La Guardia Nacional impidió el domingo el ingreso de periodistas de más de 30 medios nacionales e internacionales al Palacio Federal Legislativo, donde, bajo bloqueo militar, el oficialismo eligió a Luis Parra como presidente.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó la censura impuesta en Venezuela por el régimen del presidente Nicolás Maduro durante la elección de autoridades legislativas y reiteró que se trata de una “estrategia antidemocrática para silenciar a la prensa e imponer su narrativa oficial”.

La Guardia Nacional impidió el 5 de enero el ingreso de periodistas de más de 30 medios nacionales e internacionales al Palacio Federal Legislativo, donde, bajo bloqueo militar, el oficialismo eligió a Luis Parra como presidente. Más tarde en un recinto alternativo, Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, a quien también se le impidió ingresar al Congreso, fue reelegido presidente de la Asamblea Nacional por diputados de la oposición. Ambos reclaman el liderazgo del Poder Legislativo.

El presidente de la SIP, Christopher Barnes y el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Roberto Rock, dijeron que no se sintieron sorprendidos por el “nuevo acto de censura”. Reiteraron que la denegación de entrada a los periodistas es parte de la “estrategia antidemocrática del gobierno para silenciar a la prensa independiente e imponer su narrativa oficial”.

Barnes, director general de The Gleaner, Kingston, Jamaica, y Rock, director del portal La Silla Rota de Ciudad de México, México, expresaron que estas acciones “siguen desnudando a un régimen que es insostenible desde criterios y principios democráticos”.