Martes, 05 Agosto 2014 00:00

Fatídico choque evidencia estado de vulnerabilidad de “perreras” en Caroní

 
Valora este artículo
(10 votos)
Familiares de Lorenzo Perdomo, fallecido al recibir el impacto del vehículo al subirse en la perrera, no pararon de lamentar el siniestro y de exigir justicia Familiares de Lorenzo Perdomo, fallecido al recibir el impacto del vehículo al subirse en la perrera, no pararon de lamentar el siniestro y de exigir justicia Fotos José Leal

Un muerto y 13 heridos deja siniestro en la vía a Upata en el sector Colinas de Chirica, en San Félix.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Un muerto y 13 heridos fue el saldo de víctimas que arrojó un accidente de tránsito registrado poco después de la 5:00 de la mañana de este martes en la vía a Upata a la altura del sector Colinas de Chirica, en San Félix.

Una camioneta Ford verde, tipo perrera (medio de transporte público) estaba estacionada cargando pasajeros cuando el chofer de un Ford Fiesta Power gris, con placas VDB-71Y, los impactó por la parte trasera.

Al momento del choque varias personas estaban subiéndose en la unidad, entre ellas Lorenzo Antonio Perdomo López. Al hombre, de 54 años, se le desprendieron sus dos piernas al momento del impacto y falleció cuatro horas después cuando era intervenido quirúrgicamente en el Hospital Dr. Raúl Leoni, en el sector Guaiparo de San Félix.

Los hijos y la esposa de Perdomo no pararon de lamentar lo ocurrido. Entre llantos, desmayos y gritos pidieron justicia.

“Mamá (...) el domingo era su cumpleaños y ya no lo tenemos. Se nos fue mi papá”, lamentaba Danny Perdomo desde el centro asistencial, mientras Santa González mencionaba que quiere justicia por la muerte de su esposo. “Él iba a trabajar cuando le cortaron sus dos piernas. 35 años juntos y ahora me deja sola, me duele el alma”, lamentó Santa. Perdomo trabajaba desde hace ocho meses en la empresa Dimaica, en Unare.

Perdomo y los lesionados por el accidente fueron auxiliados por los vecinos de la zona. Posteriormente fueron llevados al hospital en unidades de ambulancias del Centro de Emergencia del 1-7-1.

Mujer embarazada
Entre los heridos está una mujer con siete meses de embarazo. Yalibeth Acosta Marchán, de 32 años y madre de siete niños, estaba en compañía de su esposo: Arquímedes González, de 50 y su hermano Jorge Acosta, de 39. La pareja iría a una consulta prenatal mientras que Jorge se disponía a trasladarse a la urbanización Loma Linda, en Puerto Ordaz, donde trabaja como obrero en una construcción.

“Cuando vi a mi hija no pude reconocerla, está muy golpeada (...) No sé si perdió al bebé, no nos han dicho nada. Yo lo único que puedo decir es que tengo a dos hijos metidos en esa emergencia muy delicados. No tengo plata, no puedo llevarlos a un centro (de salud) privado para que los atiendan como debe ser, yo lo que tengo es miedo de quedarme sin mis hijos”, lamentó María Marchan fuera del hospital de Guaiparo mientras esperaba respuestas sobre la salud de los hermanos Acosta. Su yerno, Arquímedes, está estable, pese a las lesiones en la espalda, en el lado derecho de la clavícula y en las piernas.

A8Gonzalez2Arquímedes González, mencionó que “es un milagro que la mayoría de los pasajeros estemos vivos”

Otros heridos
Autoridades de Tránsito Terrestre indicaron que además de Perdomo, tres personas están en delicado estado de salud. Los otros pasajeros heridos son: Pablo Carmona, de 55 años y conductor de la unidad de transporte público; Pedro González, de 22; José Lezama, de 40; Franklin Tineo, de 36; Yovanny Salazar, de 38; y Alexis Germán Reino Medina, de 34; todos residenciados en la parroquia Chirica; otro de los lesionados, Frank Oliviera, fue llevado por sus familiares a la Clínica Manuel Piar.

Los tripulantes del Ford Fiesta, también heridos, son: el chofer Octavio Miguel David Salazar, de 28 años quien sufrió traumatismos múltiples; María Camacho, de 25 años, residenciada en Alta Vista; y Jorge Eliecer Jaramillo Natera, de 44 años, quien presenta politraumatismo craneoencefálico moderado.

