Personal sanitario del centro asistencial de Ciudad Bolívar, representantes del Colegio de Enfermeras del estado Bolívar y miembros del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos del Sector Salud (Sunep-SAS) exigen como mínimo mil dólares de aguinaldos, y rechazan el paupérrimo ajuste salarial.

@mlclisanchez

Personal sanitario del hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar, representantes del Colegio de Enfermeras del estado Bolívar y miembros del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos del Sector Salud (Sunep-SAS) convocaron una manifestación para exigir salarios y aguinaldos dignos el miércoles 18 de noviembre en el centro asistencial, a las 9:00 de la mañana.

“No queremos salarios de pobreza extrema que no alcanzan ni siquiera para comprar un pollo”, expuso el vicepresidente del Colegio de Enfermeras y vocero de la convocatoria, Camilo Torres.

Los trabajadores de la salud rechazan el nuevo aumento de salario mínimo a un millón 200 mil bolívares y los aguinaldos valorados entre los dos y tres millones de bolívares cancelados por el gobierno; exigen un aguinaldo de al menos mil dólares tomando en cuenta que la canasta básica alimentaria supera los 100 millones de bolívares mensuales.

    “Nuestros salarios no pueden ser de 1.200.00 bolívares, eso nos somete al hambre, a la pobreza extrema”, rechazó Camilo Torres | Fotos William Urdaneta

 

En los hospitales de Guayana hubo una deserción de 70% de los profesionales de la salud por falta de salarios dignos

“Nuestros salarios no pueden ser de 1 millón 200 mil bolívares, eso nos somete al hambre, a la pobreza extrema”, lamentó. Aunque es el monto que comenzaron a recibir los trabajadores, todavía no hay un pronunciamiento oficial público referente a las modificaciones de las tablas salariales del sector público.

El gremio de enfermería de Ciudad Guayana se unirá a la manifestación para exigir salarios y aguinaldos dignos, así lo informó Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Enfermeras y representante de Caroní. “Es que tenemos que unirnos para exigir mejores condiciones porque esto es nada”, dijo.

Además, los trabajadores de la salud también exigen una dotación constante de insumos de bioseguridad para evitar los contagios de COVID-19 dentro del personal sanitario.

“Queremos que nos doten con agua, comida y medicamentos para salvar la vida de los pacientes, es la constitución, es la ley que estamos exigiendo, y es nuestro derecho al salario digno”, reiteró Camilo Torres.

La crisis hospitalaria data desde hace casi cinco años. Conforme avanza el tiempo y la hiperinflación, aumenta la deserción de los profesionales de salud que buscan mejores condiciones de vida. Esta deserción por falta de insumos, salarios dignos, transporte y otros beneficios ocasiona una sobrecarga al personal que permanece laborando en los recintos hospitalarios y que no son suficientes para cubrir la demanda de los pacientes sobre todo en las áreas de hospitalización, cuidados intensivos y cuidados intermedios.

El gremio de enfermeras informó que en los hospitales de Ciudad Guayana, Uyapar y Dr. Raúl Leoni, ha habido una deserción de 70% de personal capacitado.

La situación del transporte también incide en la ausencia de personal capacitado en los turnos de trabajo, cuya presencia es indispensable tomando en cuenta que hay una o dos enfermeras por servicio, o casos en los que una enfermera debe atender entre 20 y 30 pacientes, y los familiares de los pacientes deben apoyar con los cuidados, e incluso deben aprender a poner por cuenta propia los tratamientos.

“Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”, es lo que versa el artículo 91 de la Constitución venezolana, y lo que exigen los aproximadamente 15 mil trabajadores de la salud en el estado Bolívar.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework