Martes, 09 Diciembre 2014 00:00

“Quiero un país donde la gente se despida sabiendo que va a volver a casa”

 
Valora este artículo
(7 votos)
En la noche del jueves 27 de marzo Manuel Rodríguez sale en libertad condicional tras ser procesado por las protestas En la noche del jueves 27 de marzo Manuel Rodríguez sale en libertad condicional tras ser procesado por las protestas Fotos William Urdaneta / Archivo

Manuel Rodríguez fue uno de los cientos de líderes estudiantiles que encabezaron las protestas a partir de 12 de febrero, uno de los miles detenidos de forma arbitraria, y uno de los centenares que recibieron libertad condicional luego de imputárseles cargos con supuestas evidencias forjadas. Ya desde el exilio, y con un resentimiento que todavía late hacia el sistema de justicia, cuenta desde la frustración todos los vejámenes a los que fue sometido con otros de sus compañeros, pero a pesar de la nostalgia a flor de labios, mantiene incólume su compromiso de luchar por un cambio político en Venezuela.
____________________________________________________

Fueron muchos los jóvenes que irrumpieron en las calles desde el 12 de febrero, convencidos de que lograrían un cambio en el país. Aunque no significó la renuncia del Presidente de la República, como lo habían planteado, movilizaron a gran parte de la sociedad civil.


Manuel Rodríguez estuvo detenido junto con la dirigente estudiantil Ligia Delfín; ambos mantienen que dicha aprehensión fue un “secuestro”.

Con la marea baja, en la que cesaron los enfrentamientos con colectivos armados y cuerpos de seguridad del Estado, los estudiantes reivindican la lucha por una mejor democracia, aunque alguno de ellos lo hacen desde el exilio, como el dirigente estudiantil Manuel Rodríguez, quien decidió emprender un nuevo rumbo y buscar nuevas oportunidades con la esperanza de regresar a esa Venezuela que se propuso construir.

“Las razones que me motivaron a salir a protestar desde febrero fueron las mismas razones que tuvieron miles de estudiantes de distintos estados y ciudades del país: la inseguridad, la inflación, corrupción, respeto a la Constitución y a los derechos humanos. Salí a protestar exigiéndole al Gobierno un cambio en su política económica y social, seguridad para todos los ciudadanos y respeto a las leyes y a todos los que por una razón u otra hemos disentido de la línea oficial del PSUV”, explica Manuel.

El joven afirma que la respuesta del Gobierno nacional demostró parte de las razones de las por qué miles de jóvenes se mantuvieron por meses en las calles.

“Lamentablemente el gobierno de Nicolás Maduro mostró una vez más su cara de régimen dictatorial. Inició una brutal represión, detenciones arbitrarias, persecuciones. Recordemos que 43 ciudadanos perdieron la vida en manifestaciones, algunos de ellos a manos del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y colectivos armados protegidos por el Estado”, asevera.

A3ManuelManuel Rodríguez (tercero de izquierda a derecha) formó parte de los más de 150 manifestantes detenidos en el estado Bolívar

“Nunca nos detienen”
Manuel no estuvo exento de la represión y, mucho menos, de la ola de detenciones que iniciaron a partir del 19 de febrero, fecha del enfrentamiento entre protestantes y un grupo de personas que participaron de la Marcha por la Paz, convocada por el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, y el alcalde de Caroní, José Ramón López.

Junto con Ligia Delfín, Mariannys Mejías, Xabier García y Jonás Días, Manuel fue aprehendido el 24 de marzo por un grupo de civiles que los trasladaron hasta la sede Patrulleros de Caroní.

“La detención fue bastante amarga, teniendo en cuenta que nunca nos detienen. A nosotros nos secuestraron en una (camioneta) Tacoma sin placas con ventanas bastante oscuras, y al momento de montarnos en el vehículo nos dicen apuntándonos con una pistola que bajemos la cara; minutos después me doy cuenta de que llegamos a la sede de Patrulleros de Caroní y ahí me entero de que estamos en calidad de detenidos, luego nos siembran muchísimas cosas: alambre de púas, ‘miguelitos’ (objeto punzocortante para espichar cauchos), morteros con clavos, gasolina, con la única finalidad de presentar elementos para lograr una privativa en nuestra contra y así truncar nuestro futuro y detener la lucha que venimos dando durante mucho tiempo”, relata Manuel.