David, Camacho y Jaramillo son trabajadores de Masisa y “estaban compartiendo entre amigos porque uno de ellos salió de vacaciones. María nos avisó anoche que estaba en la vía a Upata, supongo que iban a la casa cuando ocurrió el accidente”, afirmó una hermana de Camacho mientras intentaban llevar a la mujer y a sus amigos a la clínica Puerto Ordaz; el traslado fue impedido por los familiares de los heridos de la unidad de transporte.

“A ellos, que tienen plata y son los culpables de esta desgracia, sí les van a dar atención de primera, pero a nuestros familiares que iban a trabajar quieren dejarlos morir, de aquí no van a sacar a nadie. Ese hombre (Octavio) estaba borracho, se bajó del carro pidiendo disculpas, decía que se había quedado dormido”, gritaban los familiares de los heridos al impedir que sacaran a los tripulantes del Ford Fiesta del hospital.

Pésimo servicio
No es la primera vez que se registra una tragedia en Ciudad Guayana donde hay perreras involucradas. El 18 de julio de 2009, murieron 15 personas y otras cinco resultaron heridas luego de que una de estas camionetas cayó al río desde el puente Caroní.

En ese entonces, el alcalde del municipio Caroní, José Ramón López, pidió un año para acabar con este medio de transporte público. Cinco años después no han salido de circulación este tipo de unidades. Se han triplicado y es uno de los medios más usados por parte de la población de “la planificada” Ciudad Guayana.

De acuerdo con el numeral 6 de la ordenanza de transporte, el Instituto Municipal de Transporte, Tránsito y Vialidad de Caroní tiene 32 atribuciones para planificar, administrar, controlar y ejecutar el transporte público en Ciudad Guayana. Entre ellas: inspeccionar las unidades de transporte público urbano; y autorizar los servicios de circulación.

Las perreras, tal como lo dice su palabra, es un medio indignante desde todo punto de vista, que han proliferado ante la mala vialidad y el déficit de unidades de transporte público. Se trata de camionetas pickup, que son enjauladas en la parte trasera, en la que solo los pasajeros con “suerte” logran sentarse, el resto de los usuarios les toca ir guindados de los tubos que los conductores le colocan a las unidades para tapar a las personas del sol.

 

A8Hospital2Familiares de los heridos impidieron que los tripulantes del otro vehículo fuesen trasladados a centros privados

Más de mil perreras circulan en Caroní

Diogelis Pocaterra             

El alcalde José Ramón López informó en su memoria y cuenta 2013 sobre la existencia de mil 10 camionetas pickup “perreras” en circulación, como medios de transporte público en Guayana.

José Gregorio Márquez, director de transporte de Alsobocaroní, indicó que aunque no tienen cifras claras, cree que son menos porque “se han dañado, no las pueden reparar y han salido de circulación”.

Márquez no se refirió al siniestro ocurrido este martes en la mañana en San Félix, porque se reunirían con la comunidad Colinas de Chirica para aclarar información sobre el accidente, obtener más detalles y, “tomar algunas decisiones y luego dar las declaraciones”, afirmó.

Correo del Caroní ha sido eco sobre la precariedad del sistema de transporte público en el municipio Caroní, colocando en discusión la necesidad de un mejor servicio digno de una “ciudad planificada” como Guayana.

A8Accidente2
Las víctimas de la colisión fueron trasladadas al Hospital Dr. Raúl Leoni, en Guaiparo

Visto 6364 veces Modificado por última vez en Miércoles, 06 Agosto 2014 01:16

Los centros de coordinación policial Cachamay, 11 de Abril y Roscio han sido atacadas con armas de fuego y granadas en apenas cuat...

En otro caso en el que convergen el hacinamiento carcelario, la permanencia de reos en centros de detención preventiva y descontro...

Allanamientos violentos y sin órdenes judiciales suceden en la entidad desde 2017, efectuados por los oficiales. Los vecinos han d...

A Víctor Manuel, de 18 años, lo encontraron decapitado. Su cabeza estaba incrustada entre las rejas de una casa de la invasión La ...

El director del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV), Roberto Briceño León, estuvo en un foro de la Escuela de Derecho de la...