Dirigentes del comité ejecutivo de Sutiss lamentaron que a los trabajadores se les trate “como animales”. La comida servida en planta es precaria, se movilizan en perreras y no hay clínicas para atender a los sidoristas.

@mlclisanchez

Trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) protestaron este lunes pacíficamente en el portón III de la acería en reclamo de mejores salarios, acceso al derecho a la salud y condiciones de seguridad en el servicio de transporte.

La manifestación, la primera de 2020, rompe con un espiral de silencio desde que el Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares (Sutiss) fue intervenido en 2015, y anulada la contratación colectiva unos meses antes tras la firma de un documento que jamás se hizo público.

La protesta estuvo liderada por un ala del movimiento Alianza Sindical, de tendencia oficialista y que, desde hace unos meses, ha estado protestando la dirección de una nueva gerencia conducida por Yajaira Rangel, presidenta de Sidor.

Pablo Mantilla, coordinador de la comisión de salud de Sutiss, denunció que, según los cálculos del sindicato, han muerto un aproximado de 100 trabajadores jubilados y activos -o sus familiares- desde mayo de 2019 a la espera del servicio de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM), antes contemplado en el contrato colectivo pero -desde 2014- relegado a actas con la gerencia de turno. El salario fue luego completamente aplanado en 2018, cuando por una orden del Ejecutivo se eliminaron las tablas salariales.

 
“Nosotros queremos trabajar, queremos sacar Sidor adelante”, manifestó Joaquín Salazar, dirigente sindical de Sutiss | Fotos William Urdaneta
 


“Han perdido la vida a la espera de atención médica de primera en cualquier centro clínico debido a la deuda que mantiene la empresa con las clínicas”, dijo.

“Yo soy diabético tipo II, hipertenso y tengo un problema en la próstata. Con mis vacaciones compré un poquito de dólares y compré medicamentos”, protestó Wilfredo Oropesa, quien con 34 años de servicio no puede contar con un servicio de calidad en ningún centro médico privado.

“Hemos recibido bofetadas de la alta gerencia de Sidor y de la CVG con respecto a los beneficios que les corresponden a todos los trabajadores”, denunció Mantilla. “En 6 meses nunca se pagó un reembolso del HCM”.

Joaquín Salazar, miembro del comité ejecutivo de prensa y propaganda de Sutiss, aseguró que los representantes sindicales han enviado más de 60 comunicaciones escritas tanto a la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) como a la directiva de Sidor en un plazo de seis meses para tratar diversos reclamos. Sin embargo, los dirigentes sindicales sostienen que esta gerencia de Sidor mantiene una política antisindical.

Salazar también utilizó el espacio para denunciar la situación de los comedores de Sidor, los cuales también fueron eliminados hace más de seis años a cambio de un bono de alimentación y ahora reactivados en la entrega de comidas servidas. La semana pasada sirvieron a los trabajadores arroz con pellejos y además no hay agua potable, denunció. “¡Consideran a los trabajadores peor que animales!”.

“Nosotros queremos trabajar, queremos sacar Sidor adelante. Queremos ganarnos nuestro sueldo con dignidad y sacrificio. ¡No nos dejan trabajar! Queremos producir”, dijo el dirigente de la corriente oficialista. Los hornos de la siderúrgica llevan más de dos años apagados; la única planta que continúa operativa es Planta de Pellas.

Sin transporte

Otro de los problemas denunciados es la insuficiencia de transporte. Luis Pinto, miembro del comité ejecutivo de Sutiss y coordinador del transporte en Sidor informó que la empresa cuenta con 184 buses de las cuales solamente hay un aproximado de 16 en funcionamiento. Además subrayó que las unidades que están en funcionamiento son del sector privado.

Pinto aseguró que hubo transportes reactivados a mano de los trabajadores de la siderúrgica.

La consecuencia es que los sidoristas tienen que subsidiar la movilización a planta que, históricamente, durante más de 40 años fue un beneficio emblema de la siderúrgica. “Los trabajadores ahora tienen que sacar de su dinero para pagar pasaje y venir guindando en perreras o camiones, haciendo cola desde las 5:00 de la mañana en la Plaza del Hierro para venir a Sidor”, relató Salazar.

Mantilla aseguró que solamente hay ocho unidades de transporte funcionando. El coordinador de la comisión de salud explicó que de 14 mil trabajadores al menos 12 mil dependen del transporte para movilizarse hacia la empresa.

 
Luis Pinto, coordinador del transporte en Sidor, aseguró que de 184 unidades de transporte que tenía Sidor hay solamente 16 operativas
 


Marianny Granado es repuestista en el área de equipos móviles, vive en El Triunfo, vía hacia Delta Amacuro, y tiene que levantarse a las 4:00 am para llegar a su puesto de trabajo. Marianny relató con pesar que una de sus compañeras de trabajo en el área de comedor perdió a su bebé tras caerse de una camioneta techada, hace aproximadamente 3 meses.

El accidente fue denunciado ante la directiva de Sidor y hasta ahora no ha sido atendido. “Los compañeros se vienen en esos carros y en caso de sufrir un accidente no hay atención médica a la que puedan acudir”, lamentó.

Además participó que en caso de que los trabajadores logren ser recibidos se les conmina a agradecer públicamente a través de la página de Facebook Gestión Yajaira Rangel.

Granado también denunció que para ser equipados con uniformes y equipo de seguridad deben cumplir con al menos 420 horas de trabajo, mientras tanto deben acudir a sus puestos laborales sin casco, botas de seguridad ni mascarillas ni guantes, lo cual viola el artículo 56 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, que estipula que los trabajadores(as) tendrán derecho a desarrollar sus labores en un ambiente de trabajo adecuado y propicio para el pleno ejercicio de sus facultades físicas y mentales.

Las condiciones de movilización también infringen el artículo 16 del Convenio sobre Seguridad y Salud de los Trabajadores, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) firmado y ratificado por Venezuela.

“Sidor es Ciudad Guayana, lo que le pase a los sidoristas le pasa a Guayana”, subrayó Marianny, además evocó la muerte de su compañero Ernesto Carrillo, jefe de mantenimiento de Planta de Pellas, a mediados de enero. Trabajadores atribuyen su muerte a las condiciones laborales inseguras.

 
Los trabajadores tienen que llegar de Sierra Imataca, El Pao, Upata y Soledad, Ciudad Bolívar y El Triunfo por medios propios al no contar con servicio de transporte
 


Elecciones paralizadas

En enero de 2015 la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) paralizó las elecciones del sindicato Sutiss, y desde entonces la organización ha estado intervenida y sin capacidad de conducir al movimiento siderúrgico. Esta decisión, junto con la anulación del contrato colectivo meses antes, marcó el destino de la empresa, que ya para la fecha operaba por debajo del 30 por ciento de su capacidad instalada.

Meses después, a mediados de 2015, la Sala Electoral del TSJ también intervino las elecciones del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera Orinoco (Sintraferrominera), dos de las organizaciones con más afiliados. Actualmente, el secretario general del sindicato de Ferrominera, Rubén González, está preso en una cárcel militar y ha sido declarado preso de conciencia por Amnistía Internacional.

Template by JoomlaShine