y queso. “Todo viene en envases descartables y con servilleta, nosotros trabajamos con tapabocas y guantes, tenemos punto de venta inalámbrico y los clientes también pueden hacer los pedidos por teléfono antes de llegar al café”, explicó Edna Rivero, propietaria del negocio.

“Como medida preventiva le decimos a nuestra clientela que tenemos que ser conscientes de la realidad que estamos viviendo y entre todos vamos a lograr salir de esto si nos cuidamos”, expresó.

El horario de atención es de 7:30 am a 1:00 pm con desayunos. Hasta las 5:00 pm venden dulces, bebidas y panes en distintas presentaciones preparados en el establecimiento.

Aunque este viernes 20 de marzo no trabajaron debido a que los empleados que habitan en San Félix y en Core 8 no pudieron trasladarse al restaurante, esperan seguir con la atención el lunes. “A la larga no es pérdida, ahorita cerrar un negocio no es pérdida porque la salud debe estar siempre de primero”, comentó Rivero.

Delivery upatense anulado por falta de gasolina

No solo en Ciudad Guayana implementaron este servicio de entrega a domicilio. En La Fontana Restaurant, en Upata en el municipio Piar, también ofrecieron el servicio delivery, pero por pocos días debido a que la restricción en el surtido de combustible impidió continuar.

Douglas Benítez, supervisor del local, expresó que habilitaron el delivery para evitar la propagación de la enfermedad, aunque en Bolívar no se han confirmado casos. Sin embargo, el jueves los encargados decidieron cerrar el establecimiento debido a la falta de gasolina.

En el establecimiento habían reducido el personal a solo 10 empleados, usaban el kit de guantes y mascarillas y desinfectaban con vinagre. En el menú delivery se ofrecieron todos los platos del menú tradicional con la diferencia de que no se comía en el restaurante.

Aunque la crisis sanitaria ha significado el cierre de todo tipo de establecimientos, la incorporación de la entrega a domicilio es una muestra de la necesaria reinvención del sector comercial en tiempos de trance económico.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework