Las sentencias contra los partidos opositores, luego de la designación exprés de los rectores del CNE, mina la salida electoral, desestimulando la participación y erigiendo una oposición a la medida de Maduro.

Los fallos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en contra de los partidos políticos de oposición constituyen una arremetida que atenta contra las bases democráticas y aleja la posibilidad de una resolución política en el corto plazo de la crisis venezolana.

Entre el lunes y martes, el Poder Judicial suspendió la directiva nacional de los partidos Acción Democrática (AD), encabezado por Henry Ramos Allup y Primero Justicia (PJ) liderado por Julio Borges, nombrando en ambos casos una directiva ad hoc conformada por los diputados que participaron en la fraudulenta elección de la directiva de la Asamblea Nacional presidida por Luis Parra.

    El régimen desprovisto de partidos políticos democráticos opositores que puedan competir en esas elecciones ha decidido secuestrar y asaltar las tarjetas de partidos políticos valiéndose de sus bufetes, mal denominados tribunales de justicia”. Ramos Allup

En el caso de AD se nombró a Bernabé Gutiérrez como secretario nacional en la sentencia N° 0071-2020. “La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) admitió y decretó medida cautelar de tutela constitucional consistente en suspender la actual dirección nacional de la organización con fines políticos Acción Democrática”, establecieron en un comunicado. Gutiérrez es hermano de José Luis Gutiérrez, uno de los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE) designados por el TSJ.

Por el lado de PJ, José Brito fue nombrado coordinador nacional. Brito fue expulsado de las filas del partido amarillo en diciembre de 2019 luego de que se demostrara su implicación en la Operación Alacrán, un entramado de corrupción detrás de las cajas CLAP.

En ambos casos, se le permite a estas nuevas directivas utilizar la tarjeta electoral del partido, así como también el logo, símbolos, emblemas, colores y participar en futuros comicios electorales. Asimismo se suspendió de manera provisional los actos de expulsión o exclusión partidista efectuados por los directivos de las toldas políticas contra sus militantes.

En menos de 24 horas, el TSJ emitió dictámenes para desmantelar la plataforma de los partidos de la oposición venezolana. Además, estas sentencias fueron emitidas a pocos días de que el Poder Judicial se saltara los procedimientos para la designación del CNE y nombrara a los nuevos rectores.

Esta imposición del nuevo Poder Electoral se traduce como un simple cambio de nombres, debido a que su elección no fue acorde a los procedimientos establecidos en la Constitución.

El régimen ha seleccionado un CNE que se limitará a ratificar sus decisiones y a ignorar las condiciones necesarias para que haya unas elecciones libres”. Mike Pompeo    

Para Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), esta movida busca disfrazar de legitimidad un nuevo proceso electoral. “Significa que el gobierno sigue adelante con su plan de tener unas elecciones parlamentarias a finales de este año para tratar de sacar de la Asamblea Nacional a la oposición. Ahí es básicamente donde se centra el interés del gobierno, acabar con la historia de la Asamblea Nacional en manos de la oposición y tratar de ponerla en sus propias manos otra vez”, explicó Alarcón en referencia a las parlamentarias de diciembre de este año.

“Si antes había un porcentaje muy alto de los electores de oposición que se inclinaban por no ir a votar, obviamente la consecuencia de hoy después de la designación de este Consejo Nacional Electoral es que ahora los que no quieren votar posiblemente sean muchos más. Lo que se va a reafirmar es esa corriente abstencionista del lado de la oposición, no del lado del gobierno, porque por supuesto sacará a votar a los suyos”, agregó.

Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos, señaló que sin un CNE independiente unas elecciones serán imposibles en Venezuela, y que el gobierno de Maduro le arrebató la debida designación de los rectores al Parlamento.

“El régimen ha seleccionado un CNE que se limitará a ratificar sus decisiones y a ignorar las condiciones necesarias para que haya unas elecciones libres”, aseveró.

No participarán en farsa electoral

El partido Acción Democrática publicó, a través de un comunicado, la expulsión de Bernabé Gutiérrez por colaborar con el régimen de Nicolás Maduro y tener la intención de “participar en la farsa electoral que prepara el PSUV”.

“Siendo que el ciudadano en cuestión traicionó con sus actuaciones los lineamientos de la dirección nacional del partido, asociándose con el régimen de Nicolás Maduro, se acuerda expulsar de manera inmediata de la militancia al ciudadano José Bernabé Gutiérrez “, manifestaron en el comunicado.

   
El dirigente político resaltó que le estaban entregando el partido a los alacranes y participantes en hechos de corrupción | Foto El Nacional

También, Ramos Allup condenó esta arremetida del TSJ y resaltó que AD no participará en ningunas elecciones írritas y fraudulentas. “El régimen desprovisto de partidos políticos democráticos opositores que puedan competir en esas elecciones ha decidido secuestrar y asaltar las tarjetas de partidos políticos valiéndose de sus bufetes, mal denominados tribunales de justicia”, denunció.

Por otra parte, el exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, considera que estas medidas del TSJ buscan que “la gente se rinda” y que su partido está siendo entregado a una “basurilla muy corrupta”.

“La razón de esta decisión lo que busca es que usted tire la toalla, que la gente claudique. Y ese es el dilema de quienes queremos un cambio en este país, no la discusión entre votar o no votar”, manifestó Capriles mediante una transmisión en Twitter.

“Hoy nos tocó a nosotros y no es una sorpresa, pero busca que usted piense que aquí no vale la pena seguir luchando, pero no vamos a tirar la toalla”, agregó.

Además, Capriles indicó que Maduro busca realizar unos comicios son candidatos ni un CNE transparente e imparcial, aunado al hecho de que el TSJ está a merced del mandatario del PSUV.

La oposición ha insistido en la resolución democrática como vía para resolver el conflicto del país. Sin embargo, el gobierno de Maduro obstaculiza este camino y aleja mucho más la posibilidad de una transición pacífica en Venezuela.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework