Ante la falta de autobuses, un grupo de trabajadores trató de resolver el regreso a casa pidiéndole el aventón al chofer de un camión volteo. El afán de llegar a encontrarse con sus familias se diluyó en un choque en plena represa de Macagua que mató a cuatro de ellos y dejó más de diez heridos. Fue una  muestra de la culpa de un gobierno indolente que condena a los ciudadanos a una vida miserable y, en los peores casos, a la muerte. Este hecho fue una muestra de ello.

Tanto el oficialismo como la oposición se ufanaron de visitar las comunidades anegadas para sus propios fines. Ninguno alertó de la crecida del río y, los que son autoridad, tampoco habilitó a tiempo los refugios para evitar la magnitud de las pérdidas.

45 familias de esta zona de San Félix deben entrar y salir, exclusivamente, en embarcaciones, pues el caudal tapó completamente la vía que conduce al sector por tierra, por la vía de la avenida Angosturita.

Más de 200 familias que viven en zonas de riesgo en la franja de Castillito están aquejadas por las inundaciones. El plan estatal para reubicar y repotenciar este sector de Puerto Ordaz permanece “engavetado” desde los años 90.

“Para que el embalse de Guri comience a bajar bajo las condiciones actuales, tendría que dejar de llover por lo menos un mes”, explicó el analista meteorólogo, Eric Parra.

Las cifras, ofrecidas por Protección Civil, corresponden a un lapso de casi tres semanas que lleva creciendo el caudal, producto de la crecida del Orinoco, y que ubicó la cota del Caroní a la 13,86.

Vecinos de Campo Rojo aseguran que el nivel del Caroní este mes de julio es histórico. Mientras Protección Civil reportó hasta el martes 193 familias afectadas en toda la ciudad, este miércoles se confirmó otra vivienda anegada en esta zona de San Félix.

Dos crímenes ocurrieron en menos de seis horas en el municipio Caroní y en un tercero hallaron restos humanos. En los dos primeros casos las víctimas tenían 23 y 20 años.

Comenzando por políticas sustentables y el rescate de las plantas de tratamiento, Simón Yegres asegura que de ser alcalde convertirá a Caroní en la “capital mundial del agua”.

El guión del cineasta José Zamora centra su historia en la comunidad de Campo Rojo, reflejando la tradición de niños que se lanzan al río, enfrentándose luego a la realidad social, incluso al trabajo en las minas.

Página 1 de 3

Padres y abogados en el caso del estudiante de la UCAB Guayana asesinado el 21 de octubre ofrecieron detalles sobre las trabas en ...

Una escueta minuta fue la única información oficial acerca de un enfrentamiento entre grupos armados y uniformados en Valle Verde,...

Denuncian irrupciones violentas a sus hogares, sin orden judicial alguna, para robar efectivo, oro y demás bienes personales. ...

El Tribunal 2º de Control ordenó la cárcel de La Pica como centro de reclusión para Oswaldo Ojeda, uno de los cinco implicados en ...

Alberto Echegaray se presentó a declarar ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) la noche...