Más del 60% de las áreas del parque La Llovizna, en Ciudad Guayana, tienen el paso a visitantes restringido por medidas de seguridad, debido a las inundaciones que han tomado gran parte de las caminerías, y la fuerte corriente de las riberas del río. Mientras tanto, en Puerto Ordaz y San Félix como en Ciudad Bolívar hay temor por las crecidas del Caroní y del Orinoco, todo en medio de un bloqueo informativo por parte del régimen acerca de las cifras de afectados por esta temporada de lluvias.

Visitantes y pescadores del Paseo Orinoco, en el municipio Heres, tuvieron que ser desalojados por la crecida del río, cuyo nivel casi sobrepasa la Piedra del Medio, popularmente conocida como el “Orinocometro”.

Comunidades como las del barrio José Gregorio Hernández y Los Oleandros manifestaron su preocupación por el nivel de las aguas que ha obligado a varias familias a desalojar. Otras esperan a que el río no tome más terreno o, de lo contrario, acudir a un refugio. La esperanza de una reubicación se ha desvanecido, pues aseguran que es la promesa sin cumplir de todos los años. Esta temporada de lluvias ha afectado a más de 200 familias: la mayoría, por la crecida de los ríos. El resto, por obstrucción de drenajes.

El Comité de Riesgo en Caroní ofreció un balance sobre las afectaciones por la temporada de lluvia en el municipio. Para la mañana de este viernes, el río Caroní se mantenía en alerta amarilla con una cota de 11.08 msnm, mientras que el Orinoco estaba en alerta verde con 10.53 msnm. 

Familias de las zonas más vulnerables empezaron a tomar sus previsiones ante la inminente inundación en sus viviendas. El equipo de Seguridad Ciudadana y Protección Civil ha realizado los recorridos por los sectores afectados para identificar los posibles refugios. Reiteraron que hasta ahora se han registrado afectaciones menores, sin ningún caso de damnificados. La crecida del Orinoco se ubica entre 9 y 28 centímetros diarios aproximadamente.

Hace 23 años, la Alcaldía planteó el Plan Especial Castillito como la alternativa para reorganizar las barriadas que crecieron sin orden a orillas del embalse de la represa Macagua, en el río Caroní, y que todos los años son susceptibles a inundaciones por la crecida del caudal. La más fuerte en 41 años fue el año pasado, y afectó a poco más de 2 mil personas. Con este trabajo de Oriana Faoro, producido en alianza con Lincoln Institute of Land Policy y el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), inauguramos esta serie sobre el descalabro de la planificación de lo que alguna vez se proyectó como la ciudad más planificada de Venezuela.

Ante la falta de autobuses, un grupo de trabajadores trató de resolver el regreso a casa pidiéndole el aventón al chofer de un camión volteo. El afán de llegar a encontrarse con sus familias se diluyó en un choque en plena represa de Macagua que mató a cuatro de ellos y dejó más de diez heridos. Fue una  muestra de la culpa de un gobierno indolente que condena a los ciudadanos a una vida miserable y, en los peores casos, a la muerte. Este hecho fue una muestra de ello.

Tanto el oficialismo como la oposición se ufanaron de visitar las comunidades anegadas para sus propios fines. Ninguno alertó de la crecida del río y, los que son autoridad, tampoco habilitó a tiempo los refugios para evitar la magnitud de las pérdidas.

45 familias de esta zona de San Félix deben entrar y salir, exclusivamente, en embarcaciones, pues el caudal tapó completamente la vía que conduce al sector por tierra, por la vía de la avenida Angosturita.

Más de 200 familias que viven en zonas de riesgo en la franja de Castillito están aquejadas por las inundaciones. El plan estatal para reubicar y repotenciar este sector de Puerto Ordaz permanece “engavetado” desde los años 90.

Página 1 de 4

Los centros de coordinación policial Cachamay, 11 de Abril y Roscio han sido atacadas con armas de fuego y granadas en apenas cuat...

En otro caso en el que convergen el hacinamiento carcelario, la permanencia de reos en centros de detención preventiva y descontro...

Allanamientos violentos y sin órdenes judiciales suceden en la entidad desde 2017, efectuados por los oficiales. Los vecinos han d...

A Víctor Manuel, de 18 años, lo encontraron decapitado. Su cabeza estaba incrustada entre las rejas de una casa de la invasión La ...

El director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Roberto Briceño León, estuvo en un foro de la Escuela de Derecho de la...