Al oficial de la Policía Municipal de Caroní Osman Castillo le habían advertido que debía mudarse del barrio Francisco de Miranda, en San Félix. Sin rencillas personales en su historial profesional, grupos armados del sector habían dejado claro que no querían funcionarios activos en la zona. El día que decidió mudarse, lo asesinaron.

A Pedro Luis Coral Lizardi lo habría asesinado un funcionario de la Policía del estado Bolívar (PEB) que buscaba a los responsables del secuestro y homicidio de un familiar taxista. Sin saberlo, el uniformado mató al Pedro equivocado.

Los operativos de seguridad no han logrado disminuir los índices de violencia en el municipio Caroní. La ineficiencia de los planes de desarme, la precariedad y falta de depuración de los cuerpos de seguridad y la impunidad que alimenta el sistema judicial termina por entronizar un monopolio de la fuerza comandado por grupos delictuales, responsables de que Ciudad Guayana acumule hasta ahora 213 homicidios en el primer trimestre de 2017, 50 más que en el mismo período del año pasado.

Funcionarios de la Policía del Estado Bolívar (PEB), mantienen sus labores de patrullaje e investigación para dar con el cuarto fugado, de los calabozos del Centro de Coordinación Policial (CCP) Guaiparo.

El funcionario falleció tras enfrentarse a un trabajador de Ferrominera que se hallaba en un puesto de comida rápida. El agente Gacson Rodríguez debía estar cumpliendo servicio en la Fundación del Niño, pero dejó su lugar de trabajo para ir a robar y matar. Un caso más que refleja el estado de descomposición de los cuerpos de seguridad del Estado.

Los efectivos resultaron heridos el lunes, luego de sostener una discusión en el estacionamiento del estadio Heres, de Ciudad Bolívar. Uno de ellos falleció en el hospital y el otro permanece recluido.

Presuntamente dos sujetos ingresaron a un local en el que el efectivo policial estaba y abrieron fuego contra él.

En lo que va el mes, en 19 días han muerto 46 personas de forma violenta; entre ellos cuatro menores de edad y una mujer. 45 de los crímenes han sido perpetrados con armas de fuego y en uno el joven fue asesinado a golpes.

El Gobierno tunecino lamenta que el terrorista que mató a al menos 38 personas el pasado viernes podría haber sido detenido antes, al tiempo que anunció una mayor protección y vigilancia de los lugares turísticos.

La comunidad denuncia el incremento de los hechos delictivos en la parroquia.

Página 1 de 2

Los centros de coordinación policial Cachamay, 11 de Abril y Roscio han sido atacadas con armas de fuego y granadas en apenas cuat...

En otro caso en el que convergen el hacinamiento carcelario, la permanencia de reos en centros de detención preventiva y descontro...

Allanamientos violentos y sin órdenes judiciales suceden en la entidad desde 2017, efectuados por los oficiales. Los vecinos han d...

A Víctor Manuel, de 18 años, lo encontraron decapitado. Su cabeza estaba incrustada entre las rejas de una casa de la invasión La ...

El director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Roberto Briceño León, estuvo en un foro de la Escuela de Derecho de la...