Aunque no hubo pronunciamiento formal, representantes del FMI desestimaron la solicitud de 5.000 millones de dólares por parte de Maduro. “Lamentablemente, el Fondo no está en condiciones de considerar esa solicitud”, dijo un portavoz del FMI del organismo.

Tanto el régimen de Nicolás Maduro como la oposición liderada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, entienden que para afrontar la pandemia del Covid-19 se necesita de ayuda externa para poder coordinar acciones que favorezcan a los ciudadanos.

Sin embargo, las posturas acerca de esta ayuda son contrarias: Guaidó indicó que es necesario que se abra paso para el ingreso de ayuda humanitaria mientras que Maduro solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) un préstamo de 5 mil millones de dólares para fortalecer el sistema salud que, horas más tarde, fue rechazado.

La situación de los centros hospitalarios en Venezuela es crítica, pues la falta de gobernabilidad e inversión trajo como consecuencia el decaimiento de su infraestructura, personal, insumos y equipos para trabajar. Este punto se ha vuelto la preocupación central de los venezolanos de cara a un posible contagio masivo de esta nueva cepa del coronavirus.

Guaidó instauró una comisión que está en contacto con la comunidad internacional para evaluar el contexto y planificar posibles acciones de cooperación, la cual considera que es necesario la supervisión del equipo técnico y sanitario para hacer un buen seguimiento del virus. Además, señaló que debido a la emergencia humanitaria compleja se necesitará ayuda de los organismos internacionales para poder soportar la pandemia.

   
“Ponemos a disposición de los venezolanos la articulación con nuestros aliados y multilaterales, y recaudar fondos para que las organizaciones que tienen rango de acción en Venezuela puedan actuar” | Foto @Presidencia_VE

“Se va a necesitar asistencia y ayuda en materia alimentaria para que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pueda atender esta contingencia; toda vez que es evidente que Venezuela tiene un aparato productivo bien golpeado”, expresó.

Según el líder opositor, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se encuentran dispuestas a prestar apoyo en lo que se refiere a la atención de la población vulnerable y los presos políticos. “Somos conscientes de la situación crítica que enfrentan los hospitales y ambulatorios, por ello urge tomar medidas, no podemos politizar la situación. Es urgente el ingreso de ayuda humanitaria”, añadió.

Asimismo, aprovechó la ocasión para informar sobre la creación de un portal web que servirá para consultar información oficial del Covid-19 y las acciones que se estarán tomando desde la Asamblea Nacional. Dirigentes políticos denunciaron que el nuevo portal fue bloqueado por Cantv.

FMI rechaza pedido

Por otra parte, Maduro con la solicitud de préstamo al FMI buscaba controlar la situación y admitió que necesita ayuda externa pero por la supuesta guerra que tiene Estados Unidos en contra de Venezuela, y justamente para fortalecer el sistema salud que el mismo gobierno ha destruido desde hace varios años.

El ministro de Exteriores, Jorge Arreaza, informó que: “el presidente, Nicolás Maduro, ha solicitado formalmente al Fondo Monetario Internacional un financiamiento por 5.000 millones de dólares para fortalecer las capacidades de respuesta de nuestro sistema de salud en la contención del Covid-19. Otra acción oportuna para proteger al pueblo”.

Arreaza además manifestó que todo esto es para promover todas las acciones de prevención que el gobierno bolivariano viene ejecutando, pues necesitan fondos para robustecer los sistemas de detección y respuesta.

Aunque no hubo pronunciamiento oficial, representantes del FMI informaron durante la noche del martes que el pedido de 5.000 millones de dólares fue rechazado. “Lamentablemente, el Fondo no está en condiciones de considerar esa solicitud”, dijo a la agencia EFE un portavoz del FMI.

“El compromiso -añadió- del FMI con los países miembros se basa en el reconocimiento oficial del gobierno por parte de la comunidad internacional, como se refleja en la membresía del FMI. No hay claridad sobre el reconocimiento en ese momento”.

Venezuela actualmente no cuenta con un aparato productivo que sea capaz de generar los ingresos para cubrir estos gastos y a su vez no posee un sistema de salud capacitado para atender una propagación de esta magnitud. Todo esto ha sido causado por el propio desgobierno de Maduro que ha agudizado la crisis en todos los sectores del país y por ende requieren un préstamo urgente para poder implementar medidas.

Gestión con los vecinos

También Maduro asegura que “en coordinación permanente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el apoyo mutuo entre los países del mundo, podremos enfrentar y superar esta difícil situación, viendo hacer realidad los sueños futuros que nos depara el trabajo y el destino común”.

Pero países del mundo lo han catalogado como persona no confiable para coordinar acciones bilaterales, como es el caso de Colombia, quien decidió cerrar sus fronteras con Venezuela debido a que consideran que Maduro es incapaz de ofrecer una respuesta segura para controlar el coronavirus y que esto puede traer severas consecuencias a los colombianos.

Es importante señalar que el régimen de Maduro ha acusado en otras ocasiones al FMI de ser un agente al servicio de los Estados Unidos para orquestar la supuesta guerra económica contra el país.

El contexto actual es muy crítico y politizarlo podría desencadenar un daño incalculable, sumándole a que el Estado venezolano no cuenta con las herramientas necesarias para responder a tal pandemia. (Con información de DPA y Runrunes)

Template by JoomlaShine