Consignan un documento a la Inspectoría del Trabajo en el que solicitan el reintegro de los trabajadores forzados a renunciar.

El secretario general del Sindicato Socialista Unido de Trabajadores de Carburos del Caroní (Sstucc), Merguin Rengel, denunció que siete trabajadores de la empresa fueron forzados a renunciar, mientras a que otros 15, que no aceptaron firmar la renuncia, les quitaron los bonos que recibían.

De acuerdo con el empleado, las intenciones de la compañía son dejar de operar, despedir a 60 trabajadores y disolver el sindicato por su intención de exigir mejores condiciones laborales. Esto con el fin de reactivar posteriormente la empresa sin trabas de por medio, reclamó.

El dirigente señaló que la estatal tiene coque de petróleo en la planta para garantizar la producción de carburos de silicio, el cual sirve para la creación de lijas, discos de esmeril y cerámicas de alta resistencia. Sin embargo, se excusan en no contar con un permiso para trabajar con la materia prima.

“Lo que quieren es sacarlo (coque de petróleo) y decir que no tienen materia para trabajar”, afirmó Jesús Soledad, secretario de Organización de Sstucc. Señaló que al llegar el coque de petróleo a Venezuela este ya viene con el permiso para trabajar.

El empleado señaló que desde la empresa no han querido llegar a acuerdos con el sindicato ni buscar alternativas para garantizar la producción. Al contrario, denunció que la compañía está haciendo los trámites para sacar al coque del país, dado a que por su alto grado contaminante no puede pasar más de un año en planta sin usarse.

“Si quieren ponerse a producir, pueden hacerlo”, expresó. Los dirigentes exigieron que se reenganche a los trabajadores y se sienten con el sindicato para poner productiva la planta.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework