Este miércoles denunciaron la precaria situación laboral de los más de 500 trabajadores en el estado Bolívar y pidieron atención directa del presidente Nicolás Maduro.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Trabajadores de la empresa estatal Mercal se concentraron este miércoles en la sede principal de la distribuidora de alimentos, en Ciudad Guayana, para denunciar la precaria situación laboral que sufren al ganar el salario mínimo de Bs. 1.800 que cancelan de forma fraccionada; bono de alimentación de Bs. 180, sin más beneficios que mejoren su calidad de vida.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Mercal, Juan Mendoza, exhortó al presidente Nicolás Maduro a atender la situación laboral de los trabajadores a nivel nacional, en vista del deterioro de los beneficios socioeconómicos. Por el deterioro agravado, el dirigente solicitó al gobernador de Bolívar, Justo Noguera Pietri, intervenir Mercal.

“La cestaticket de Valeven Bs. 180 no alcanza y nadie quiere recibirla y el HCM es deficiente. No queremos interlocutores para solucionar la situación laboral de los trabajadores. Solicitamos a Maduro su intervención directa, estamos cansados de interlocutores, queremos autoridades que vengan a conocer nuestro descontento”, dijo.

El salario mínimo vigente de Bs. 1.800 cubría apenas 7,8% de la canasta alimentaria de septiembre, estimada por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas) en Bs. 22.927,81. El bono de alimentación de Bs. 180 cubre el precio de apenas seis huevos o una galleta y el deterioro se acelera en la medida en que pasan los días. Solo en octubre, la inflación fue de 148,2% de acuerdo con las estimaciones de la Asamblea Nacional.

“Tengo que hacer milagros con el salario que tengo, tengo que guapear con sardinas, haciendo milagros”, expresó Jhonny Zapata, un trabajador con 15 años de servicio en Mercal que gana salario mínimo.

Mendoza recalcó que los más afectados son 56 trabajadores de las cooperativas de seguridad, que ganan Bs. 12,77 al mes, un monto irrisorio que equivale a menos de 1% del salario mínimo legal. “Esta es una violación de los derechos sociales y económicos de los trabajadores que prestan el servicio de seguridad en todo el estado Bolívar”, afirmó.

El trabajador denunció el atropello del jefe estadal de Mercal, Yanny Alonzo, contra medios de comunicación y trabajadores que se pronunciaron, cuando “nos arropa la situación que oprime a toda la clase obrera venezolana”.

Mercal tiene una fuerza laboral de 427 trabajadores en el estado Bolívar más los 56 empleados tercerizados de las cooperativas de seguridad. Aunque el secretario general de la organización sindical resaltó que Mercal sigue operando como canal de distribución de alimentos de los comités locales de abastecimiento y producción (CLAP), la situación laboral los preocupa.

Template by JoomlaShine