El abogado Ezequiel Monsalve también asevera irregularidades en las detenciones y procesos judiciales de los estudiantes que llegaron a ser privados de libertad.

El temor siempre estuvo presente, no solo por su detención sino por la angustia de que a partir de allí tuvo que enfrentar su familia. “Sentía impotencia y frustración porque aun cuando se sabe que en Venezuela no hay estado de derecho, es indignante cuando estás sentado y vez el odio en los fiscales, esas ganas de querer dañarle el futuro a un joven por el simple hecho de manifestar como lo establece la Constitución; ahí te das cuenta de lo asqueroso que es el sistema de justicia en Venezuela, cuando te das cuenta que los jueces reciben mucha presión para decidir a favor del Gobierno en un juicio político”.

Sin embargo, asegura que nunca perdió la esperanza de que salieran victoriosos, tal como sucedió el 27 de marzo, luego de tres días detenidos. La jueza, hoy destituida, admitió todos los delitos de la Fiscalía y otorgó la libertad condicional. No obstante, la incertidumbre se mantenía.

“Si bien es cierto que no pasaríamos los días recluidos en una comisaría, nuestra libertad estaba condicionada a lo que en cualquier momento el Estado quisiera hacer con nosotros. Podían volver a sembrarnos cualquier cosa o simplemente detenernos de forma arbitraria como ya lo habían hecho en un principio. A pesar de todo, mi familia y amigos recibieron la noticia con mucha alegría, pues aunque parezca incierto, con nuestra libertad se le ganó un paso al Gobierno nacional y especialmente al regional”, puntualiza.

A3EstudianteIComo otros, Manuel ingresa a la lista de jóvenes que se van del país

Regresar a Venezuela
Hoy Manuel se incluye en la lista de exiliados por razones políticas. “Quiero un país productivo... ese país en el que la seguridad, la calidad de vida y el empleo estén garantizados, que los ciudadanos se despidan sabiendo que van a volver a casa o a su país, pero no que se despidan sin saber si una bala perdida les quitará la vida o que se despidan sin saber cuándo volverán a Venezuela. Es al país que espero volver más temprano que tarde, es muy pronto para saber si volveré de vacaciones o a vivir nuevamente”.

Manuel emprendió otro rumbo, y aunque afirma que seguirá luchando por Venezuela desde donde esté, insiste en que “tampoco voy a entregarle al Gobierno mi cabeza y hacer pasar un mal rato a mi familia. Siempre estaré orgulloso de ser venezolano y aún más orgulloso de haber dado la lucha que di en compañía de grandes líderes y amigos. Venezuela volverá a ser libre, no duden de eso”.
_____________________________________________________________

Sigue la batalla

Como Manuel Rodríguez, fueron otros los jóvenes que aunque no sufrieron una detención, decidieron comenzar una nueva etapa fuera de Venezuela. Mientras tanto, aquellos que formaron parte de la larga lista de detenidos en el estado Bolívar gozan hoy de una libertad a medias, pues en su mayoría tienen régimen de presentación y otros, prohibición de salida del estado.

Cabe destacar que esas aprehensiones, pese a la libertad condicional, cambiaron su vida personal y profesionalmente; ejemplo de ello es el de Germán Correa, trabajador de Bauxilum que fue aprehendido junto al grupo del caso Karimamparú, detención que le costó su puesto de trabajo.

Otro caso que llamó la atención y generó repudio en la sociedad fue el de Xavier Beckles, joven con síndrome de Asperger, quien además de ser detenido sufrió maltrato físico y psicológico por parte de los funcionarios al momento de su detención.

Todos esos casos llevan hoy una dura batalla ante los entes competentes, incluyendo organismos internacionales en materia de derechos humanos. Esta labor la lidera el grupo de abogados del Foro Penal Venezolano.

Visto 10886 veces Modificado por última vez en Miércoles, 10 Diciembre 2014 21:44

El edil Carlos Andrés García murió a causa de un ACV estando recluido en la sede del Sebin, donde permanecía detenido por razones ...

El Movimiento Revolucionario Tupac-Amarú se une al Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), para consolidar sus equipos y estructura...

Líderes sociales de la parroquia Simón Bolívar manifestaron su respaldo al abanderado del oficialismo, asegurando que es quien ha ...

Desconocen si existe un proceso de expulsión en su contra por disentir de la decisión del partido aurinegro en el proceso de prima...

Durante su proclamación como abanderado de la oposición, Andrés Velásquez reiteró la importancia del trabajo unitario para rescata...