La dirigente estudiantil Ligia Delfín ve la lucha política con mayor madurez y determinación luego de las protestas que sacudieron el país entre febrero y mayo del 2014.