Mientras la COVID-19 arrecia, el juego político luce más trancado a raíz de la decisión del TSJ de asumir, en otro fallo contra el Parlamento, la escogencia del nuevo CNE.

Delcy Rodríguez, vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, anunció este lunes que se registraron 96 nuevos casos de COVID-19 en el país y se contabiliza un total de 2.473 casos nuevos.

Rodríguez indicó que los nuevos infectados provienen de los pasos fronterizos: 90 de Colombia y 6 de personas que prestaban ayuda en la frontera.

Además detalló que no se presentaron contagios comunitarios por segundo día consecutivo, haciendo énfasis en que los retornados venezolanos “constituyen un reto en la lucha contra el coronavirus”.


La designación de un nuevo CNE persigue las elecciones parlamentarias de diciembre de este año | Foto DPA
     

Según las cifras anunciadas por el Gobierno venezolano, 80% de los casos son migrantes que están regresando al país y que las fronteras se convirtieron en el epicentro del alza de los casos en el territorio nacional. De estos 96 casos nuevos, 55 ingresaron por el paso fronterizo de Colombia en el estado Apure y 35 por el estado Táchira.

“Venezuela, hoy su amenaza es el regreso de nuestros migrantes que huyendo de la xenofobia vienen con esas mismas curvas de contagio que existen en estos países”, expresó el mandatario en cadena nacional.

Los migrantes forzados venezolanos que intentaban huir de la crisis venezolana afrontan un contexto bastante desfavorable en el marco de la pandemia del coronavirus, que agrava mucho más su situación. Mientras los estados latinoamericanos tienen su atención en los sistemas sanitarios para controlar el virus, los venezolanos no tienen garantía de protección o de atención médica.

Muchos perdieron sus hogares y trabajos, y en consecuencia, el ingreso que les permitía comprar alimentos y la poca calidad de vida que tenían. Frente a este escenario, muchos han decidido regresar al país, sin embargo, ante los ojos del Gobierno nacional, estas personas son los principales responsables del brote de coronavirus en Venezuela, desviando su responsabilidad por la destrucción del sistema sanitario, el no cumplimiento de los protocolos de prevención y la escasez de pruebas para detectar el virus.

Hasta la fecha, en el estado Bolívar se contabilizan 300 casos de COVID-19, posicionándose como la cuarta entidad con más casos en el país, siendo el principal foco Santa Elena de Uairén y la frontera con Brasil.

Estancamiento del juego político

Pocos días después de que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, informara que había llegado a un acuerdo con el gobierno de Maduro para que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) pudiese recibir recursos y apoyar en la lucha contra el coronavirus en el país, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) arremete nuevamente contra el Parlamento al declarar la omisión legislativa para designar un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

Esta movida fue promovida por los grupos minoritarios de la oposición que avalaron las fraudulentas elecciones presidenciales de mayo de 2018, en donde figuran: Javier Bertucci, Claudio Fermín, Timoteo Zambrano, Felipe Mujica, Luis Romero, Rafael Marín, Juan Alvarado y Segundo Meléndez.

El líder opositor criticó enfáticamente al TSJ y desestimó esta decisión. “El TSJ que haga lo que quiera”. No hay ninguna sentencia que inhabilite, que vaya a decir como desea el pueblo tener realmente libertad para decidir y elegir”, afirmó Guaidó en un vídeo publicado en sus redes sociales.

Además, mediante un comunicado expresó que “cualquier autoridad electoral que no sea nombrada por la legítima Asamblea Nacional será rechazada y desconocida por Venezuela y el mundo democrático”, recordando que en la Asamblea Nacional se está llevando a cabo el proceso para designar a las nuevas autoridades del CNE.

El Parlamento conformó la comisión preliminar que se encargará de nombrar al Comité de Postulaciones Electorales y que había sido respaldada por los diputados de la bancada oficialista.

Mientras tanto, Maduro pide “pasar la página” para avanzar en la lucha contra la pandemia mundial. “Queremos avanzar junto a ustedes por el futuro de Venezuela. Pasemos la página de lo que ya fue y de lo que no fue y escribamos las páginas futuras”, señaló. Asimismo recalcó que su gobierno está dispuesto a seguir negociando con la oposición para “preservar el bienestar de Venezuela”.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework