Nacional

Según SpaceNews, debido a que la construcción de satélites para comunicaciones geoestacionarios suelen tomar entre dos y tres años, Venezuela pudiera enfrentar una brecha de cobertura si no puede recuperar la operación del Venesat-1 o si no puede usar las capacidades de otros satélites que cubren la región.
Los motivos para impulsar tal iniciativa, según el Centro de Comunicación Nacional (CCN), son que desde que se inició la cuarentena se ha evidenciado un incremento por parte del Ejecutivo presidido por Maduro en las violaciones a los DD HH en varios ámbitos como el económico, social y cultural; que se puede traducir en la falta de agua, la crisis en el sistema de salud y en el estado crítico de los derechos políticos y civiles.
El 17 de marzo el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) suspendió las operaciones aéreas en todo el territorio nacional hasta nuevo aviso tras la orden de “cuarentena social” en todo el país anunciada por Nicolás Maduro para contener la expansión del coronavirus, que hasta la noche del 17 de marzo sumaba 36 casos positivos.
El Estado tiene la obligación de solicitar toda la asistencia nacional e internacional necesaria para atender las necesidades de las personas que pudieran ser afectadas, y que el trabajo de estos actores humanitarios y de derechos humanos pueda realizarse sin restricciones y represalias.
El cardenal Baltazar Porras exhortó a la ciudadanía a mantener la calma y recordó que la Iglesia en el país está comprometida con la salud “y la defensa de la vida de los venezolanos”.
Template by JoomlaShine