Fuentes del alto gobierno en Colombia revelaron que fuerzas de seguridad de ese país, junto a funcionarios de la Fiscalía y Migración Colombia, detuvieron a cuatro personas de nacionalidad venezolana implicadas en la llamada Operación Gedeón.

De acuerdo con el diario El Tiempo, el operativo se realizó con labores de inteligencia y con el apoyo de agencias de Estados Unidos como el FBI y la Oficina de Investigación de Seguridad Nacional. Las acciones se llevaron a cabo en Bogotá, donde arrestaron a tres personas y en Barranquilla, que resultó con un arresto.

Los capturados fueron identificados como Yacsi Alexandra Álvarez, Rayder Alexander Russo -alias Pico- y los hermanos Juvenal y José Sequea Torres, quienes habrían participado en la coordinación de la llamada Operación Gedeón.

Según las fuentes del alto gobierno colombiano, Álvarez, quien tiene 39 años, es señalada “de ser la coordinadora y logística de la organización”, así como de ser una persona de confianza del mayor general Clíver Alcalá Cordones, quien actualmente se encuentra detenido en Estados Unidos.

Las fuentes señalan que la Operación Gedeón -apoyada por el contratista de Silvercorp, Jordan Goudreau- habría sido conocida por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente encargado de Venezuela.

Al parecer, la mujer habría comprado en Bogotá los uniformes que se entregaron a los militares que participaron en la incursión.

“Llegó a Colombia, por Barranquilla, en un vuelo privado el día 16 de enero de 2020 junto a los tres estadounidenses, Jordan Guy Goudreau (prófugo), Airan Seth Berry y Luke Alexander Denman (capturados por autoridades venezolanas y sentenciados a 20 años de prisión por los hechos tras su captura en Chuao)”, se lee en el informe.

La información también reseña que Yacsi Alexandra Álvarez sería la pareja de Goudreau. La madre de esta, Jacinta Mirabal de Álvarez, de 67 años, fue apresada por varias horas en la sede del Sebin, en Venezuela, para ser interrogada en calidad de testigo de hechos relacionados con el caso de la fallida incursión, recordó Panampost.

Por otra parte, Rayder Alexánder Russo, de 33 años, es buscado desde hace meses por las autoridades venezolanas tras ser señalado como uno de los autores intelectuales del “intento de magnicidio” contra el mandatario Nicolás Maduro el 4 de agosto de 2018 y “las informaciones de inteligencia señalan que simuló ser integrante de la Fuerza Pública venezolana, con el fin de infiltrar organizaciones opositoras al gobierno de Maduro”, reseña el documento.

Ya en 2017, el expiloto del Cicpc, Óscar Pérez, habría denunciado a través de su cuenta en Twitter que tanto Pico como Osman Alejandro Tabosky -también señalado como autor intelectual de los hechos en la avenida Bolívar de Caracas- eran “agentes infiltrados” dentro de la “resistencia” y dijo en esa oportunidad que Salomón-Teniente Pico y Jeremías estaban vendiendo información al gobierno.

La implicación de alias Pico en el caso de la Operación Gedeón, sería el entrenamiento de las personas que realizarían las incursiones en campamentos ubicados en La Guajira.

Los hermanos Sequea Torres, son exoficiales de la Guardia Nacional, ambos con el grado de mayor, y se habrían encargado de ubicar varias casas de seguridad y de entrenar a los militares que participaron en la operación de mayo.

Durante los allanamientos, las autoridades incautaron varias memorias y documentos que están siendo valorados por los organismos de inteligencia. A los capturados se les lleva un proceso en Estados Unidos por los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas y entrenamiento para actividades ilícitas.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez se refirió el 27 de junio al artículo publicado en The Wall Street Journal, en que el diario estadounidense afirma que el coordinador nacional de Voluntad Popular, Leopoldo López, habría estado detrás de una estrategia para contratar grupos mercenarios, con el fin de derrocar a Maduro; y aseguró que todo el plan fue trazado desde la residencia del embajador de España.

“Todos los elementos de planificación que condujeron a la incursión militar armada (Operación Gedeón) se planificaron en la sede de la residencia del Gobierno de España”, dijo Rodríguez, quien emplazó al gobierno ibérico para que defina qué hacer con el dirigente opositor.

En su exposición, Rodríguez señaló que Juan Guaidó firmó con J.J. Rendón, Sergio Vergara y Goudreau un contrato para asesinar a Maduro, a su esposa, Cilia Flores, a Diosdado Cabello, a Vladimir Padrino López, entre otros.

La oposición venezolana insiste en que esta misión se trató de un falso positivo orquestado por el oficialismo, para “montar una historia” para justificar una posible detención a Guaidó.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework