El detenido es un agente financiero colombiano al que Estados Unidos acusa de ser uno de los hombres más poderosos de Nicolás Maduro. Tiene vínculos detrás del CLAP, así como en las negociaciones de oro.

Europa Press – TalCual

El empresario colombiano Alex Nain Saab Moran, señalado por la justicia de Estados Unidos de ser uno de los testaferros del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue detenido en el archipiélago africano de Cabo Verde, según fuentes conocedoras de la operación consultadas por el diario El Tiempo.

   

Saab con las manos en el oro

La participación de Saab también alcanzó los negocios del oro, al sur de Venezuela, de acuerdo con esta investigación de Armando.info publicada en Correo del Caroní:
El rey Midas del negocio de los CLAP pone sus manos en el oro de Guayana

La detención ocurrió después de que su avión, de carácter privado pero con identificación venezolana, fuera aprehendido nada más aterrizar para repostar combustible mientras cubría una ruta de Rusia a Irán, según la información que baraja El Tiempo, corroborada según el medio por el entorno del empresario.

El detenido es un agente financiero colombiano al que Estados Unidos acusa de ser uno de los hombres más poderosos de Maduro. El pasado mes de mayo se dio a conocer que Saab había sido designado por el presidente venezolano para impulsar un acuerdo de intercambio de oro por aditivos de combustible con Irán.

Saab ayudó a negociar el acuerdo de Irán con el ministro de Petróleo venezolano, Tareck El Aissami, según informaron en su momento a Bloomberg fuentes próximas a otros encargos previos del empresario, como el refuerzo de la relación de Venezuela con Turquía, a través del envío de 900 millones de dólares en oro en 2018.

En aquella época, las autoridades estadounidenses temieron que parte del oro acabara llegando a Irán, incumpliendo así el régimen de sanciones.

Hace apenas tres días la Fiscalía colombiana confiscó a Saab bienes por valor de 10 millones de dólares, tras acusarle de realizar exportaciones e importaciones ficticias a través de varias compañías, entre ellas la textilera Shatex, para lavar millones de dólares en activos.

Detrás del CLAP

Alex Naim Saab Morán de 48 años es un empresario colombiano, buscado desde hace varios años por las autoridades de su país y de los Estados Unidos. Su participación en tramas de corrupción y lavado de dinero lo convirtieron en uno de los hombres más buscados de la región, incluso varios fueron los intentos para capturarlo que terminaron con su escape.

Sus primeros negocios salieron a la luz por las importaciones de alimentos de baja calidad para las entregas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), investigados por el portal Armando.info. Las revelaciones desencadenaron una persecución judicial, que obligó a cuatro periodistas del portal a salir de Venezuela.

El 25 de septiembre de 2018 se llevaría a cabo un operativo para dar con la captura del empresario en Colombia, sin embargo, logró escapar con ayuda de un policía, quien le informó del procedimiento.

En ese momento El Espectador, informó que el intento de la Fiscalía de capturar a Alex Saab se frustró. Y no solo él salió del país hacia Venezuela. Sus hermanos Luis Alberto y Amir apagaron sus celulares y las autoridades les perdieron la pista.

El 25 de julio de 2019 las autoridades del Distrito Sur de Florida en los EE. UU., acusaron formalmente al empresario de ocho cargos, entre ellos un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero y siete cargos de lavado de dinero. La acusación también alega la pérdida de más de 350 millones de dólares que representa el monto de los fondos involucrados.

De acuerdo con la acusación interpuesta el jueves 25 de julio, Saab junto a su amigo el también empresario Álvaro Pulido Vargas, ejecutaron operaciones de lavado, violando las disposiciones de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) en relación con un plan para pagar sobornos para aprovechar el tipo de cambio controlado por el Gobierno de Venezuela.

La acusación formal alega que a partir de noviembre de 2011 y hasta al menos septiembre de 2015, Saab y Pulido conspiraron con otros para lavar dinero producto de un esquema de soborno ilegal desde cuentas bancarias ubicadas en Venezuela hasta cuentas bancarias ubicadas en los Estados Unidos. Según la acusación, ambos empresarios obtuvieron un contrato con el gobierno venezolano en noviembre de 2011 para construir unidades de vivienda de bajos ingresos.

Los acusados y sus co-conspiradores supuestamente se aprovecharon del tipo de cambio controlado por el Gobierno venezolano, bajo el cual los dólares estadounidenses podrían obtenerse a una tasa favorable, al presentar documentos de importación falsos y fraudulentos para bienes y materiales que nunca se importaron a Venezuela y sobornar a funcionarios venezolanos para que aprobaran esos documentos.

Brazo corrupto en la Asamblea Nacional

El 5 de enero de 2020 el régimen de Maduro en complot con varios diputados que hasta el momento eran de oposición, lograron juramentar en el seno de la Asamblea Nacional una junta directiva paralela, presidida por el diputado Luis Parra.

El portal Armando Info publicó una investigación en la que se revela que Parra junto a otros diputados conformaron una comisión con la que buscaron a través de la Fiscalía de Colombia y el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, limpiar la tan golpeada imagen de Alex Saab, otorgando cartas de buena conducta a favor de este hombre responsable de los negocios que se hacían con los CLAP.

Este reportaje salió el 1 de diciembre y puso a la luz toda la trama de corrupción que se estaba haciendo desde una comisión de la AN, lo que llevó a la expulsión de varios diputados que se hacían llamar de oposición de sus partidos y a la ciudadanía a bautizar con el nombre de “Fracción CLAP” a todos estos parlamentarios.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework