Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje pasó por varias pruebas antes de que finalmente se le practicara la PCR, que determinó que los síntomas que presentaba correspondían a este nuevo virus.

TalCual

La mañana de este viernes 8 de enero falleció monseñor Cástor Oswaldo Azuaje, obispo de la Diócesis de Trujillo, tras pasar varios días hospitalizados batallando contra la COVID-19.

La información fue dada a conocer a través de la cuenta en twitter de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

El Obispo de la Diócesis de Trujillo, Castor Oswaldo Azuaje, se encontraba recluido en una clínica privada de la población de Valera en el estado Trujillo desde el pasado 6 de enero, luego de haber sido diagnosticado con COVID-19 y sufrir complicaciones por dicha enfermedad.

El representante de la Iglesia católica de 70 años, pasó por varias pruebas antes de que finalmente se le practicara la prueba PCR, que determinó que los síntomas que presentaba correspondían a este nuevo virus.

Según un comunicado del departamento de prensa de la Diócesis, se había emprendido una campaña para lograr recolectar fondos con el fin de costear los gastos médicos de monseñor Cástor Azuaje.

Este se convierte en el primer obispo venezolano que muere a consecuencia de esta enfermedad, luego de que se registraran los primeros casos de COVID-19 en los 10 meses que han pasado desde que se diagnosticaron los primeros casos en el país.

Párroco de la catedral de Maracaibo necesita ayuda

Según lo publicado por Radio Fe y Alegría, al occidente de Venezuela otro sacerdote necesita ayuda de la comunidad, se trata de monseñor Jesús Quintero, párroco de la catedral de Maracaibo, en el estado Zulia.

El mismo se encuentra hospitalizado en la clínica “Madre Rafolls” de la ciudad, con diagnóstico de COVID-19. Aunque el centro de salud donde permanece internado pertenece a la Arquidiócesis de Maracaibo se necesitan fondos para costear el gasto de los medicamentos y otros insumos.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework