Los trabajadores esperaron durante diciembre la cancelación de los pasivos laborales, sin embargo, no ocurrió. Estiman que, en promedio, la empresa debe cerca de 60 dólares por trabajador en utilidades.

@g8che

Trabajadores de Aliva Stump, una subcontratista del sector construcción que presta servicios a la estatal Ferrominera Orinoco, protestaron y entregaron un documento este martes en la sede de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) para exigir el pago de utilidades y vacaciones pendientes.

La empresa privada Aliva Stump fue contratada por Venezolana de Proyectos Integrados (Vepica), que a su vez trabaja para China Metallurgical Group Corporation (MCC), vinculada a varios proyectos con retrasos en FMO.

“A esta fecha no hemos cobrado absolutamente nada”, relató José Lugo, uno de los obreros protestantes. El grupo de trabajadores conformados por técnicos y obreros hacían labores de construcción en la planta de pellas de la estatal, ubicada en Punta Cuchillo, una obra con una inversión de 425 millones de dólares que debía estar lista en 2018 y aún no ha sido finalizada.

Cuentan que a mediados de 2019 fueron enviados a sus casas por falta de transporte e insumos y, actualmente, se mantienen cobrando cerca de Bs. 4 millones semanales, poco más de dos dólares. El monto está lejos de lo que cuesta la canasta básica alimentaria que, en octubre, se ubicó por encima de los 283 dólares.

“Desde que arrancó el mes de diciembre, están diciendo que nos van a pagar las utilidades… al final quedamos vacilados, nadie nos tomó en cuenta ni nos pagó nada”, expresó el trabajador Senovio Hernández, quien reclamó a su vez que el sindicato no los ha atendido.

   
Llevan dos meses en la espera del pago de utilidades

En la protesta participaron más de 100 obreros, pero calculan que hay más de 1.500 trabajadores afectados por el impago de las utilidades. Hernández señaló que además del “sueldo de hambre”, Aliva Stump tampoco ha pagado las vacaciones, con retrasos de hasta de cuatro años en algunos casos.

Hasta ahora, ningún directivo de las empresas les ha informado qué pasará con el personal y las deudas. Algunos trabajadores esperan ser transferidos a Vepica. “Estamos aquí a la deriva todos nosotros (...) vea el estado de mucha gente aquí, pelando”, expresó Pedro Pérez, otro de los trabajadores.

Para el trabajador, el impago ha sido una burla. “Cuando esta gente (trabajadores) se moleste ahí sí somos desgraciados, ahí no respetamos (...) ¿pero no te acuerdas de que nos tienes pasando hambre?”, preguntó Pérez.

Los trabajadores esperan que la protesta sirva de presión para el pago de los más de 100 dólares que adeudan a cada uno, entre vacaciones y utilidades.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework