Entre los países que se sumaron al boicot está Chile, que ejerce la presidencia de la COP25. Ecarri condenó en Twitter la intervención del “usurpador Arreaza”, enviado “del régimen más depredador del ambiente en América Latina”, dijo.

Madrid.- Los países del Grupo de Lima, entre ellos Chile, abandonaron la plenaria de la cumbre del clima de Madrid (COP25) coincidiendo con la intervención del ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, quien aprovechó su discurso para cargar contra el sistema capitalista y contra Estados Unidos.

Arreaza, representante en este foro del gobierno de Nicolás Maduro, ha sido uno de los participantes este martes en la cumbre, donde agradeció la capacidad de España para organizar el foro “en tiempo récord” y alertó que “la especie humana está en peligro de extinción”.

El discurso, sin embargo, derivó en un boicot de los países del Grupo de Lima, un bloque regional especialmente crítico con las políticas de Maduro y alineado con el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, al que reconocen como mandatario legítimo del país sudamericano. Entre quienes se han sumado al boicot está Chile, que ejerce la presidencia de esta COP25, según fuentes de la oficina de Guaidó en España.

El representante de Guaidó en España, Antonio Ecarri, condenó en Twitter la intervención del “usurpador Arreaza”, enviado “del régimen más depredador del ambiente en América Latina”. “Agradecemos solidaridad de países democráticos que se retiraron en señal de protesta”, afirmó Ecarri, quien acusó a Arreaza de “cinismo”.

Contra las sanciones de Estados Unidos

El jefe de la diplomacia venezolana alertó que la “emergencia” climática es ya “casi una catástrofe”, por lo que llamó a detenerla “inmediatamente”. El planeta, en su opinión, “ha sido víctima del sistema capitalista”, tanto por sus patrones de consumo como por los medios de producción utilizados durante décadas.

Arreaza aseguró que los principales países industrializados “no están cumpliendo sus compromisos” y advirtió que no se puede hacer “borrón y cuenta nueva” en las cifras de reducción de emisiones suscritas hasta ahora. En este sentido, criticó el comportamiento de Estados Unidos, al que acusó de “desviar la atención y excluirse de políticas comunes y colectivas”.

Además, Arreaza subrayó que ningún acuerdo puede basarse en “transferir la responsabilidad de los que contaminan pagando a los países del sur para que no contaminen”, mientras que “los del norte han contaminado y seguirán contaminando”.

l ministro de Exteriores apuntó que Venezuela “mantiene su compromiso con los acuerdos de París”, si bien alegó que las “medidas coercitivas unilaterales” aprobadas por la administración estadounidense se lo han puesto “muy difícil”.

 

De Grazia denuncia devastación del Arco Minero en la COP25


El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, Américo De Grazia, asistió a la COP25 para denunciar la devastación ocasionada por el Arco Minero del Orinoco, oficializado en febrero de 2016 por Nicolás Maduro.

A través de su cuenta oficial en Instagram, De Grazia -quien salió de Venezuela a finales de noviembre tras meses refugiado en la Embajada de Italia- informó que asistiría a la cumbre climática que se realiza en Madrid, España para denunciar “el daño ecológico causado al pulmón vegetal del macizo guayanés con el Arco Minero del Orinoco”.

El parlamentario expresó que luego viajará a Estados Unidos para una actividad ante el Congreso “teniendo como punto central de la agenda el Arco Minero del Orinoco y sus crímenes humanos y medioambientales”. “Siguiente a eso, viajaré a Canadá para presentar la exposición sobre el Arco Minero y sus efectos sobre el clima de Venezuela, de América Latina y del mundo, por la tala indiscriminada, el uso del mercurio y la explotación indiscriminada no solo de oro sino de metales como el coltán y piedras preciosas”.

Finalmente, a mediados de enero y hasta la primera semana de febrero, dijo, estará en Alemania y Bélgica y asistirá al Tribunal Internacional de La Haya para denunciar “los crímenes cometidos en todo ese hermoso espacio que se encuentra enclavado en el macizo guayanés, la zona más antigua del planeta tierra”.