Dirigentes opositores señalan que el caso se corresponde con las denuncias que han hecho sobre la presencia de este grupo guerrillero en territorio venezolano.

Ninguna autoridad regional o nacional se ha informado sobre las imágenes que desde el 18 de noviembre circulan en redes sociales. Estas se atribuyen a la muerte de un líder de las FARC, durante un enfrentamiento en el municipio Angostura, en Bolívar.

“¿Qué más evidencia de lo que viene pasando y que esto es un narco régimen?”, manifestó el diputado de la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, Rachid Yasbek.

Se refirió a que bajo esas mismas circunstancias, el gobierno de Nicolás Maduro desmanteló a las empresas y hoy la venden como chatarra, como hacen con celdas en Alcasa, de acuerdo con denuncias de trabajadores.

La presencia de las FARC en Bolívar, y otros grupos guerrilleros colombianos como el ELN, son denuncias que no solo ha hecho la dirigencia opositora sino los habitantes de municipios mineros al sur de la entidad.

“Iván Merchán, jefe de las FARC, abatido en enfrentamiento en municipio Angostura del estado Bolívar, confirma lo que hemos venido denunciando sistemáticamente, la presencia de los grupos irregulares en toda la zona minera donde ellos imponen su ley en complicidad con sectores de las Fuerzas Armadas”, denunció recientemente el dirigente de La Causa R, Andrés Velásquez, a través de su cuenta en Twitter.

Silencio gubernamental

El sábado 14 de noviembre hubo un presunto enfrentamiento entre comisiones mixtas de la Fuerza Armada y la Policía Nacional, en el sector La Cochinera, municipio Angostura. En ese operativo hubo cuatro fallecidos no identificados hasta entonces.

Fue hasta el miércoles pasado cuando se identificó a uno de ellos, de nombre Roberto Perdomo. Sin embargo, las imágenes que filtraron fuentes militares mencionan a un segundo identificado. Se trata de Olivio Iván Merchán Gómez, apodado el Loco Iván, y que es el segundo al mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Fuentes oficiales solo se limitan a decir que la información no está confirmada.

El parte oficial sobre el enfrentamiento indica que eran 10 sujetos los que conformaban el grupo delictivo. Estos vestían de uniforme militar, armas largas y cortas.

El material incautado fueron dos fusiles de asalto AR-15; un fusil de asalto Tavor X95 cal. 5.56 mm; cuatro cargadores de fusil con 38 cartuchos 5.56 mm; una pistola Glock 9mm con un cargador y siete cartuchos; un revólver marca Tauros; tres teléfonos celulares (inutilizados por los mismos usuarios); tres chalecos tácticos militares con marca visible USA y una camioneta marca Toyota Hilux, color gris.

Olivio Iván Merchán Gómez estuvo vinculado a las FARC desde los 13 años de edad. De acuerdo con el portal Insigt Crime, “participó en varias tomas guerrilleras al principio de los años noventa y comandó varios frentes del Bloque Oriental en Meta y Arauca”.

El silencio de las autoridades deja entrever lo que se viene denunciando desde la masacre de Tumeremo, en 2016. En los últimos años, los asesinatos a mineros no solo se atribuyen a organismos militares venezolanos, como el Ejército o la Guardia Nacional, sino precisamente a grupos guerrilleros como el Ejército de Liberación Nacional. Esto con el fin de la apropiación de los yacimientos en Bolívar.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework