Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) Subdelegación Ciudad Guayana, desmantelaron la banda de los Chatarreros, relacionadas al hurto.

La criminalidad no es el único reto que enfrenta el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en el estado Bolívar; la delincuencia dentro de sus filas, la escasez de oficiales, la impunidad -y la anarquía como consecuencia- y la construcción de tres nuevas sedes de la Policía científica son algunas de las tareas que el comisario regional, Fernando Jiménez, asume como sus prioridades.

Correo del Caroní presenta su balance general tras cumplirse el primer aniversario de un hecho que conmocionó la opinión pública nacional.

El asesinato de Joel Alcalá, el posible restituido secretario general de Sutralúmina, retrotrae a un modo que durante 2002 a 2007 fue el método para dirimir conflictos en el ramo de la construcción; un proceder por el cual el estado Bolívar lideró la cifras de violencia al concentrar el 42,47 por ciento de los casos de sicariato sindical en todo el país.

El vicepresidente de la coalición de trabajadores solicitó que se abra una exhaustiva investigación que permita esclarecer el móvil del crimen.

El sujeto, según fuentes oficiales, era integrante de una banda delictiva que opera en el sector minero Las Vainitas, en Guasipati, al sur del estado Bolívar.

Las lágrimas que llenaron de dolor al pueblo de Tumeremo hoy siguen brotando del rostro de su gente. Un año después de la masacre de 17 mineros en la mina Atenas, la capital del municipio Sifontes sigue recordando con dolor aquel acto dantesco encubierto por un Estado cómplice de la violencia y la explotación ilegal de los recursos naturales. Un Estado que trata de eludir su responsabilidad en estos hechos tratando de enterrar la memoria con su política de olvido, su silencio, su desatención a las víctimas y alimentando la impunidad que sigue reinando en un pueblo arrodillado por el pranato minero.

Miércoles, 01 Marzo 2017 00:00

Fe y Alegría: sexagenaria con energía

La red jesuita de educación y formación social llega a los 60 años en Venezuela con optimismo renovado, planes y proyectos para seguir avanzando en pro de la comunidad en medio de las tribulaciones de un país en crisis.

Los establecimientos, duramente golpeados por la escasez y los saqueos de diciembre pasado, trabajan con la poca materia prima disponible, sin ayudas institucionales de ningún tipo, para intentar ofrecer el mejor servicio posible a los temporadistas. Asumen que es una oportunidad para regenerar el comercio a partir del aumento de turistas que año tras año, pese a la crisis, reviven la fiesta carnestolendas.

Jueves, 23 Febrero 2017 00:00

Un joven asesinado no es un muerto más

Pensemos, si en los liceos estamos enseñando habilidades para convivir en paz, ¿cuántos profesores se están formando para ello?

Página 1 de 19

A las 7:00 de la noche, familiares esperaban reunirse con la comisión de la FAN y el Cicpc que la tarde de este domingo sobrevolar...

Extraoficialmente se supo que hubo una balacera la madrugada de este sábado en el fundo Atenas, en Tumeremo. El hallazgo de una ex...

Juan Cohello, padre de Ángel Trejo, uno de los desaparecidos en Tumeremo, relató el hecho en el que, según un testigo, este último...

El diputado por el estado Bolívar aseveró que “si los muchachos aparecen vivos pediré perdón públicamente y me retractaré. De lo c...

El Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (Sibci) reprodujo la política de silencio y falta de transparencia en los org...

En el tercer día de protesta tampoco hubo noticias sobre las personas desaparecidas en la bulla Miamo, en las ...