Elliott Abrams explicó que si se pone en marcha un Consejo de Estado en Venezuela, este regiría por 12 meses como máximo para posteriormente celebrar elecciones presidenciales con Guaidó como candidato de la oposición.

TalCual

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ofreció detalles este martes 31 de marzo acerca del “Marco Democrático para Venezuela”, propuesta que Washington rescata de 2019 y que fue hecha por la delegación opositora durante los diálogos en Barbados, auspiciados por el reino de Noruega, para alcanzar una salida a la crisis en Venezuela.

Pompeo, en su comparecencia ante la prensa, indicó que estuvo conversando con los líderes de la Asamblea Nacional con el fin de que se pudieran realizar elecciones presidenciales en el país actualmente, en un lapso comprendido entre seis a 12 meses, donde Nicolás Maduro “no podrá ser candidato” en esos nuevos comicios.

Aseveró que “todos entienden” en el equipo del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que “Nicolás Maduro debe salir del poder” y que el único camino que existe para poder hacer eso es trayendo la democracia en Venezuela y por eso, respaldan el trabajo que ha llevado a cabo el parlamentario en su rol como presidente interino de nuestra nación, puesto reconocido por más de 50 países.

Destacó que en la actualidad el jefe del Legislativo es el político “más popular” y manifestó nuevamente que EE. UU. continuará presionando “para que los venezolanos puedan tener el correcto presidente”, al tiempo que agregó que si hoy en día hay elecciones en Venezuela, Guaidó sería el vencedor de la contienda.

Agregó que el presidente del Consejo de Estado que se designe, el cual será elegido por los miembros que fueron escogidos con las dos terceras partes de la Asamblea Nacional que lidera Guaidó, no podrá ser candidato tampoco. “Estamos seguros de que Nicolás Maduro debe irse, y reconocemos que el presidente legítimo del país, Juan Guaidó, está comprometido con este objetivo”.

Al ser preguntado por los ejecutivos de Citgo que se encuentran en manos de los cuerpos de seguridad del Estado, y que están en riesgo de contagiarse por Covid-19, Pompeo aseguró que se está haciendo todo lo posible para traerlos al país y dijo que esta coyuntura propiciada por el coronavirus puede ser aprovechada para lograr su excarcelación.

Menos sanciones, más democracia

Indicó que en el panorama de EE. UU. no está poner nuevas sanciones a las empresas estatales venezolanas debido a los bajos precios del petróleo en el mercado mundial, mientras que ratificó que la intención de Estados Unidos es “llevar la democracia” a nuestra nación.

“Maduro la semana pasada fue acusado por narcoterrorismo por EE. UU. (…) ha rechazado y se ve renuente a la negociación. Esperamos que tome esto de forma seria. Lo hemos dejado claro y estamos alineados. Nicolás Maduro jamás gobernará de nuevo y eso no ha cambiado”, expresó.

Aseveró que están en constante evaluación para ver si pueden levantar sanciones a los regímenes que las tienen, al tiempo que insistió en que los insumos y medicinas -que se necesitan para combatir el coronavirus- no están dentro de las medidas coercitivas “ni estarán” porque “Estados Unidos está por encima de eso”.

Propuesta “modificada” de Guaidó

El representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, conversó posteriormente con la prensa y explicó que la propuesta del Departamento de Estado se basa en las propuestas presentadas por el equipo de Guaidó en la ronda de negociaciones que tuvo lugar en 2019 en Barbados.

“Esta propuesta de un Consejo de Estado, de hecho, fue presentada por los representantes de la oposición democrática, por el equipo de Juan Guaidó”, relató Abrams.

Puntualizó también que quien sea el líder del Consejo de Estado, que estaría al frente del país durante una transición democrática, no puede postularse a la presidencia. A su juicio, eso podría ser un impedimento para la convocatoria a unos comicios libres.

“Todos vieron lo que pasó cuando Nicolás Maduro robó las elecciones en 2018. Nosotros queremos que Juan Guaidó tenga la libertad de poder postularse a la presidencia y, de acuerdo con nuestro plan, la tendrá”, apuntó el funcionario.

En este sentido señaló que si se pone en marcha en Venezuela regiría un gobierno de Consejo de Estado que tendría una duración de entre nueve y 12 meses para posteriormente celebrar elecciones presidenciales, con el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como candidato de la oposición.

Cuando se le preguntó sobre su posición con respecto a las sanciones que han sido impuestas por la Unión Europea (UE), el enviado especial señaló que le gustaría ver “muchas más” acciones de la Unión Europea para sancionar al chavismo.

Por último, reiteró la legitimidad que tiene Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela para su país. “Sí es el presidente legítimo de Venezuela y también es el presidente de la Asamblea Nacional. Y lo será hasta que se haga otro arreglo legítimo”, dijo.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework