Rodney Álvarez cumplió tres días en huelga de hambre y se ha negado a ir a tribunales, en protesta por la negligencia del Estado en su caso, interrumpido en varias oportunidades. Trabajadores de Ferrominera han denunciado también que el verdadero homicida de Renny Rojas está en libertad.

Este lunes 10 de febrero se reinició el juicio, después de ocho interrupciones, en contra del exferrominero Rodney Álvarez, preso en la cárcel El Rodeo II desde hace más de ocho años, acusado del asesinato de Renny Rojas, también trabajador de Ferrominera.

Trabajadores y activistas de derechos humanos protestaron en Caracas para exigir la libertad de Álvarez, quien lleva tres días en huelga de hambre y se ha negado a ir a tribunales, como un acto de rebeldía en contra de la negligencia estatal al manejar su caso, con juicio interrumpidos ocho veces y audiencias preliminares en 25 oportunidades. Esto también por los constantes cambios de jueces en la causa.

Armando Guerra, miembro del Comité en Defensa de Rodney Álvarez y el sindicalista Rubén González, recordó los hechos de junio de 2011 cuando se celebraba una asamblea en el portón de Ferrominera, para elegir a la comisión electoral para las elecciones del sindicato. La actividad terminó en violencia y Renny Rojas fue asesinado al recibir un impacto de bala.

Álvarez fue culpado por ese hecho. Sin embargo, Guerra insistió en la denuncia que han hecho empleados de Ferrominera: Rodney es inocente y el verdadero homicida está libre.

Guerra se refirió a los videos de ese día, donde se observaría la persona que disparó en la asamblea, y a Rodney Álvarez sin relación con el arma homicida.

“Está preso por un hecho que no se ha demostrado que es culpable y la persona que sale disparando está libre”, manifestó Guerra al medio VPI TV.

Denunció, además, que Álvarez fue despedido de la empresa, por lo que perdió todos sus beneficios como trabajador, sus hijos fueron retirados del colegio y su madre tiene al menos tres años sin poder visitarlo, producto de la crisis económica que le impide cubrir gastos de traslado hasta una cárcel que está fuera de la jurisdicción natural del imputado.

Sobre la huelga de hambre de Rodney Álvarez, consideró que “los presos en Venezuela están todos los días en huelga por el hambre que pasan en las cárceles. Solo el año pasado se registraron 76 fallecidos”.

Juan Carlos La Rosa, activista para los derechos de los pueblos originarios, denunció que la movilización que tuvo Rodney, alejado de su entorno, no es más que una medida del Estado para limitar sus derechos.

“Cada vez que Rodney viene a Caracas, le piden que se declare culpable... Si se declara culpable, él sale libre, pero él no es culpable y no acepta esas condiciones”, recordó La Rosa, hecho que denunció Álvarez en una carta pública.

La ONG Provea denunció que junto al secretario general del sindicato de Ferrominera, Rubén González, “Rodney Álvarez encarna la ofensiva antiobrera de Maduro y más de 150 sindicalistas han sido procesados y cientos más son víctimas de amenazas, solo por ejercer sus derechos”.

Recordó que “tras ocho años de detención, la Organización Internacional del Trabajo ha calificado la prisión de Rodney Álvarez como arbitraria y pidió al Estado venezolano su liberación inmediata”.

Template by JoomlaShine