“Estas sanciones continuarán hasta que el régimen detenga la financiación del terrorismo global y se comprometa a no contar nunca con armas nucleares”.

Estados Unidos anunció nuevas sanciones económicas contra ocho altos cargos de Irán, entre ellos el secretario del Consejo de Seguridad Nacional Supremo, Ali Shamkhani.

Las medidas también afectarán a los “mayores productores” de acero, hierro y cobre del país, en respuesta al ataque con misiles balísticos a dos bases con tropas estadounidenses en Irak.

“Estas sanciones continuarán hasta que el régimen detenga la financiación del terrorismo global y se comprometa a no contar nunca con armas nucleares”.

Así, desde el inicio de este repunte de tensión entre EE UU e Irán, Israel mira los acontecimientos desde un discreto segundo plano. Sin embargo, se mantiene en alerta ante una posible represalia de Irán, que clamó venganza contra la nación norteamericana y sus aliados en Oriente Medio.

Durante los últimos años, la aviación israelí bombardeó posiciones de Irán y de sus milicias aliadas en Siria, donde estas apoyan al régimen de Bachar Al Asad, con el objetivo de repeler su presencia y la cercanía de estos grupos a su territorio.

Mientras, en la madrugada, al menos ocho personas murieron en un ataque aéreo cuya autoría se desconoce, contra depósitos de armas de milicias leales a Irán en el este de Siria fronterizo con Irak.

Aplausos de Siria

El primer ministro en funciones de Israel, Benjamín Netanyahu, elogió las nuevas sanciones estadounidenses a Irán y sostuvo que la República Islámica “amenaza la paz mundial”.

Por esto, el jefe de Gobierno, conocido por su dura retórica contra Irán, felicitó al presidente Donald Trump “por su decisión de aplicar sanciones adicionales al régimen terrorista de Irán, que reprime a su pueblo”.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework