Según el número dos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, el hombre fue detenido por llevar un chaleco antibalas y linternas que contendrían explosivo C4, “un material muy peligroso”.

El equipo del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, lanzó una “alerta internacional” por la “detención arbitraria” de su tío, Juan José Márquez, con la que busca conseguir un aumento de la “presión” contra el gobierno de Nicolás Maduro, al que ha acusado de intentar mantenerse en el poder “a todo costo”.

El encargado de lanzar esta “alerta internacional” ha sido el responsable de las relaciones exteriores en el gabinete de Guaidó, Julio Borges, mediante un comunicado en el que ha reiterado a “Venezuela y al mundo que es hora de elevar de manera decisiva y sin temor las medidas y la presión que se ejerce contra la tiranía encabezada por Maduro”.

Márquez fue detenido el martes a su llegada al aeropuerto internacional de Maiquetía, Caracas, en un vuelo de la aerolínea portuguesa TAP procedente de Lisboa acompañando a su sobrino a su regreso a Venezuela tras una extensa gira internacional.

Según el 'número dos' del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, fue detenido por llevar un chaleco antibalas y linternas que contendrían explosivo C4, “un material muy peligroso”.

El abogado Joel García, quien lleva la causa del tío de Guaidó, informó que al piloto comercial le fue imputado el supuesto delito de tráfico ilícito de armas y explosivos, pero sin ningún elemento de convicción más allá de un acta policial elaborada por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), reseñó TalCual.

En una rueda de prensa, García señaló que dentro del expediente existe “una única acta policial suscrita por funcionarios de la Dgcim donde dice que tenía una actitud sospechosa y podría cometer un acto terrorista, por lo que fue sometido a revisión. Juan Márquez venía de Lisboa y allá fue sometido a una revisión exhaustiva”.

Después de 24 horas sin que nadie supiera su paradero, Márquez fue presentado ante un juez que ordenó su ingreso en prisión preventiva. Actualmente, se encuentra en las instalaciones de la Dgcim en Caracas.

“Es inocente de los hechos que se le imputan, que no son otra cosa que un vil montaje, acusaciones falsas que rayan lo absurdo, dado que nadie puede creer que desde un aeropuerto de la Unión Europea permitieran entrar, subir a un avión y salir a un pasajero con explosivos”, esgrimió.

El ministro de Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, coincidió igualmente en que las acusaciones vertidas por el gobierno de Maduro contra Márquez “no tienen ningún sentido”, apuntando que su detención no es más que una “manera de intimidar” a Guaidó.

“Todo esto es una siembra para acusar a Márquez de tráfico de armas y promoción del terrorismo” y “atentar contra los familiares de sus enemigos a los fines de quebrar su voluntad”, alertó Borges.

Para el ministro de Exteriores de Guaidó, este caso “evidencia una vez la naturaleza autoritaria del régimen de Maduro, violador del Estado de Derecho y de los Derechos Humanos”.

“Nos encontramos secuestrados como país y, por ende, nos enfrentamos a un conglomerado criminal que usa la fuerza de las armas para tratar de mantenerse y perpetuarse en el poder a costo de lo que sea”, denunció.

Frente a ello, aclaró que “estas acciones, más que doblegarnos y someternos, nos fortalecen en nuestras convicciones, pues los hechos nos dan la razón”. “Es hora de seguir luchando juntos y unidos, tanto a nivel interno como internacional, para alcanzar la liberación de Venezuela”, reclamó. (Con información de TalCual)

Template by JoomlaShine