Miércoles, 22 Marzo 2017 00:00

Vecinos de Tumeremo se mantienen asediados por control de bandas criminales y militarización

 
Valora este artículo
(6 votos)
Según residentes desde el domingo hay funcionarios militares en las calles Según residentes desde el domingo hay funcionarios militares en las calles Foto Archivo

Las disputas entre las bandas parapolicías que operan al sur del estado Bolívar han causado zozobra entre sus habitantes. Un nuevo incidente de violencia ocurrido el domingo en la capital del municipio Sifontes, no solo alertó a los tumeremenses, sino que evidenció la debilidad del Estado para controlar a estos grupos delictuales que imponen su ley en el pueblo. “En el pueblo se dice que la incursión en La Caratica durante el fin de semana fue entre el Tren de Guayana -banda contraria a la del Tren de Dios– y la OLHP”, afirmó una residente.

  barra 13aNaranja275

MÁS INFORMACIÓN

Estado evade responsabilidad en el descontrol y criminalidad en minas de Bolívar

Estado

Miedo, dolor, impunidad y consolidación de la violencia minera: conclusiones a un año de la masacre de Tumeremo

Miedo

Tumeremo sigue siendo un ‘pueblo sin ley’ a un año de la masacre

Tumeremo1
 

Era la madrugada del sábado 18 de marzo. La mayoría de las personas dormían. Las calles estaban vacías… o eso creían los habitantes de Tumeremo -municipio Sifontes, sur del estado Bolívar-, hasta que los tiros que hicieron eco por más de cinco minutos. En ese momento supieron que algo no estaba bien.

La noticia se fue propagando a través de notas de voz y grupos de WhatsApp. Los tiros venían del sector La Caratica, de una vivienda en la que había un velorio.

Se trataba de Yolianis Beatriz Vargas, de 21 años. Su cuerpo había sido localizado el jueves pasado por transeúntes en una zona boscosa del kilómetro 35, en la Troncal 10, vía a El Dorado. Tenía dos tiros en la cabeza.

En el lugar estaban integrantes de la banda de el Gordo, una de las que opera en los yacimientos mineros de la población. Según los habitantes, a los delincuentes les llegó el rumor de que la Operación de Liberación Humanitaria y Protección de Pueblo (OLHP) iba por ellos.

La versión oficial especificó que durante el patrullaje de unas comisiones mixtas por la avenida principal de la zona avistaron a un grupo de individuos intercambiando objetos y armas de fuego.

Los malhechores al percatarse de la presencia policial empezaron a disparar. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Subdelegación Tumeremo, incautaron en el sitio varias municiones 9 milímetros.

El líder de la banda delictiva, el Gordo, huyó, pero los efectivos detuvieron a varios integrantes de la banda hamponil el Tren de Dios, quienes fueron identificados como: Ángel Felipe Salina Vargas, alías el Caracas, de 34 años; Luis Enrique Rodríguez Maita, apodado el Luisito, de 26 años; y Luis Anderson Pinto Rodríguez, alías el Pistolero, de 22 años.

Junto a ellos tres también apresaron a Yorfred Alexander Ortega Delgado, de 19 años; este último solicitado por el Juzgado Segundo de Control del estado Aragua desde el 11 de mayo del 2016. El caso fue notificado a la fiscal quinta del Ministerio Público.

Presencia militar

Una de las habitantes de Tumeremo le aseguró al equipo reporteril de Correo del Caroní que desde el domingo hay presencia militar en el casco central de la población.

“En las esquinas hay entre cuatro y cinco funcionarios militares”, sumó. “En el pueblo se dice que la incursión en La Caratica durante el fin de semana fue entre el Tren de Guayana -banda contraria a la del Tren de Dios– y la OLHP”, especificó la mujer. Esto último no fue confirmado por ningún organismo de seguridad.

Por su parte, una fuente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) informó que antes de las festividades de Carnaval la seguridad fue reforzada por parte de los castrenses en conjunto con efectivos del Ejército Bolivariano de Venezuela.

Según el militar, los puntos de control se intensificaron. “Las bandas delictivas se han incrementado y potenciado con armas modernas. Los militares empezaron a tomar acciones para disminuir la existencia de estos grupos armados que se hacen llamar sindicatos, pero que no lo son”, sumó.

“Simplemente son bandas de todas partes del país que ven la gran entrada de dinero por el oro y comienzan hacer de las suyas cobrando vacunas a los mineros, molineros y compradores de oro. Si está situación seguía así todo esto sería un pueblo sin ley, además que con esos grupos el Arco Minero no se puede desarrollar”, agregó el castrense.

¿Quién es el Gordo?

 

Muertes violentas al sur

En lo que va del año 2017, treinta ciudadanos han fallecido de forma violenta al sur del estado Bolívar, la mayoría de los crímenes han sido perpetrados con armas de fuego y han ocurrido en el municipio El Callao.barra GRIS335

 

El apodo de el Gordo tomó fuerza durante la masacre de Tumeremo, debido a que fuentes policiales aseguraban que las muertes de las 17 personas en la mina Atenas se debía a una disputa minera entre él y Jamilton Andrés Suárez Ulloa, conocido como el Topo.

Junto a el Gordo, el segundo al mando era Jean Carlos Bartoli, alias el Potro, de 22 años, quien fue abatido el año pasado tras enfrentarse a la brigada motorizada de la comisaría del CCP Sifontes, cuando estos patrullaban y avistaron una camioneta en actitud sospechosa. De ahí comenzó una persecución que culminó en la vía al Fuerte Tarabay.

Bandas que operan al sur

El Callao es controlado por los pranes conocidos como TotoMarcopolo y el Ruqui; mientras que el sector El Perú era controlado por Anderson Pereira, hasta que fue asesinado en las fueras de una discoteca en Puerto Ordaz en febrero de este año; el Morocho es el pran del sector Nacupay; y de El Paraíso se desconoce quien en su líder.

En Guasipati, el líder es Phanol Vladimir Clemente Ojeda, alias Capitán; y presuntamente un hombre apodado el Morocho es quien lo representa en El Callao.

En Tumeremo, tras la muerte de Jamilton Andrés Ulloa Suárez- alías el Topo-, el control lo han mantenido dos sujetos apodados el Gordo -del barrio La Caratica- y Armandito. En Las Claritas el poder delictual lo lidera alias Juancho; y en El Dorado, Fabio Enrique González Isaza, alías el Negro Fabio.

Visto 2615 veces Modificado por última vez en Jueves, 23 Marzo 2017 00:24

A las 7:00 de la noche, familiares esperaban reunirse con la comisión de la FAN y el Cicpc que la tarde de este domingo sobrevolar...

Extraoficialmente se supo que hubo una balacera la madrugada de este sábado en el fundo Atenas, en Tumeremo. El hallazgo de una ex...

Juan Cohello, padre de Ángel Trejo, uno de los desaparecidos en Tumeremo, relató el hecho en el que, según un testigo, este último...

El diputado por el estado Bolívar aseveró que “si los muchachos aparecen vivos pediré perdón públicamente y me retractaré. De lo c...

El Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (Sibci) reprodujo la política de silencio y falta de transparencia en los org...

En el tercer día de protesta tampoco hubo noticias sobre las personas desaparecidas en la bulla Miamo, en las ...