La designación arbitraria de las autoridades del Poder Electoral aleja la posibilidad de celebrar comicios confiables y transparentes. La oposición considera que la decisión agrava aún más el panorama institucional.

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) anunció este viernes vía Facebook la designación de las nuevas autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE), antes de cumplirse las 72 horas que habían conferido a la Asamblea Nacional para entregar la lista de precandidatos que deseaban postularse.

“Se designó a los rectores y rectoras principales y suplentes del Consejo Nacional Electoral (CNE), luego de declararse la omisión inconstitucional de la Asamblea Nacional en desacato en la designación de los integrantes del máximo ente comicial”, estableció en un comunicado donde señalan que se delegó la juramentación de los nuevos miembros del Poder Electoral al magistrado Maikel Moreno.

Los ciudadanos designados por el TSJ afín al gobierno de Nicolás Maduro fueron: Indira Maira Alfonzo Izaguirre, rectora principal y presidente del CNE, Rafael Simón Jiménez Melean, como rector principal y vicepresidente, Tania D'Amelio Cardiet, Gladys María Gutiérrez Alvarado y José Luis Gutiérrez Parra como rectores principales.

Esta decisión fue tomada luego de que el Parlamento liderado por Juan Guaidó desestimara la sentencia N-0069 y se negara a entregar la lista de precandidatos al TSJ por considerar que no se cumpliría con el debido proceso de designación.

La Comisión de Postulaciones Electorales, presidida por el diputado Ángel Medina, informó que se necesitarían de 58 días para cumplir con toda la legalidad del proceso y así garantizar transparencia en el nombramiento de los rectores del Poder Electoral.

Para el analista político y consultor electoral, Aníbal Sánchez, la imposición del régimen y el anuncio de la Asamblea Nacional legítima de continuar con su cronograma establecido para nombrar al nuevo Consejo Nacional Electoral, podría terminar como lo que ha sucedido con los poderes en el país, la creación de dos CNE.

“Eso agravaría la crisis de gobernabilidad y traería mayor persecución política. Siempre he optado por el camino de una solución producto de un gran acuerdo político, como fue un acuerdo político que se iniciara el Comité de Postulaciones Electorales a partir del regreso de la bancada del oficialismo, pero faltó voluntad política para darle play a esto y ahora estamos sumergidos en una inseguridad, una conflictividad social cada vez más grande, una pandemia sin infraestructura electoral y aun así debemos realizar unas elecciones para escoger un nuevo Parlamento”, sostuvo.

Con antecedentes írritos

La nueva presidenta y sustituta de Tibisay Lucena, Indira Alfonzo, desempeñó el cargo de primera vicepresidenta del TSJ desde 2017. Participó en la sentencia que suspendió a los diputados por el estado Amazonas en diciembre de 2015 y también pretendió anular las elecciones estudiantiles de la Universidad de Carabobo en 2018, que fueron ganadas por la plancha opositora liderada por Marlon Díaz y ordenó a las autoridades reconocer el triunfo de Jessica Bello, candidata del PSUV.

Rafael Simón Jiménez, designado como nuevo vicepresidente del CNE, pasó de apoyar la candidatura de Hugo Chávez a la presidencia a respaldar en 2006 a Manuel Rosales y unirse a las filas del partido Un Nuevo Tiempo, quienes lo postularon en su fallido intento de ganar la Gobernación de Barinas en 2008.

AD niega postulación de candidatos

Los diputados de la Asamblea Nacional rechazaron contundentemente la imposición del TSJ y consideran que esta decisión no ayuda a destrabar la crisis estructural del país. El diputado Ángel Medina publicó vía Twitter que: “han rechazado una oportunidad para construir una salida a este desastre, para devolverle el poder a los venezolanos dentro y fuera del país, de decidir nuestro destino”.

Además aseguró que esta medida ataca directamente a los ciudadanos que padecen de la crisis y que el TSJ niega la posibilidad de poder alcanzar una transición política.

Por otra parte, Henry Ramos Allup aseguró que Acción Democrática (AD) no propuso ningún nombre para que conformara al nuevo CNE, en referencia a la designación de José Luis Gutiérrez, hermano del dirigente y actual secretario de organización de AD, Bernabé Gutiérrez.

“AD no ha propuesto a nadie para formar parte del CNE írrito designado en violación de la Constitución”, publicó en su cuenta Twitter. De igual manera, aseguró que su partido no participará en comicios electorales convocados por este CNE designado por Maduro.

“La AN legítima e internacionalmente reconocida presidida por el presidente Juan Guaidó es el único organismo competente para designar el CNE”, agregó.

Esta designación de los rectores del CNE por parte del gobierno de Maduro, aleja la resolución del conflicto político venezolano y profundiza aún más las grietas dejadas por la crisis económica y por las repercusiones de la pandemia por COVID-19 en el marco de una crisis humanitaria compleja.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework