Martes, 16 Julio 2013 00:00

Pioneros de FMO repudian saqueo de su empresa por la corrupción

 
Valora este artículo
(2 votos)

Jubilados de Ferrominera Orinoco y trabajadores activos se sienten “burlados” por la discrepancia entre la promesa de pago, la falta de recursos y la corrupción que se investiga en la estatal.

Trabajaron durante más de 20 años en Ferrominera Orinoco y hoy se sienten defraudados. La empresa a la que dedicaron años de servicio ya no se parece a aquella que conocieron: respetuosa con los derechos de los trabajadores, de la meritocracia y comercialmente transparente.

Frente al edificio administrativo II de FMO este grupo de jubilados de la estatal protestó por el incumplimiento en el pago del anticipo por el retraso en la discusión del contrato.

El jueves pasado -desde Ciudad Piar- el presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Carlos Osorio, aseguró su cancelación el 12 de julio, al día siguiente, como parte del compromiso del “gobierno revolucionario”.

De ese pago, 7 mil bolívares le corresponden a los trabajadores pasivos de la estatal, los mismos que este lunes se concentraron frente a las instalaciones administrativas en reclamo de ese compromiso.

“Nos dan a entender que el dinero no lo hay”, comenta el ex trabajador de la Planta Procesadora de Mineral (PMH) por 30 años, Héctor Redhead. “Nos sentimos defraudados, ofendidos”, dijo en relación a la respuesta de la empresa y a las recientes investigaciones del Gobierno por la comercialización irregular del mineral de hierro y los presuntos hechos de corrupción.

“Primera vez que vemos esto en la historia de la empresa, eso debido a la centralización de todo. Digamos… la parte informativa, todo se manejó a capricho de ellos”, opinó Redhead.

Los ex trabajadores consideran una “burla” que mientras el comisariato, las clínicas y farmacias de Ferrominera están desabastecidas, los gerentes y el ex presidente de la estatal, Radwan Sabbagh, reconozcan que movilizaron millones de dólares para cancelar sobornos.

Comercialización directa
Tanto el trabajador Redhead como el ingeniero de minas, Vidal Rojas, quien laboró durante 26 años en el área de producción de la estatal, aseguran que la fábrica siempre vendió a empresas transformadoras; nunca a intermediarios.
La presencia de decenas de traders en la comercialización de mineral de hierro de Ferrominera, buena parte de ellas sin experiencia ni credenciales en el mercado ferrosiderúrgico, es una irregularidad que se advirtió.

Rojas considera un error que se confíe plenamente en un presidente de una empresa, sin mecanismos de contraloría efectivos más que el aval revolucionario de tal o cual funcionario.

“Este ha sido un gobierno de oídos sordos frente a las denuncias de corrupción”, agrega.
Ve natural que con la destitución de un presidente surjan estas revelaciones como la del expediente del coronel Álvarez Dionisi, porque “es como algo que ahora queda flotando”.

Una de las soluciones finales debe ser un castigo ejemplarizante, señala Vidal, si no “la empresa seguirá siendo saqueada mientras no haya sanción”.

La meritocracia
Un factor que considera importante es el respeto a la meritocracia. Traer a personas foráneas a asumir cargos dentro de la fábrica, sin sentido de pertenencia -destaca- “sin tener la mínima idea del mineral de hierro” genera riesgos como los que ahora se denuncian en la estatal.

“Yo entré como ingeniero entrenante y llegué a ser superintendente general, pero tenías que demostrarlo, te daban 90 días de prueba para demostrar tus conocimientos”, recuerda el margariteño que llegó a Guayana apasionado por las minas y el potencial de la región.

Si eso no cambia, cree que Ferrominera “no va a salir adelante, va a vivir de los aportes del Gobierno. Antes no, vivíamos año tras año en récord de producción”.

Los más afectados de esta seguidilla de errores e ilícitos, agrega el ex trabajador Ernesto Valdez, quien laboró durante 38 años en la extractora, son las personas de la tercera edad y los trabajadores activos “quienes tenemos que subsistir con ese salario y pagar medicinas, comida, y se alega que no hay recursos”.

Cree que la detención e investigación al ex presidente de Ferrominera es un primer paso para sanear la administración, “pero eso no debe quedar allí. Debería ir hasta los peces más gordos”.


Caso de corrupción en FMO

• 2 de mayo de 2012. El vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, anuncia la designación de nuevos presidentes en las empresas Sidor, Venalum y Ferrominera Orinoco.
 5 de mayo de 2012. Trasladan a gerentes, empresarios y al ex presidente de Ferrominera Orinoco, Radwan Sabbagh, a la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar en Caracas.
• 12 de junio de 2012. El presidente de la República, Nicolás Maduro, anuncia la detención del ex presidente de la estatal procesadora de mineral de hierro.
• 12 de julio de 2012. Se realiza la audiencia de presentación de Radwan Sabbagh, y se le imputan los delitos de peculado doloso propio, malversación agravada, evasión de procedimientos de licitación, concertación de funcionario público con contratista y asociación para delinquir.

Visto 7321 veces Modificado por última vez en Domingo, 01 Septiembre 2013 03:53

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.