Todos hacemos falta en esta convocatoria. Es un derecho constitucional al que no podemos renunciar porque todos los esfuerzos realizados suman en la intención de sacar a esa banda de delincuentes que hacen vida en las instituciones del país.

@abgoscarsalama1 

Después de más de 20 años de incansables luchas contra Chávez y Maduro, el pueblo venezolano acude, desde el 7 hasta el 12 de diciembre,  a decirle al mundo entero la crueldad con que el régimen oprobioso viola  los derechos humanos dentro y fuera de la nación. Son más de 20 años de destrucción masiva de la familia y del aparato productivo; pero sobre todo, del espíritu de cordialidad, amabilidad y solidaridad que siempre ha existido mayoritariamente y se niega a morir.

Negarnos la oportunidad de participar con nuestra opinión en esa consulta pudiera significar una derrota adelantada para el pueblo; rendirse es decirle al mundo que Chávez y Maduro tenían razón cuando decidieron exterminar al pueblo, que muere de inanición, consecuencia de sus ideologías trasnochadas, de su mala fe y su odio por los venezolanos.

En este sentido, es nuestro deber convocarnos a participar sin complejos, convocar y motivar a aquellos que están llenos de desesperanzas, a los que alguna vez fueron partes del régimen y se arrepintieron, y a quienes que, dentro de sus propios análisis, manifiestan u oponen el 16 de julio como pretexto peregrino. Todos hacemos falta en esta convocatoria. Es un derecho constitucional al que no podemos renunciar porque todos los esfuerzos realizados suman en la intención de sacar a esa banda de delincuentes que hacen vida en las instituciones del país.

Ciertamente, se han cometido muchos errores; hemos visto cómo algunos diputados saltaron talanqueras para materializar el despojo de los partidos de sus auténticos líderes, que al verse asediados por las bandas criminales, optan por asilarse en resguardo de su integridad física y mental y de su libertad; sin embargo, eso no constituye justificación para abandonar la lucha por el cese de la usurpación.

Esto es un paso necesario en la dirección correcta y requiere de nosotros, que nos sintamos convocado y motivemos la participación de nuestros nacionales. Si logramos una concurrencia mayoritaria a expresar nuestra opinión, no habrá argumentos que Maduro pueda oponer como válido para mantenerse en el poder; y será la mejor demostración de la convicción del pueblo venezolano a buscar su libertad y democracia por vías constitucionales.

Esta consulta, al ser vinculante, le otorga un inmenso poder a la opinión de los venezolanos ante la comunidad internacional y constituye un ultramandato a la Asamblea Nacional para que haga lo que constitucionalmente tiene que hacer, a los fines de activar los mecanismos necesarios que aceleren el proceso para el cese de la usurpación en términos de urgencia. Debemos seguir adelante en el empeño de continuar golpeando a Maduro y a su banda. Golpe a golpe lo lograremos.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework